GP Alemania: Verstappen vence tras una carrera caótica

GTRES

Alemania nos regala el mejor GP de Fórmula 1 en mucho tiempo

La brutal carrera que vivimos el domingo 28 de julio en el Gran Premio de Alemania fue un antes y un después en la temporada. En cuanto al devenir del Mundial probablemente no cambie nada. Pero Liberty Media ya ha visto como hacer de la Fórmula 1 el espectáculo que buscan

Por Ramón Fernández  |  29 Julio 2019

21 largas carreras. Un año entero sin disfrutar de la incertidumbre que aporta la lluvia a la Fórmula 1. Fue en el mismo Gran Premio, Hockenheim. El trazado alemán el año pasado trajo algunas nubes que hicieron cambiar a neumáticos de lluvia a algunos pilotos, aunque todos (entre ellos Fernando Alonso), se equivocaron, pues la lluvia no llegó más que a unas pocas curvas. Las suficientes para que Sebastian Vettel perdiera el control del coche mientras rodaba líder, y se desvanecieran todas sus opciones de ganar el Mundial.

El coche de seguridad, protagonista

En 2019 el Campeonato está ya prácticamente decidido. Aunque quedan muchas carreras por delante, el dominio de Mercedes está siendo abrumador. Pero momentos como los que se vivieron ayer hacen que el aficionado a la Fórmula 1 se reconcilie con este bello espectáculo. Comenzaba Lewis Hamilton en la pole, como casi siempre, y Vettel en último lugar por problemas técnicos durante la primera sesión de clasificación del sábado. Pero desde antes de comenzar la carrera las precipitaciones fueron las protagonistas. Las tres primeras vueltas se dieron detrás del coche de seguridad, pero por una vez la FIA permitió que la salida se hiciera desde la parrilla pese a las difíciles condiciones. Gran decisión.

El 'safety car' salió varias veces en la carrera, pero la FIA arriesgó
El 'safety car' salió varias veces en la carrera, pero la FIA arriesgó GTRES

Desde el principio pasaron muchas cosas. El primero en caer fue Checo Pérez, que perdió el control del coche y provocó el primer Safety Car. La lluvia comenzó a disminuir y los pilotos aprovecharon el coche de seguridad para cambiar neumáticos y poner intermedios. Pero los errores y los múltiples cambios de posición siguieron sucediéndose. Carlos Sainz sufrió una salida de pista en la parte final del circuito que le costó muchas posiciones, aunque tuvo suerte de no abandonar.

Incertidumbre con los neumáticos

Durante la primera mitad de la carrera hubo un primer intento con los neumáticos de seco, pues el danés de Haas, Kevin Magnussen, no tenía nada que perder. Muchos pilotos le copiaron la estrategia, y tuvieron que volver a entrar durante otro Safety Car, esta vez debido al abandono de Leclerc, que acabó contra las protecciones. Carlos Sainz mantuvo los intermedios lo que le permitió recuperar todo el tiempo que había perdido pocas vueltas atrás.

Las críticas de los medios italianos, hoy son contra Leclerc
Las críticas de los medios italianos, hoy son contra Leclerc GTRES

Uno de los momentos más dramáticos se vivió tras el accidente de Lewis Hamilton en la última curva. Consiguió sacar el coche de la grava, y llevarlo (ilegalmente) al 'pit lane', pero sus mecánicos, como es lógico, no estaban preparados y su parada fue eterna. Tanto, que perdió la ventaja de más de medio minuto que tenía y salió quinto, por detrás de Alexander Albon. Además, el británico recibió una penalización de cinco segundos por su maniobra de entrada a boxes.

Jornada 16 de LaLiga: 10 reflexiones de la 16ª jornada de LaLiga
Barcelona y Real Madrid continúan al frente de la tabla tras la disputa de la jornada 16 de LaLiga. Analizamos los momentos más destacados.

Los pilotos de arriba no paran de fallar

Nico Hulkenberg también abandonó, cuando se encontraba en cuarto lugar, tras chocarse en la misma curva que Leclerc, Hamilton, Carlos y muchos más. De nuevo un Safety Car que ya sí que fue el momento para cambiar a neumáticos de seco para todos los pilotos. Sin embargo, Stroll y Kvyat lo hicieron una vuelta antes que todos los demás, por lo que consiguieron sacar una ventaja enorme a todos sus oponentes. Tanta, que el piloto canadiense de Racing Point consiguió, durante unas pocas curvas, ser el líder del Gran Premio, cuando poco antes era décimocuarto. Verstappen dio cuenta de él muy rápido, pero no deja de ser anecdótico.

Después del último safety car, tras un nuevo accidente, en este caso de Valteri Bottas, la situación de carrera era: 1º Verstappen, 2º Kvyat, 3º Stroll, 4º Carlos Sainz y 5º Sebastian Vettel, en lo que hubiera sido una ceremonia de podio absolutamente inédita. Pero por diferentes que sean las condiciones de la pista, el Ferrari es uno de los coches punteros y, en el relanzamiento de la carrera, Sebastian Vettel consiguió ocupar esa segunda plaza, después de salir como farolillo rojo de la parrilla.

Carlos, muy cerca del podio

Problemas con la degradación de los neumáticos de Carlos Sainz impidieron al madrileño luchar por el primer podio de su carrera, logro que sí consiguió el ruso Daniil Kvyat, para alegría de todo el equipo Toro Rosso, en un fin de semana en el que estrenaba paternidad y que seguro que nunca olvidará. El piloto español, en cambio, tuvo que conformarse con el quinto puesto, con el que sigue sumando puntos para mantener la condición de mejor del resto del mundo con su Mclaren.

Segunda victoria de Verstappen, de Red Bull, y por consiguiente, de Honda
Segunda victoria de Verstappen, de Red Bull, y por consiguiente, de Honda GTRES

Nueva victoria para Verstappen que, aunque aún esté muy lejos, es ahora mismo el máximo rival de Hamilton para hacerse con el Mundial. El piloto británico tuvo otro percance en forma de trompo, y culminó una desastrosa carrera cruzando la línea de meta en undécimo lugar (solo por delante de los Williams de Kubica y Russell). Sin embargo, las sanciones a los Alfa Romeo (Kimi Raikkonen y Antonio Giovinazzi, le permitieron conseguir dos puntos.

Primer puntito para Williams

Cyber Monday: las mejores ofertas en tecnología
El Cyber Monday ya está aquí y con él mas mejores ofertas en tecnología para que hagas tus compras por Internet.
Sí. Lo habéis oído bien, si Hamilton quedó 9º gracias a esas penalizaciones, quiere decir que el Williams de Robert Kubica consiguió su primer punto de la temporada. Por primera vez quedaba el polaco por delante de su compañero de equipo, y lo hizo en una carrera clave. Por ahora el coche azul y blanco todavía está a años luz del siguiente peor coche, pero esto será una inyección de moral para un equipo en horas bajas.

Después de ver esta carrera, y la casi nula probabilidad de lluvia en la mayoría de los grandes premios (ya sea por la época del año en que se celebran, o porque se disputan en medio del desierto), algunos empezarán a ver viable la sugerencia que hizo Bernie Ecclestone hace unos años. El antiguo mandamás del Gran Circo sugirió que se podían crear precipitaciones artificiales aleatorias en las carreras, y pareció una locura que nunca se llevaría a cabo. Después de Hockenheim 2019, quién sabe si comienza a valorarse como una opción más realista.

Artículos recomendados