Marco Paoloni: el portero que envenenó a sus compañeros de equipo para ganar una apuesta

blunote.it

La historia de Marco Paoloni, el portero italiano que envenenó a sus compañeros de equipo para ganar una apuesta

Desgraciadamente, los amaños de partidos en Italia han sido muy comunes en los últimos años. Desde el infame 'Calciopoli', caso por el que la Juventus bajó a la Serie B, se han producido amaños de encuentros en los cuales se han ejecutado estrategias delictivas insólitas. Un ejemplo de ello fue el 'Calcioscomesse' y el portero Marco Paoloni. Esto es lo que sucedió.

Por Javier Fernández  |  03 Mayo 2019

La película 'Ocean's Eleven' nos cuenta la historia de un atraco perfecto llevado a cabo por diez expertos ladrones, todos ellos liderados por Danny Ocean, interpretado por un magnífico George Clooney. En el filme, la pericia, la destreza y los nervios de acero de los antihéroes constituyen un cóctel perfecto mediante el cual logran saquear tres casinos de Las Vegas (lo sentimos por el posible spoiler, pero es que ya han pasado 18 años desde que se estrenó).

En la vida real, también ha habido robos espectaculares. No obstante, en la mayor parte de los actos delictivos, los malhechores acaban siendo atrapados debido a un cabo que han podido dejar suelto. Ocurrió en 1963, cuando trece ladrones asaltaron tren cargado con casi tres millones de libras que circulaba de Glasgow a Londres.

Los asaltantes no utilizaron armas de fuego, y consiguieron llevarse el botín. Sin embargo, las huellas dejadas por ellos en un 'Monopoly', al que jugaron mientras se fugaban de la justicia, fueron de enorme ayuda para la policía, que los acabó arrestando.

Hay quien puede considerar aquello como una chapuza, desde el punto de vista de los atracadores. En realidad, resulta complicado hablar utilizar ese concepto en términos delictivos, pues se corre el riesgo de frivolizar el crimen. A pesar de ello, existen actos tan surrealistas, que no pueden ser catalogados de otra forma. Y en Italia, y más en concreto en el fútbol italiano, saben bastante de ello.

Marco Paoloni no terminó tan bien como los de 'Ocean's Eleven'.
Marco Paoloni no terminó tan bien como los de 'Ocean's Eleven'. Facebook / Giocatori dimenticati della nostra Serie A

Partidos amañados en la Serie B

Cuando hablamos del 'calcio', del fútbol italiano, varias cosas nos vienen a la mente. El 'catenaccio', los cuatro mundiales conquistados por la 'Azzurra', grandes jugadores como Dino Zoff, Gianfranco Zola, Paolo Rossi, Paolo Maldini, Roberto Baggio, Gianluigi Buffon, Totti, Pirlo, Del Piero...

Fernando Alonso y McLaren: una relación unida por el fracaso (y el dinero)
Cuesta creer que Alonso siga confiando en McLaren para competir, cuando está demostrado que esa relación no funciona, ni ha funcionado nunca.
No obstante, hay otro elemento que destila mucha menos grandeza relacionado en los últimos tiempos con el 'calcio': los amaños de partidos. El último caso ocurrió en 2016, año en que la policía investigó varios encuentros de la Serie B celebrados en la temporada de 2013/14: el Avellino-Reggina (3-0) y el Modena-Avellino (1-0).

Según las autoridades, dos miembros importantes de la organización camorrista 'Vanella Grassi' ofrecieron 200.000 euros a cada jugador del Reggina y del Modena para que se dejasen ganar. Además, la policía pudo detectar en las llamadas entre los implicados la frase "comer tres albóndigas", en referencia, muy probablemente, a los tres goles que el Avellino le hizo al Reggina.

El uso de esta expresión tan evidente no parece la mejor de las estrategias de ocultación de un plan criminal. Afortunadamente, las mentes criminales que organizan los amaños deportivos ya no parecen tan inteligentes como antes. Un ejemplo claro de ello fue el 'Calcioscommesse'.

Una trama con Paoloni como nombre propio

El 'Calcioscommesse' fue un caso enmarcado en una investigación que llevaron a cabo las autoridades italianos sobre una red de amaños de partidos de fútbol en la temporada 2011/12. Numerosos clubes de la primera y segunda división italianas estuvieron involucrados, así directivos y decenas de exfutbolistas entre los que se encontraba 'Beppe' Signori, histórico delantero de la Serie A, competición en la que llegó a anotar más de 200 goles.

Precisamente, Signori fue condenado a 5 años de inhabilitación de cualquier actividad relacionada con el fútbol italiano. Otros condenados fueron Cristiano Doni, capitán del recién ascendido Atalanta en aquel momento, y Marco Paoloni, portero del Cremonese, cedido allí en aquel momento por el Benevento.

Paoloni fue una figura importante en esta trama, estaba metido de lleno en la misma. Quiso convencer a los jugadores del Lecce, en su visita al Inter de Milán aquella temporada, del amaño que se había concebido: la idea era generar apuestas por la goleada local, y que el resultado del partido fuera después mucho menos abultado. No quedó ahí la cosa. El guardameta, acosado por las deudas, fue protagonista de un hecho insólito.

Sedantes y deudas

Conflicto Huawei vs Google: ¿qué va a pasar realmente con tu Huawei?
El veto de EEUU (y por ende de Google) a Huawei deja en una situación complicada a la firma china. ¿Qué pasará con nuestros Huawei?
Paoloni decidió amañar un partido entre el Cremonese y el Paganese para que el club por el que él estaba cedido perdiera. Sí, su propio equipo. ¿Cómo lo intentó? Suministrando un sedante en las bebidas que bebieron sus compañeros en el descanso.

Cinco de ellos se mostraron indispuestos, y uno de ellos, Carlo Gervasoni, sufrió un accidente de coche al volver a casa. Los análisis mostraron que los futbolistas habían ingerido sustancias sedantes, y Paoloni fue descubierto. Además, el Cremonese ganó ese partido.

Marco Paoloni, agobiado por las deudas, administró sedantes en las bebidas de sus compañeros del Cremonese para que perdieran un partido contra el Paganese en la temporada 2011/12.
Marco Paoloni, agobiado por las deudas, administró sedantes en las bebidas de sus compañeros del Cremonese para que perdieran un partido contra el Paganese en la temporada 2011/12. bignotizie.it

Graves reincidencias

Más allá de lo sorprendente del hecho, lo cierto es que la sombra de los amaños lleva sobre el fútbol italiano mucho tiempo. En 2006 se conoció la sentencia judicial del 'Calciopoli', el mayor caso de amaños de la historia del 'calcio', que condenó a la Juventus de Turín a bajar a la Serie B por haber creado una organización de amaños de partidos mediante la cual se designaban árbitros que favorecieron a los 'bianconeri'.

Si bien aquella fue la condena más dura, hay que recordar que otros grandes equipos italianos fueron condenados: AC Milan, Fiorentina y Lazio. Por lo tanto, la incredulidad que provocan los estúpidos delincuentes como Paoloni no puede apartar el foco de un problema que ha generado tanto daño en el fútbol italiano.

Artículos recomendados