Javier Tebas, un Mallorca-Recreativo de Copa del Rey no es un fracaso, sino un éxito

Twitter/@RCD_Mallorca

Javier Tebas deja claro una vez más que a él una competición que no beneficie a los grandes le interesa más bien poco

El ansia por criticar el nuevo formato de la Copa del Rey, a priori más justo que el anterior, ha llevado a Javier Tebas a calificar de "fracaso" la final de Copa del Rey de 2003 entre Mallorca y Recreativo. Qué podemos decir ya de los patinazos del presidente de LaLiga...

Por Guillermo Galindo  |  13 Mayo 2019

Javier Tebas lo ha vuelto a hacer. En una entrevista con los directores de los principales diarios deportivos del país en 'El Golazo de Gol', el presidente de La Liga ha atizado sin discreción el nuevo formato de la Copa del Rey (partido único hasta semifinales disputado en casa del equipo de menor categoría). La crítica a la actualización de la competición copera puede ser lícita, la justificación no tanto. Para Tebas, este nuevo modelo será un "fracaso" que nos devolverá a finales como la vivida en 2002-2003 entre Mallorca y Recreativo de Huelva. ¿Pero desde cuándo eso es un fracaso? ¿Tienen que llegar los mismos siempre por decreto?

Lo primero de todo. Esa final, al contrario de lo que comentaba Tebas, no se disputó a partido único hasta la semifinal. Fue solo a partido único hasta octavos, a partir de ahí, se seguían los parámetros actuales. El Mallorca, de hecho, tuvo que eliminar a doble partido al Real Madrid (y lo hizo sin apenas dificultad además) y a uno de los mejores Deportivo de la Coruña de la historia. El Recreativo, por su parte, se cargó al Atlético de Madrid y a Osasuna, entre otros. La final se disputó en Elche y el conjunto mallorquín arrasó, con un contundente 3-0.

El error con el tipo de eliminatoria, aunque grave, se le puede disculpar, pero es que lo realmente serio del asunto es que, para Javier Tebas, una final Mallorca-Recreativo sea un fracaso. Y recordemos que se trata no de una persona que da una opinión desde la barra del bar, sino del máximo mandatario de la Liga de Fútbol Profesional, que debería tratar a todos los equipos por igual, no a Real Madrid, Barcelona (y si me apuras Atlético) por un lado, y al resto por otro.

20 años de 'Matrix': aniversario de la película 'trans' más filosófica de la historia
Las hermanas Wachowski estrenaron 'Matrix' en 1999. Aquella película dejó una huella imborrable en la cultura moderna, y dio pie a numerosas interpretaciones.
Tebas ha querido rectificar en Twitter, pero no es que haya servido de mucho. De hecho, aunque con palabras más suaves, ha dejado la misma idea que horas antes: a él lo que le importa es el bienestar de los gigantes. Si Barcelona y Real Madrid están molestos con el nuevo formato porque les perjudica, el problema es suyo, no del resto de equipos españoles que la juegan, ni de los aficionados de esos equipos. El seguidor del Pontevedra, del Rayo Majadahonda o del Eibar tiene el mismo derecho de ver a su equipo en la gran final que el culé, el colchonero o el madridista. Y con el anterior formato esto era prácticamente imposible.

La Copa se ha convertido durante años en el cortijo de los grandes, que avanzaban rondas incluso sin quererlo (y si no que se lo digan al Barça este año) gracias a unas reglas que claramente les benefician. ¿A que nos lleva esto? A finales muy similares, pero cuyo interés novedoso es nulo. ¿Alguien recuerda todas las finales que ha disputado el Barça últimamente de Copa del Rey? ¿No os parecen todas idénticas? ¿Así es cómo se pretende dar valor a la Copa? Al menos la disputada hace 16 años entre Mallorca y Recre todavía se recuerda, y eso que no la disputaban ninguno de los grandes. Sin embargo, solo con la ilusión que pusieron ambas hinchadas, claramente valió la pena. Esa edición no fue un fracaso, sino un éxito total, como ha confirmado el propio Mallorca en Twitter.

II Edición Twitch Rivals: qué es y quién participa
Todo lo que necesitas saber sobre Twitch Rivals, que celebra su segunda edición con 125.000 euros en premios. ¿Quién ganará?
Evidentemente, en general una final de ese tipo tendrá menos interés que un Madrid-Barça, pero es que el fútbol español va más allá de estos dos equipos, por mucho que le pueda molestar al presidente de La Liga. Por tanto, si se enfadan, allá ellos. Si no le dan el valor suficiente a la competición, otros lo harán en su lugar, y no pasará nada, nadie los echará de menos, más allá del dinero de las televisiones y los intereses del señor Tebas. Por el bien del fútbol, ojalá la próxima temporada la final sea Mallorca-Recre.

Artículos recomendados