Las mayores decepciones de 2019 en series, deporte, videojuegos o política

HBO

Política, deporte, videojuegos... Estas son las mayores decepciones de 2019

¿Para qué hacer un recopilatorio de las mejores cosas que han sucedido este 2019 si podemos señalar las malas? Os presentamos nuestra particular lista del odio.

Por Juan Ángel Asensio  |  11 Diciembre 2019

Quedan pocos días para que acabe el año, e Internet comienza a plagarse de esa clase de artículos recopilatorios sobre los mejores discos/películas/series/libros/blablabla que nos ha dejado este 2019 (o incluso que nos ha dejado esta década, aunque eso da para otro artículo), pero nadie habla sobre la montaña de mierda que nos ha tocado sortear mes a mes.

Este artículo podría acabarse diciendo que lo peor del 2019, un año más, ha sido la humanidad. Todo lo malo, lo decepcionante viene siempre de la mano de nuestra especie. Así que si queréis saber lo que para nosotros han sido los mayores chascos, decepciones o fracasos del 2019, seguid leyendo, aunque tampoco esperéis que nos pongamos muy serios. Para hacerlo más entretenido, lo vamos a dividir en varios ámbitos de nuestro día a día.

Series

'Juego de Tronos'

Son ocho los años en los que 'Juego de Tronos' nos ha tenido pegados a la pantalla, pendientes de sus traiciones, sus batallas épicas y sus dragones. Ocho años de cliffhangers y escenas para el recuerdo. Ocho años esperando que los Caminantes Blancos llegaran a Poniente para poder presenciar la madre de todas las batallas. Ocho años para que despachen todo en un único, insulso y muy decepcionante capítulo. La noche es oscura y alberga horrores, tan oscura que tuvimos que subir el brillo de nuestras pantallas al máximo para poder imaginarnos qué diablos estaba ocurriendo en la escena. Ocho años para un final que ojalá hubiera sido un sueño de Resines.

P.D. Mención especial al maltrato sufrido por parte de personajes como Daenerys o Cersei.

Mereciste más, Daenerys.
Mereciste más, Daenerys. HBO

Deporte

La selección de baloncesto de Estados Unidos

España se alzó con el segundo oro de su historia en el Mundial de Baloncesto de 2019, un torneo en el que la selección más importante de este deporte, la estadounidense, terminaba con su racha de 58 victorias seguidas, quedándose sin podio por primera vez desde el año 2002.

Semana del Arte de Madrid 2020 y ARCO 2020: qué no te puedes perder
La Semana del Arte de Madrid y ARCO 2020 abren sus puertas: te contamos lo más importante, las joyas que se esconden entre tanta oferta artística y cultural.
Para Estados Unidos los mundiales de baloncesto suelen ser un paseo, un ''veni, vidi, vinci'' sin complicaciones en el que sus jugadores terminan colgándose la medalla de oro. Sin embargo, en esta ocasión, terminaron cayendo frente a Francia en cuartos de final. Todo un drama para la selección más potente del mundo, y que, quizá, significa un cambio en el panorama baloncestístico mundial, cuyo entendimiento del juego está cambiando.

¿Decepción? Claro, pero a medias. Porque si hubieran ido LeBron, Curry, Durant y compañía la historia seguramente hubiera sido muy distinta. Veremos qué sucede con los Juegos Olímpicos.

Videojuegos

'Anthem'

El mundo de los videojuegos siempre deja un reguero de decepciones a su paso. Sin embargo, durante este 2019, por sorpresa para muchos, ha sido un buen año. Por eso mismo, los juegos malos, mediocres, o que simplemente no estaban a la altura, han sobresalido por encima del resto con más facilidad. Este es el caso de 'Anthem', un juego que venía arrastrando mucho hype, y no es para menos, sabiendo que el equipo que está detrás es BioWare, creadores de títulos inmortales como 'Mass Effect' o la saga de 'Dragon Age'.

'Anthem' es plano, aburrido, previsible, con un mundo vacío y unos personajes que cumplen casi cualquier arquetipo existente. Lo que prometía ser uno de los videojuegos del año ha terminado siendo la decepción más mayúscula del mismo.

'Anthem' prometía mucho... y se quedó en nada.
'Anthem' prometía mucho... y se quedó en nada. EA

Política y sociedad

Ciudadanos

Hay decepciones que, la verdad, tampoco están tan mal. Sí, el perrito Lucas olía a leche, a la leche que terminaría metiéndose el partido naranja. 2,5 millones de votos son los que perdió Ciudadanos en las últimas votaciones. Si queréis saber lo que es la decepción, solo tenéis que mirar las caras de los escasos militantes que, después de saber los resultados, se congregaron en la sede el partido en la calle Alcalá. Un drama con plot twist final, en el que Albert Rivera concluye su arco de personaje abandonando el partido y largándose a disfrutar de la plácida vida del retirado con Malú.

Albert Rivera empezó el año lanzado, y lo terminó estrellado.
Albert Rivera empezó el año lanzado, y lo terminó estrellado. GTRES

La respuesta a la crisis medioambiental

En un año en el que el deshielo en Groenlandia (uno de los territorios que más puede afectar a la subida del nivel del mar en los próximos años) ha alcanzado unas máximas históricas, Estados Unidos, entre otros, decide salirse del Acuerdo de París. En un año que supone el punto de no retorno (esto es relativo, porque aunque no lo digan en las noticias, lo alcanzamos mucho antes) respecto a la emergencia climática, todos los focos se centran en las respuestas y en las caras de Greta Thunberg. Y así nos va.

Con Estados Unidos fuera de cualquier cumbre del clima, es muy complicado una política real para salvar el planeta.
Con Estados Unidos fuera de cualquier cumbre del clima, es muy complicado una política real para salvar el planeta. GTRES

LG V60 ThinQ 5G: características, precio y ficha técnica
LG V60 Thinq 5G, el móvil de gama alta de LG para 2020, viene con el mejor procesador y la una doble pantalla: repasa sus características y precio.
Un año más, los gobiernos y las grandes empresas vuelven a decepcionar a todos aquellos que quieren (bueno, no porque quieran, si no porque es lo que se debe) plantar cara y buscar soluciones a la emergencia medioambiental. Esto si que es una verdadera decepción, tanto para nosotros y las siguiente generaciones que aún están por venir, como para el resto de formas de vida de este planeta.

Y no, esto no es algo que vayamos a empezar a vivir en el 2050. Ya lo estamos sufriendo y no ha hecho más que empezar. La Tierra, con su capacidad de autorregularse, seguirá aquí, pero nosotros, quién sabe. De cualquier forma, esta historia no va sobre nosotros.

Artículos recomendados