Los 12 mejores goles de Zlatan Ibrahimovic

GTRES

Los 12 mejores goles de Zlatan Ibrahimovic: repasamos todas sus locuras

Zlatan Ibrahimovic lleva ya medio millar de goles en su haber. Como no podía ser de otra forma, el sueco cumplió el número redondo con un remate solo a su alcance, como ha demostrado a lo largo de los años. Hacemos un repaso de sus mejores animaladas acabadas en gol.

Por Dani Plaza  |  26 Septiembre 2018

Zlatan Ibrahimovic no es un tipo común ni fuera ni dentro del campo. Cuando el delantero está inspirado es capaz de hacer de cada partido su show particular. Solo de este modo le ha sido posible amontonar una enorme colección de goles de bellísima factura aunando imaginación y portento físico. El pasado domingo, defendiendo la camiseta de Los Ángeles Galaxy, firmó su gol número 500 como profesional, una pequeña muestra de la multitud de recursos con los que ha dejado boquiabierto a todo el público futbolero.

A sus 36 años, Ibra demostró que sigue tan sobrado de cualidades sobre el terreno de juego como de ego fuera de él. Si ya impone su 1'95m de estatura y la plasticidad de sus movimientos (que en alguna ocasión recuerdan al taekwondo, deporte que practicó en su infancia), su fuerte carácter le aporta un extra diferencial que le hace parecer un abusón ante determinados rivales, aunque a veces también le ha jugado malas pasadas. Y es que el autoproclamado "Dios de carne y hueso" es un jugador peculiar, de los que en ocasiones parece que tiene la cabeza en otra parte mientras el balón está rodando, pero cuando los focos le apuntan no duda en ser protagonista total.

En su amplio repertorio de jugadas para el recuerdo ha vestido las camisetas de la selección de Suecia, Malmö, Ajax de Ámsterdam, Juventus de Turín, Inter de Milán, FC Barcelona, AC Milan, Paris Saint-Germain, Manchester United y ahora en Los Ángeles Galaxy, demostrando con todas ellas que es un superdotado con los pies. De entre su gran colección de obras de arte que le han hecho un futbolista único, nos quedamos con las 12 mejores.

12 Sello personal en la Euro 2012

No importó que Suecia llegara eliminada al último encuentro de la fase de grupos de la Eurocopa de Ucrania 2012. Tampoco que el rival fuera una de las favoritas, Francia. Zlatan Ibrahimovic se negó a marcharse del torneo sin antes hacer ruido y dejar uno de los goles del campeonato, que sirvió además para abrir el marcador del triunfo nórdico por 2-0.

Con una espectacular media chilena tras un centro lateral, el ariete amplió su leyenda como máximo goleador de su combinado nacional. Una pena que su rectificación para acudir al Mundial de Rusia 2018 con el billete mundialista de los suyos ya en la mano no fuese tenida en cuenta por su seleccionador, Janne Anderson, después de haberse desentendido de las citaciones durante la fase de clasificación.

11 Retrovisor activo 24h

Harley Davidson: historia y modelos
Si te apasionan las motos, seguro que siempre has soñado con tener en tu garaje una Harley-Davidson y hacerla rugir sobre el asfalto. En MENzig.es te contamos su historia.
Qué capacidad tienen los genios de hacer fácil lo difícil. En este caso, de convertir un melón en un golazo con solo un toque. Y es que en ningún momento es posible confiarse si tienes al sueco como rival, ni estando de espaldas después de recibir un pelotazo que cae llovido. De esta guisa se disponía a montar un contragolpe ante el Lecce durante su etapa como 'rossonero', pero un cruce de cables le hizo pensar que podía resolver la situación de primeras. Sencillo para él, inexplicable para el resto de los mortales, sorprendió a todos los presentes empalmando un zurdazo de larga distancia que superó al arquero con virulencia.

10 Una dosis de sutileza

Entre todo el surtido de brutalidades inimaginables del nórdico también hay hueco para la delicadeza, aunque con un resultado igualmente sobresaliente. El lado elegante del sueco salió cuando vestía los colores del Inter, en un duelo ante la Reggina en el que quedó claro que Ibrahimovic está por encima del resto. Tras arrancar en dirección a la portería en tres cuartos de campo sorteando rivales a base de potencia, optó por finalizar con una bellísima vaselina desde la frontal del área que no entraba en el guion.

9 Creatividad anti-agarrones

La imagen de los porteros intentando explicarse el truco que hay detrás de los remates inverosímiles del escandinavo se ha convertido en algo habitual. Ya en el Ajax comenzó a dejar su carta de presentación en Europa a comienzos de siglo. En plena melé en el área a la caza de una falta lateral, el sueco dejó el que probablemente sea el primero de tantos remates acrobáticos que ya llevan su sello de identidad. Ni siquiera un defensor del AZ Alkmaar enganchado a su brazo bastó para evitar una chilena de lo más forzada.

8 Artes marciales llevadas al césped

Salta a la vista el partido que le ha sacado el chico formado en el barrio de Rosengard a su pasado taekwondista. Cinturón negro, sobre el verde ha sabido aprovechar como nadie su físico y una flexibilidad propia de las artes marciales del más alto nivel. El Bolonia sufrió en sus carnes este dominio en la Serie A italiana en uno de sus enfrentamientos con el Inter de Milán, encajando un tanto fruto de un taconazo que se anticipó a lo que parecía un centro perdido. Cuando el esférico se adentraba en el campo de despeje del defensor, Ibrahimovic tomó ventaja en el cuerpeo y estiró la pierna con la mayor plasticidad posible.

7 Aterrizaje de pie en EEUU

Suele pensarse que cuando un futbolista que ha hecho historia en el Viejo Continente da el salto a la Major League Soccer (MLS) es para tener un retiro dorado y continuar haciendo caja mientras sus prestaciones deportivas disminuyen. No fue así la llegada del ariete, que después de formar parte de seis primeras ligas europeas se estrenó en su primer partido con Los Ángeles Galaxy con un doblete vital para que su equipo remontara el derbi de la ciudad y terminara imponiéndose 4-3. El primero de ellos, armando un derechazo teledirigido que sorprendió a un guardameta demasiado adelantado.

6 Una bestia a balón parado

La calidad de Ibrahimovic ha quedado patente en todos los escenarios. También en los libres directos, donde el delantero no duda en golpear la pelota con el alma para que en el momento en el que coja puerta ponga en serios apuros a los porteros. Varias han sido sus bestialidades botando faltas, pero en especial destaca la que firmó ante la Fiorentina. Todavía debe recordarlo el larguero del Giuseppe Meazza. Viendo este misil, ¿quién se atrevería a ponerse bajo palos con el sueco perfilándose para lanzar? ¿Y en la barrera?

5 Nada por aquí, gol por allá

Sauna: sus beneficios para la salud
¿Por qué una sauna es una opción ideal para el cuidado de nuestro cuerpo, por dentro y por fuera? Decsúbrelo con MENzig.style.
De nuevo, su complexión jugándole malas pasadas a los defensas. Y si no que se lo pregunten a los zagueros de la liga francesa, que tuvieron que asistir en primera línea a 156 goles del sueco en los 180 encuentros que portó la elástica del PSG. ¿Balón colgado que sale rebotado? ¿Ibra bien marcado y sujeto? Con 'Ibrakadabra' la imaginación sale a relucir. Y es además un mago peculiar, pues lo que sacó de la chistera fue un escorpión y no un conejo. Sirvió igualmente para enmudecer el Parque de los Príncipes ante un gesto tan aplastante de superioridad frente al Bastia.

4 Si no hay hueco, se hace

A pesar del triste desenlace de Ibra con su selección, es inevitable entender la selección sueca y todos sus logros en el siglo XXI sin su presencia. A estas alturas, Italia continúa preguntándose por dónde entró ese remate apoteósico del atacante en la Eurocopa de Portugal 2004 que acabó mandando a la 'Azzurra' a casa antes de tiempo. Cuando el balón sondeaba sin dueño el arco defendido por Gianluigi Buffon, tras varias finalizaciones erráticas a la salida de un córner, la bombilla del '10' se encendió para teledirigir un remate de espaldas directo a la escuadra, casi esquivando las leyes del antropomorfismo. Con el meta estorbando, con decenas de hombres buscando el rechace, con Francesco Totti protegiendo la línea de gol... Un gesto irrepetible.

3 Un 500 a la altura

El gol número 500 de la carrera de Zlatan Ibrahimovic no podía ser más de su estilo. Una de esas definiciones solo aptas para su persona y que, de forma merecida, entra en el 'top 3'. Elevando la pierna donde otros serían incapaces de hacerlo sin lesionarse de gravedad, cazó un envío bombeado que, aun rozando el juego peligroso, sirvió para alcanzar una cifra sumamente especial. En las imágenes puede apreciarse que la altura a la que engancha el esférico es similar a la posición de su cabeza, ¡casi 2 metros de estirada vertical!

2 Abusón de PlayStation

Sin ser el 'dribbling' una de sus facetas más destacadas, el delantero marcó uno de esos goles que marcan época. Al menos en Holanda, donde en su juventud ya se presagiaba la importancia que podía llegar a tener un jugador de su talento en el panorama internacional. Como si de un abusón de colegio se tratara, Ibrahimovic fue sentando uno a uno a los jugadores del NAC Breda mediante amagos, al más puro nivel de videojuego, hasta plantarse frente al portero y culminar su jugada individual a lo grande.

Sin entrar a valorar la contundencia y el buen hacer de los zagueros, que quedaron en evidencia tras semejante debacle, se trata de una diana apta solamente para unos pocos privilegiados. En vistas de este repaso, es una lástima que el Premio Puskas que se concede al mejor gol del año empezara a repartirse a partir del 2009, porque de lo contrario el sueco tendría en su posesión más de uno.

1 Wembley, a sus pies

Bendita locura la que permitió que a don Zlatan Ibrahimovic se le pasara por la cabeza intentar una chilena a unos 30 metros de distancia en el mismísimo estadio de Wembley, profanando la casa de Inglaterra. El resultado, conocido mundialmente, fue uno de los tantos más bellos y de complejidad más extrema de la historia del fútbol. El salto, la medición de los tiempos, el empalme, la parábola... todos los detalles salieron a la perfección para superar un mal despeje de Joe Hart y poner a sus pies a toda una grada. En esta ocasión, la finalización sí tuvo su recompensa en forma de galardón en 2012 al mejor gol, aunque quién sabe si volverá a abrirse paso en los rankings con un nuevo disparate hecho posible en los últimos años de su trayectoria.

Lo más leído