'La Resistencia' de la comunidad de YouTube a pagar pone en jaque a Movistar+ 'La Resistencia' de la comunidad de YouTube a pagar pone en jaque a Movistar+

Movistar

'La Resistencia' sigue atrapada entre la viabilidad económica y los intereses de su comunidad de YouTube

Parece que la jugada de Movistar de reducir el tiempo de los vídeos de YouTube de 'La Resistencia' está generando más problemas de los esperados...

Por Jon Irisarri  |  04 Noviembre 2021

No son momentos sencillos para el programa presentado por David Broncano. Tras el enorme éxito alcanzado en los últimos años, el late night había construido una gran comunidad en torno al contenido que se subía al canal de YouTube. Si bien es cierto que el programa se recortaba, se podía ver la entrevista casi al completo y otro vídeo con uno de los momentos más divertidos de la emisión. En definitiva, se podía ver lo mejor del programa casi en su totalidad de forma gratuita. Sin embargo, con el inicio de la quinta temporada, Movistar+ tomó la decisión de realizar un giro estratégico reduciendo drásticamente el contenido que se ofrece en YouTube.

Ahora, para disfrutar de las entrevistas de 'La Resistencia' o los vídeos de Ponce o Ignatius, debes suscribirte a Movistar+ Lite, un paquete de Movistar para el cual no necesitas pertenecer a la compañía. La oferta es de 1 céntimo al mes, lo que a priori puede resultar una minucia, y algo fácilmente asumible por quienes ven los vídeos de YouTube. Es más, esta oferta viene acompañada con la creación de un canal 24 horas, donde se podrán ver todos los contenidos generados por el programa, tanto antiguos como recientes. Sin embargo, parece que ni con esas ha conseguido convencer a su audiencia online. El problema va más allá del dinero, y atenta contra una comunidad que se había gestado en YouTube y que ahora no está dispuesta a desaparecer sin más.

Mientras Movistar+ lleva desde el comienzo de la quinta temporada reduciendo a la mitad la duración de las entrevistas en YouTube, los usuarios han contraatacado donde pueden hacerse fuertes: en los vídeos de YouTube. Es entrar en cualquiera de los subidos desde septiembre de 2021 y observar la cantidad de dislikes, la caída de visitas y la infinidad de comentarios criticando el movimiento empresarial y dejando claro que ellos son la verdadera resistencia.

Todos los comentarios de los últimos vídeos de YouTube de 'La Resistencia' van en la misma dirección Todos los comentarios de los últimos vídeos de YouTube de 'La Resistencia' van en la misma dirección, imagen de sustitución
Todos los comentarios de los últimos vídeos de YouTube de 'La Resistencia' van en la misma dirección YouTube

¿Es tan complicado pagar por lo que nos gusta?

Es lo más normal del mundo asumir que cuando te tomas una cerveza con tus amigos, antes de irte a casa debes pagar por ello. Sin embargo, esto no ocurre con los contenidos audiovisuales generados por la industria, y es que la sociedad se ha acostumbrado a recibir multitud de contenido de forma gratuita. Desde los periódicos, pasando por los youtubers hasta los propios shows televisivos, se han visto envueltos en la encerrona de realizar un contenido que no va a ser pagado. Si bien es cierto que la publicidad y la productora invierten económicamente en que salga adelante, el consumo parte con la obviedad de que va a ser gratuito.

La calidad de los contenidos, desde un reportaje bien hecho hasta un programa en un teatro más grande y con mayor presupuesto, depende de que los seguidores y consumidores entiendan que su aportación económica es necesaria. Si tan obvio nos resulta pagar por tomar una cerveza o por ir al cine, lo mismo debería ocurrir cuando se consume un contenido que disfrutas. Es cierto que el cambio de lo gratuito al pago es difícil de llevar cuando has recibido un contenido durante años sin tener que pagar nada, pero esta reflexión debería darse entre todos los seguidores si quieren que su programa favorito siga existiendo.

La comunidad de Youtube queda huérfana

La decisión de Movistar de captar clientes mediante un cambio de estrategia es comprensible desde el punto de vista económico. Como se ha comentado, el contenido de calidad tiene un precio. Sin embargo, los soportes tradicionales deberían recapacitar acerca de las nuevas comunidades que se crean en nuevos medios como YouTube. La accesibilidad, los comentarios y el feedback que realizaban los seguidores de 'La Resistencia' en el canal desaparecen con este nuevo cambio. En definitiva, la comunidad generada alrededor de uno de los programas más exitosos de los últimos años queda huérfana.

Y esto, en realidad, tiene más importancia de lo que parece, y desde luego más que la que Movistar pensaba. Esta comunidad, que también se extrapolaba a Twitter, era y es uno de los valores añadidos del late night. Era habitual que el consumo de un vídeo del canal de 'La Resistencia' viniera acompañado de la lectura de los comentarios destacados del mismo. Entre ellos encontrabas un contenido añadido al programa, una nueva píldora de comedia que se construía gracias a los viewers y que formaban parte de tu día a día.

Que esto sea posible en las nuevas plataformas como Movistar Lite es uno de los asuntos pendientes para que la comunidad pueda seguir existiendo, pero de primeras parece difícil. Entender el valor añadido de todo ello y ser conscientes de que con los viewers no se puede jugar de la misma manera que con los espectadores, no debería pasar desapercibido para Movistar ni para los directores del programa. Grison ha comentado que están haciendo todo lo posible para que sus seguidores estén bien, y entender el sentido de la comunidad, así como remarcar la importancia de pagar por lo que nos gusta, deberían ser los primeros pasos.

Artículos recomendados