Lil Nas X, el icono gay que hace temblar los cimientos del hip-hop... y de Nike Lil Nas X, el icono gay que hace temblar los cimientos del hip-hop... y de Nike

Lil Nas X, el ¿satánico? icono gay que ha puesto en jaque a la industria del hip-hop: esta es su historia

Todos hablan de la estética satánica de 'Montero' y de sus polémicas Nike, pero, ¿quién es realmente Lil Nas X? Analizamos la vida y los problemas que ha tenido que afrontar uno de los actuales iconos de la cultura LGTBQ+, el encargado de reivindicar lo difícil que es ser gay en el mundo del hip-hop (y en la América profunda).

Por Juan Pérez  |  31 Marzo 2021

Lil Nas X está en boca de todos. Y la verdad, no es para menos. Si el videoclip de 'Montero (Call Me By Your Name') nos dejó con la boca abierta, las polémicas Air Mas 97 satánicas con sangre humana que ha lanzado junto a MSCHF, ya denunciadas por Nike, le han situado en todos los temas de conversación.

Su supuesto acercamiento al satanismo, o precisamente la crítica sibilina del videoclip hacia cómo la religión ha fomentado la homofobia, ha generado un nuevo debate, una polarización en torno a Lil Nas X y multitud de críticas de los que no están precisamente en su bando. Nada a lo que no esté ya acostumbrado el artista, icono gay que ha tenido que soportar en sus dos décadas de vida la dificultad de ser un chico negro homosexual en la América profunda y en el mundo del hip-hop. Quizás conociendo su historia, muchos puedan entender mejor lo que rodea a Lil Nas.

De ser un creador de memes a lanzar el country más escuchado de la década

Montero Lamar Hill nació en 1999 en Georgia, Atlanta (EEUU). De familia humilde, hijo de madre dominicana y padre británico, la vida de Montero dio un giro de 360º con el divorcio de sus padres cuando tenía seis años. Montero vivió con su padre, un cantante de gospel con el que pasó una adolescencia sin muchos amigos, recluido en Internet. Su gran capacidad creativa para la cultura pop, don que conserva hoy en día, le hizo muy popular en Twitter creando memes.

Si bien sus publicaciones en cierto modo le sirvieron para el mundo online, en el mundo real era Montero se encontraba en pleno proceso de frustración propio de cualquier joven. Al menos él tenía claro que quería ser artista, pero no sabía cómo hacerlo. En 2018 empezó a subir sus primeras composiciones a Soundclound, y el 3 de diciembre de ese año lanzó en la plataforma la primera versión de 'Old Town Road', con una base que le costó 30 dólares, y con una letra totalmente escrita por él.

La unión de country y hip-hop y, sobre todo, su viralización en TikTok gracias al 'Yeehaw Challenge', catapultaron a 'Old Town Road' y a Lil Nas X al número 1 de los Billboard Hot 100 Chart durante 19 semanas. Por supuesto, también dominaba en la categoría de temas country, hasta que Billboard sacó la canción de la lista, alegando a que no podía ser catalogada como tal. A pesar de que Billboard siempre negó que hubiera otro motivo, los rumores apuntaron a que la empresa había sucumbido a las presiones de una serie de fans y peces gordos del género, que no veían con buenos ojos que un chico negro liderara la lista de country.

La primera polémica en la que se vio sumido Lil Nas le sirvió para contar con el apoyo de Billy Ray Cyrus, padre de Miley e icono del country, con el que grabó una nueva versión de 'Old Town Road' que se popularizó mundialmente. En apenas un año, Lil Nas X se convertía en el nuevo hijo pródigo del hip-hop. Pero en junio de 2019, su vida y su carrera musical cambiaron radicalmente tras anunciar abiertamente su homosexualidad.

La homosexualidad no es abrazar a Satán; la homofobia, sí

Montero tardó mucho en aceptarse tal y como era. Tal y como ha contado en varias entrevistas, en la pubertad, cuando comenzó a darse cuenta de su orientación sexual, rezaba todas las noches para que su gusto por los chicos fuese solo una fase transitoria. Situado en una zona conservadora y religiosa de Atlanta, la homosexualidad no era demasiado bien aceptada. Ser un chico negro gay suponía una doble discriminación que Montero ocultó durante toda la adolescencia.

Tras hacerse un hueco en la industria del hip-hop y un modelo para millones de personas, decidió que era el momento de ser valiente y ayudar a muchos chicos a que no vivan tan encerrados como él estuvo. Así lo ha dejado claro en una emotiva carta a su 'yo' de 14 años con motivo del lanzamiento de 'Montero', el polémico videoclip satánico: "Querido Montero de 14 años, he escrito una canción con nuestro nombre. Sé que prometimos no salir del armario públicamente, sé que prometimos no ser 'ese' tipo de persona gay, sé que prometimos morir con ese secreto, pero esto abrirá puertas para otras muchas personas para que simplemente puedan existir".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Lil Nas X (@lilnasx)

En junio de 2019, y de nuevo a través de la música, Lil Nas declaraba su homosexualidad. Lo hizo el último día del mes del Orgullo, en un tweet que mostraba su canción 'c7osure': "Algunos de vosotros ya lo sabéis, a algunos no os importa, pero antes de que acabe el mes quiero que escuchéis la canción 'c7osure'".

'C7osure', un alegato a la libertad, contrastó con las múltiples reacciones negativas que tuvo que afrontar el artista, situado en un género musical que históricamente no se ha podido considerar 'gay friendly' por sus letras. Desde entonces, Montero no se ha callado en ningún momento, señalando y contestando a los trolls, políticos o líderes de opinión que se han mostrado críticos con él por su orientación sexual, y de paso derribando las puertas (que ya abrió Frank Ocean anteriormente) de la homofobia en el hip-hop y en la sociedad: "Mientras alguien señale en la escuela por ser gay, o piense que lo es por escuchar mis canciones, todavía queda mucho que hacer".

Con el último lanzamiento de 'Montero', también subtitulado 'Call Me By Your Name' en honor a la famosa película LGTBIQ+, Lil Nas nos enseña, con grandes alusiones al cielo y el infierno, a Adán y Eva y a la Grecia clásica, todo su proceso. El mundo de los viajes en caballo con el padre de Hannah Montana ha dado paso a un universo mucho más fantasioso y provocativo, con un lap dance al mismísimo Satán que ha revolucionado (y escandalizado) al sector más puritano de EEUU.

No ha calmado las aguas el propio Lil Nas, a quien le gusta provocar como a nadie, lanzando junto a la firma MSCHF una peculiar colección de zapatillas Air Max 97. En el exterior aparece una cruz invertida y la estrella de cinco puntas como piezas decorativas, con versículos de la Biblia donde se hace una adoración al diablo. Por si fuera poco, una gota de sangre humana en el interior de la cámara de aire de la suela completa el conjunto. Salieron 666 pares a la venta, y se agotaron en menos de un minuto. Nike, ante tanto censurador suelto, ha aclarado que no tiene nada que ver con estas sneakers, y ha denunciado a MSCHF.

Lo cierto es que, por mucho que quieran ver el videoclip como una alabanza al satanismo, lo que hace Lil Nas en 'Montero' es criticar con ferocidad a todos aquellos que han utilizado la religión para fomentar la homofobia desde hace tantos y tantos siglos. Si ellos le mandan al infierno por sus 'pecados', él se convertirá en el mismísimo rey del inframundo.

Aquel chico que rezaba por ser lo que se ha entendido siempre por 'normal', ahora acoge y celebra no ser como ellos. Les guste o no a muchos, 'Montero' es ya historia de la música.

Artículos recomendados