Desestimados los cargos de agresión sexual contra Kevin Spacey en Massachusetts

GTRES

Punto y aparte en el caso de Kevin Spacey: desestimados los cargos de agresión sexual

El actor estadounidense ha sobrevivido al primer juicio. La fiscalía ha declarado que no había pruebas suficientes y, por lo tanto, han decidido cerrar el caso. Aún quedan decenas de denuncias que están siendo investigadas.

Por Miguel Arjona  |  18 Julio 2019

El caso de Kevin Spacey toma un alto en el camino. La fiscalía de Nantucket, Massachusetts, ha desestimado los cargos de la presunta agresión sexual del actor contra un joven de 18 años. Estos hechos se remontan al año 2016, cuando el denunciante dijo tener 23 años en lugar de su edad real (18 años). El actor lo invitó a tomar bebidas alcohólicas, que es ilegal en Estados Unidos, ya que la mayoría de edad está delimitada a los 21 años. Después, Kevin Spacey lo habría invitado insistentemente a su casa, lugar donde presuntamente habría acosado al joven.

Los fiscales decidieron abandonar la investigación después de que el denunciante se acogiese a la quinta enmienda, derecho a no declarar contra sí mismo o autoincriminarse, y se negase a declarar sobre el móvil que utilizó aquella noche, y que supuestamente perdió durante las audiencias del juicio. El abogado de Kevin Spacey alegó que dicho móvil era una prueba clave para demostrar la inocencia de su cliente.

Spacey pidió una copia forense de aquel terminal con los datos completos y que no estuviesen alterados. Entre la información que contenía el teléfono se encontraban mensajes y fotografías que probaban que aquel encuentro fue consentido. Todo ello según lo declarado por la parte defensora.

La reputación de Kevin Spacey no volverá a ser la misma.
La reputación de Kevin Spacey no volverá a ser la misma. GTRES

Sin embargo, el caso no ha llegado a su fin. El protagonista de 'House of Cards' no puede dar por terminadas sus citas con los juzgados, ya que acumula decenas de denuncias que todavía están por resolverse. El actor ha sido acusado por cargos de agresión sexual de alrededor de 30 hombres. Todas estas acusaciones todavía son objeto de investigación y podría haber aún más juicios.

Las consecuencias del caso

Kevin Spacey ha sido uno de los actores más reputados de los últimos años. Su carrera cinematográfica ha sido extensa y ha interpretado una enorme lista de personajes reconocibles. La encarnación del villano de 'Se7en' o su interpretación de un hombre obseso en 'American Beauty' entre otras muchas películas. Aunque, como no podía ser de otra manera, toda su carrera profesional se ha visto salpicada por las acusaciones.

Recycled J:
Masculinidad tóxica, autotune, su Carabanchel, el precio de la fama... Hablamos de todo con Recycled J, uno de los artistas urbanos españoles del momento.
El actor se disculpó pocos días después de que se hiciesen públicas las acusaciones y los rumores se sucediesen en las redes sociales. Utilizó su cuenta de Twitter para hacer un breve comunicado en el que afirmaba no recordar dichas actitudes, además de admitir su homosexualidad.

La primera de las consecuencias generadas por este escándalo fue la desaparición de Frank Underwood de la serie 'House of Cards'. Netflix decidió retirar el personaje protagonista de la serie encarnado por Kevin Spacey a raíz de las primeras acusaciones. La producción fue retomada dando una mayor importancia al personaje de Robin Wright, que se convirtió en la cara visible durante su última temporada.

Pocas semanas después, Kevin Spacey también fue eliminado de otra de sus producciones recientes. Es el caso de 'Todo el dinero del mundo', cuyo director, Ridley Scott, eliminó el personaje encarnado por el actor, y volvió a grabar todas sus escenas. Su sustituto fue Christopher Plummer, otro de los nombres reputados en Hollywood.

Su última película, 'Billionaire Boy's Club', acompañado por Taron Eggerton ('Rocketman') y Ansel Elgort ('Baby Driver') sufrió un boicot y apenas consiguió dos millones de dólares, de los cuales 1.349 dólares fueron de la recaudación estadounidense. Fue un fracaso rotundo de taquilla.

Kevin Spacey quiso dar un giro a su reputación con un corto amateur en el que actuaba como Frank Underwood. Su título es 'Let me be Frank', en lo que parece aludir a un intento de hablar de manera franca, honesta, así como una petición para encarnar de nuevo al personaje de 'House of Cards'.

Otros casos similares

Vuelven las icónicas 'Fast Rider' de Puma
Repasamos todas las novedades y productos de la nueva colección de zapatillas 'Fast Rider' de Puma.
La irrupción del movimiento #MeToo ("Yo también" en castellano) ha supuesto un antes y un después, y las acusaciones se han sucedido como un efecto dominó. . Este hace referencia a las víctimas de conductas sexuales inapropiadas, entre las que, por supuesto, figuran abusos y agresiones sexuales. El primer caso fue el del productor Harvey Weinstein. Fue acusado por numerosas actrices de abuso sexual y chantaje para conseguir papeles en sus películas.

Otro de los casos más mediáticos ha sido el de Louis C.K. El cómico fue acusado de cometer conducta sexual indebida a cinco mujeres al masturbarse delante delante de ellas. Este reconoció que estas acusaciones eran reales a través de un comunicado publicado en la cuenta de Twitter de Dave Itzkoff, periodista del New York Times.

Estas acusaciones también han llegado a las mujeres. Asia Argento, actriz e hija del aclamado director Darío Argento, fue acusada de abuso sexual por parte de Jimmy Bennett. Según publicaba el New York Times, la actriz llegó a un acuerdo con el joven actor para comprar su silencio cuando apenas tenía 17 años. La cantidad económica ascendía hasta los 330.000 euros. Este escándalo llega no solo por su gravedad, sino por que Argento ha sido una de las primeras en denunciar a Harvey Weinstein, además de ser una de las caras visibles del movimiento #MeToo.

Artículos recomendados