La FIFA prohíbe a Inglaterra llevar el brazalete 'One Love' La FIFA prohíbe a Inglaterra llevar el brazalete 'One Love'

Getty

La FIFA amenaza a Inglaterra con sanciones deportivas por llevar el brazalete 'One Love'

La decisión se tomó en el mismo día del primer partido de Inglaterra, ante las amenazas de sanción de la FIFA.

Por Irene Melgosa  |  21 Noviembre 2022

La polémica por la situación del colectivo LGTBIQ+ en Qatar vuelve a la palestra apenas el segundo día de competición. Y es que, a pesar de los intentos de la FIFA de dejar de lado la política y centrarse solo en el deporte, la defensa de los derechos humanos básicos no es ni una cuestión de política ni de "respeto por las tradiciones del país sede". Las selecciones participantes en la campaña 'One Love' parecían firmes en estas convicciones hasta que, en el último momento, se echarán atrás.

Los capitanes de Inglaterra, Gales, Alemania, Países Bajos, Bélgica, Dinamarca y Suiza no portarán los brazaletes con el corazón y colores con el mensaje a favor de los derechos humanos, una de las principales medidas proLGBT que se iban a dar en el torneo. ¿El motivo? Las amenazas de la FIFA.

La FIFA y el veto a la reivindicación LGBTIQ+

En un principio, la organización intimidó a las federaciones de los países involucrados con sanciones económicas. Ante esto, Mark Bullingham, presidente de la Football Association, la Federación de Fútbol de Inglaterra, dijo estar preparado para pagar las multas que fuesen necesarias por poder mostrar sus valores.

Sin embargo, todo se vino abajo cuando la FIFA aumentó su amenaza, y la trasladó al terreno deportivo: todo jugador que saltase al campo con el brazalete de 'One Love' sería automáticamente sancionado con una tarjeta amarilla.

Ante el peligro de perder a sus capitanes en las fases finales, las selecciones se echaron atrás. "No podemos poner a nuestros jugadores en una posición en la que podrían enfrentar sanciones deportivas, así que hemos pedido a los capitanes que no intenten vestir los brazaletes en los partidos del Mundial". Así lo anunciaban mediante un comunicado conjunto.

El mensaje fue publicado la mañana del 21 de noviembre, fecha en la que Harry Kane, capitán de Inglaterra, sería el primero en iniciar esta protesta en el partido de su país contra Irán. Aunque las federaciones dicen sentirse muy frustradas, a muchos esto les suena a excusa.

'One Love' y el 'pinkwashing'

Inglaterra y los demás no han sido capaces de llevar su reivindicación hasta las últimas consecuencias. Dichos países han preferido darse palmadas en la espalda y decir que no pueden hacer más porque pone en aprietos su permanencia en el campeonato.

Es fácil reivindicar algo sin asumir el fruto de tus actos. Nadie pide que Neuer o Kane se expongan a una pena de cárcel, pero una tarjeta amarilla es una sanción leve por el valor de reivindicar los derechos LGTB en un país en el que el colectivo es ilegal. El valor de estos gestos queda así enterrado y huele a pinkwashing, cuando a la mínima contrariedad prefieren retirarse de la campaña.

Por su parte, la FIFA pide que los participantes de 'One Love' no den lecciones morales. Una gran ironía escuchar estas palabras de la misma organización que, en el día del comienzo del Qatar 2022, tenía a su director de comunicaciones, Bryan Swanson, afirmando en rueda de prensa ser gay y defendiendo a Infantino.

Si Bryan Swanson estaba mintiendo, esto es una manera ridícula de blanquear la homofobia latente en Qatar. Pero si la declaración de Swanson es verdadera, es aún más triste ver como alguien parte del colectivo vende su dignidad y sus derechos al mejor postor.

Artículos recomendados