Las huelgas más importantes del mundo del deporte Las huelgas más importantes del mundo del deporte

AFE

Huelga y deporte: una relación que sigue siendo exitosa con el paso de los años

De hacerse efectiva la amenaza de huelga por parte de la AFE, sería la sexta del fútbol español, uno de los países más dados a esta reivindicación. No es el único, ya que Estados Unidos cuenta con un amplio historial de huelgas en sus principales deportes a sus espaldas.

Por Guille Galindo  |  28 Agosto 2018

El acuerdo entre La Liga y la multinacional estadounidense Relevent por el cual se disputarán partidos oficiales de Primera División en EEUU durante los próximos 15 años ha provocado un auténtico terremoto entre aficionados y jugadores, con amenaza de huelga por parte de la Asociación de Futbolistas de España (AFE) incluida.

En septiembre se reúne la AFE con la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para tratar este asunto y llegar a un acuerdo, pero su postura nos lleva a recordar la importancia que ha tenido la huelga y la protesta de los profesionales en el mundo del deporte. Fútbol, baloncesto, béisbol... No hay máxima categoría deportiva que no haya sufrido un parón alguna temporada con el fin de obtener mejoras salariales o mejores condiciones. Muchas veces, los que han dinamitado la estabilidad de la competición han sido los árbitros, actores fundamentales que también han reclamado una importancia salarial o un respeto acordes a su primordial papel en los terrenos de juego. Repasemos los casos más sonados.

Madrid y Barça jugaron un amistoso en Florida el año pasado. Las entradas llegaron a costar 1000 dólares. Madrid y Barça jugaron un amistoso en Florida el año pasado. Las entradas llegaron a costar 1000 dólares., imagen de sustitución
Madrid y Barça jugaron un amistoso en Florida el año pasado. Las entradas llegaron a costar 1000 dólares. GTRES

Fútbol

España

Si en septiembre La Liga sigue en sus trece y mantiene su compromiso con la compañía audiovisual Relevent sin compensar a los jugadores, estos iniciarán la que sería la sexta huelga efectiva del fútbol español.

La primera tuvo lugar en 1979, cuando la recién creada AFE exigió una serie de derechos que hoy en día son incuestionables, como cotizar en la Seguridad Social. Además, se protestó por una ley restrictiva que permitía a los clubes retener a los jugadores contra su voluntad, y se intentó eliminar el límite de edad para poder jugar en Tercera, que era de 23 años. La jornada 23 no se disputó, y finalmente los futbolistas lograron sus objetivos.

Dos años más tarde, la AFE volvió a la huelga y planteó la suspensión de la primera jornada de liga, forma de actuación que ha repetido desde entonces. El propósito esta vez era terminar con el impago a muchos jugadores (350 millones de pesetas de deuda), así como con la alineación obligatoria de un jugador sub20 en los equipos de Segunda División.

La primera jornada no se disputó, y la segunda se hizo con juveniles. Los jugadores aprovecharon la necesidad de la Real Federación Española de Fútbol de terminar con la polémica la temporada en la que España era anfitriona del Mundial y consiguieron que se aprobaran sus reivindicaciones. No obstante, asuntos como el de los derechos de imagen de los jugadores quedaron sin solucionarse, lo que propició una nueva interrupción a tres jornadas del final de Liga. El escaso seguimiento frenó en esta ocasión las aspiraciones de la AFE.

EEUU tiene otra forma de vivir el soccer, más enfocada hacia el espectáculo que al sentimiento, todo lo contrario que en España. EEUU tiene otra forma de vivir el soccer, más enfocada hacia el espectáculo que al sentimiento, todo lo contrario que en España., imagen de sustitución
EEUU tiene otra forma de vivir el soccer, más enfocada hacia el espectáculo que al sentimiento, todo lo contrario que en España. GTRES

En 1984 se creó la Liga de Fútbol Profesional, que tuvo que hacer frente nada más empezar a una nueva huelga de futbolistas. La AFE convocó la convocó en la jornada 2 tras haber soportado varias promesas incumplidas de años atrás y con la intención de que los jugadores participaran en el reparto de los derechos televisivos. Los clubes apostaron por seguir como si nada, con juveniles en el campo. El resultado fue un desastre, con los estadios a un 10% de su capacidad total y un escaso seguimiento de los partidos. Por si fuera poco, la Magistratura de Trabajo suspendió la tercera jornada al prohibir a los clubes alinear a los juveniles.

Hasta 2011 hubo varias amenazas de huelga por asuntos concretos como la Ley Bosman, pero ninguna efectiva. Ese año, la AFE liderada por el actual presidente de la Federación, Luis Rubiales, llamó a la huelga en las dos primeras jornadas de Liga con el fin de solucionar el impago de 50 millones de euros en total a unos 200 futbolistas, en un momento en el que la crisis económica afectaba a todos los estamentos. La primera jornada no se disputó, y un acuerdo a última hora permitió que sí se pudiera jugar la segunda.

Los árbitros pararon una vez, en 1997, como consecuencia de los constantes insultos que recibían en todos los campos de Primera. No obstante, la 14ª jornada siguió adelante con árbitros de 2ªB.

Europa

En las principales ligas de Europa las huelgas de futbolistas no han tenido tanto protagonismo, al margen del Calcio italiano, con varias reivindicaciones de este tipo, las últimas de ellas en 2010 y 2011 por la falta de protección de los jugadores ante sus clubes, especialmente de los que no contaban para el entrenador.

En Francia, el último conato de huelga tuvo lugar en 2013, cuando los profesionales de la Ligue 1 y Ligue 2, las dos máximas categorías, anunciaron paros tras la medida del presidente de la República François Hollande de impulsar un impuesto a las rentas más altas. No consiguieron su objetivo y se desestimó la huelga, que habría sido la primera desde 1972.

El impuesto francés afectó a un PSG que estaba reclutando grandes estrellas en ese momento. El impuesto francés afectó a un PSG que estaba reclutando grandes estrellas en ese momento., imagen de sustitución
El impuesto francés afectó a un PSG que estaba reclutando grandes estrellas en ese momento. Shutterstock

Al menos tienen un precedente, no como el fútbol inglés, con cero huelgas a lo largo de su historia. En 2001 los jugadores de la Premier estuvieron a punto de romper la tradición, al exigir un mayor porcentaje en los derechos televisivos. Ellos querían 25 millones de libras (un 5% del contrato de aquel entonces), los clubes ofrecían 10. Los detalles no salieron a la luz, pero se llegó a un consenso y el asunto no pasó a mayores.

Latinoamérica

Si en Europa durante la última década las huelgas en las ligas importantes pueden contarse con el dedo de una mano, en Latinoamérica la situación es muy diferente. En unas ligas que todavía carecen de la profesionalidad deseada, los futbolistas han recurrido en numerosas ocasiones a la huelga como último paso en una continua protesta por mejorar las condiciones de los profesionales que parece no llegar a su fin.

La violencia en los terrenos de juego es otro de los factores que han paralizado el fútbol en estos países. En 2016, una brutal agresión a un colegiado argentino tuvo como respuesta la huelga de sus compañeros de todas las categorías profesionales en la siguiente jornada.

MLB (Béisbol)

No solo el fútbol cuenta con importantes huelgas en su haber. De hecho, los cuatro deportes más importantes de Estados Unidos (béisbol, fútbol americano, baloncesto y hockey sobre hielo) han protagonizado varios episodios de protesta de tal magnitud que en uno de ellos hasta tuvo que intervenir el presidente.

1994 fue un mal año para los amantes del béisbol en Estados Unidos. 1994 fue un mal año para los amantes del béisbol en Estados Unidos., imagen de sustitución
1994 fue un mal año para los amantes del béisbol en Estados Unidos. GTRES

Sucedió en el béisbol, que en 1994 vivió la considerada como la huelga más costosa para EEUU. La temporada comenzó en abril, y se suspendió en agosto cuando la asociación de jugadores de la MLB dio por finalizada la campaña al no llegar a un acuerdo con la liga y los clubes en el convenio colectivo. Los dueños querían instaurar un tope salarial y regular la agencia libre, fijándose de este modo en cómo funcionaba la NFL. Los jugadores se sintieron amenazados, ninguna de las partes cedió y por primera vez desde 1904 no se disputaron los playoffs ni las Series Mundiales.

El lockout o cierre patronal no se solucionó hasta abril de 1995, 232 días después, cuando el mismísimo Bill Clinton tomó las riendas y volvió a sentar en la mesa a jugadores y directivos. El nuevo contrato se suspendió y los privilegios de los jugadores se mantuvieron intactos.

NFL (Fútbol americano)

La NFL, la competición más seguida de Estados Unidos, también tiene un amplio historial de huelgas. La de 1982 fue una de las más sonadas, con un parón de 57 días que obligó a la competición a pasar de 16 jornadas a 9, con graves pérdidas para la NFL. Precisamente la cuestión económica fue la que desencadenó la protesta de los jugadores. Se llegó a un gran acuerdo que parecía poner fin a todos los problemas, pero quedaron flecos sin resolver (agencia libre) que salieron a la luz en 1987, con una nueva huelga que secundaron 1.600 jugadores.

El lockout de 2011 no impidió que se disputara la SuperBowl, que ganaron los Giants. El lockout de 2011 no impidió que se disputara la SuperBowl, que ganaron los Giants., imagen de sustitución
El lockout de 2011 no impidió que se disputara la SuperBowl, que ganaron los Giants. GTRES

En esta ocasión solo se suspendió una jornada, ya que en otras tres los clubes decidieron jugar con suplentes, jugadores sin equipo o de categorías no profesionales, lo que inspiró la entretenida película 'The Replacements' ('Equipo a la fuerza' en España).

En 2011 se produjo un cierre patronal, tras la demanda colectiva de los jugadores por medio de abogados reclamando una ostensible mejora salarial colectiva. Los aficionados la llamaron "la pelea entre millonarios y billonarios". Los primeros salieron vencedores. En 2021, cuando termine el convenio actual, tendrá lugar el siguiente round.

NBA (Baloncesto)

En la mejor liga de basket del mundo la falta de acuerdos entre propietarios de las franquicias y sindicato de jugadores ha provocado cuatro lockouts hasta la fecha, los dos últimos bastante sonados al suspenderse cientos de partidos.

También hubo un lockout en 2011 en la NBA. Al final de temporada, reinó King James. También hubo un lockout en 2011 en la NBA. Al final de temporada, reinó King James., imagen de sustitución
También hubo un lockout en 2011 en la NBA. Al final de temporada, reinó King James. GTRES

En la 1998/1999, la primera temporada postJordan, la huelga duró de julio a enero, lo que redujo la temporada regular de 82 partidos a 50. Los jugadores reclamaban mejores salarios para una liga que aumentaba las ganancias año tras año. Tras 204 días y 464 partidos suspendidos, se llegó a un acuerdo que dicen que benefició a David Stern, el Comisionado de la NBA. Sin embargo, las consecuencias del cierre patronal fueron devastadoras, y a la liga le costó mucho recuperar lo perdido en apenas unos meses.

En 2011 se repitió el lockout tras la ruptura de las negociaciones del nuevo contrato entre propietarios y jugadores. La huelga duró hasta diciembre, y de nuevo la temporada regular se acortó, en este caso hasta los 66 partidos.

NHL (Hockey)

En la NHL se llegó a suspender una temporada completa por la protesta de los jugadores. Fue la de 2004, en la que la mayoría tuvieron que emigrar a Europa para mantener así el ritmo de competición antes de volver en 2005 con un nuevo acuerdo bajo el brazo. Contrarrestaban así el lockout de la liga en 1994, que duró 104 días y en el que se firmó un tope salarial que motivó las protestas futuras. Tres años antes había tenido lugar la primera huelga, con un éxito rotundo en las reivindicaciones de los jugadores, que obtuvieron mayores beneficios económicos y lograron que la liga cesase a su entonces presidente. Para que digan que las protestan no sirven para nada...

Artículos recomendados