Qué es el gaslighting, un problema que pasa siempre desapercibido en la relación

Shutterstock

Gaslighting, el abuso emocional que pasa desapercibido en una relación

¿Alguna vez has discutido con alguien y te ha dicho que eres un exagerado? ¿Que lo que ha pasado en realidad son imaginaciones tuyas? Pues ten cuidado porque puede que hayas sufrido gastlighting y no te hayas dado cuenta. Descubre qué es y cómo se produce.

Por Marta de la Peña  |  02 Abril 2020

Sentimientos de duda, de inferioridad, angustia e incluso depresión son algunas de las consecuencias del gaslighting, un tipo de abuso psicológico a menudo invisible en una relación, que se basa en hacer dudar a la pareja sobre su discurso o incluso sobre su propia estabilidad emocional o mental mediante manipulación. Alcanza su máxima expresión en frases como "estás loco", que son signos delatores del abusador y que suelen aparecer siempre en situaciones de gaslighting.

Algunos todavía piensan que romper por lo sano con la persona que te machaca constantemente es fácil. Pues sentimos deciros que cuando tu pareja te hace sentir de esta forma, no es tan sencillo. Seguro que en alguna ocasión te han recomendado que "abras los ojos". Y es que, a diferencia de otros abusos, el emocional es mucho más difícil de detectar por parte de quien lo sufre. Sobre todo, en cuanto a tiempo y cantidad.

Además, esta identificación tardía hará que quien lo sufre no lo reconozca porque se encuentra atrapado en una relación tóxica de la que es difícil salir. Lo más probable es que todo lo que te estamos contando te resulte familiar, así que sigue leyendo y conoce todo los rincones oscuros que guarda el gaslighting.

El agresor te hará dudar de tu propia realidad a través de mentiras.
El agresor te hará dudar de tu propia realidad a través de mentiras. Shutterstock

Origen y explicación del gaslighting

El gaslighting es un tipo de violencia encubierta que se caracteriza por tratar de distorsionar la percepción de la realidad de otra persona con el objetivo de que comience a dudar de sí misma. El terminó apareció por primera vez en 'Gaslight', una obra teatral del año 1938, que más tarde llegaría a Hollywood en formato película.

El argumento se centra en el maltrato psicológico. Su personaje principal es un hombre (aunque también pueden sufrirlo ellos) que trata de convencer a su círculo de amigos y a su esposa de que esta última está loca. Para conseguirlo, se esfuerza en esconder objetos como cuchillos o cuadros, e incluso baja la intensidad de las luces. Cuando la mujer trata de verbalizarlo, él niega ser el autor de las acciones, haciéndole creer que tiene algún problema en la cabeza.

Los 10 bares más originales de Madrid
Los bares más originales y con encanto de Madrid para celebrar la vuelta a la normalidad tras el coronavirus.
Aunque no llegue a ese nivel en la vida real, la también denominada 'luz de gas' se puede producir constantemente en una relación, incluso aunque no nos demos cuenta. Podría llegar a darse la situación de que quien incurre en gaslighting no sea consciente de ello tampoco, sino que sea su modo de protegerse en una discusión. Aun así, por más que se desconozca no deja de ser censurable.

Como decimos, es complicado identificar a tiempo el gaslighting. El principal problema es que, quien lo sufra, comience a creer a quien ejerce este abuso, y empiece a dudar de su criterio y forma de pensar.

Esta 'práctica', por llamarlo de alguna manera, tiene lugar especialmente en las relaciones de pareja, pero no solo en ellas. También en las relaciones entre amigos, en el trabajo... Puede ir desde la negación de que algo haya ocurrido y tú sepas que sí pasó, hasta la escenificación de sucesos extraños, como ocultarte que tenga algo que ver con la desaparición o la rotura de diversos objetos. Vamos, lo que sea con tal de salirse con la suya y que plantes en ti la semilla de la duda.

Además, los expertos en este tipo de maltrato también implicarán a tu círculo social a través de mentiras y manipulación. Quizás tus amigos no solo se pongan de su lado, sino que algunos incluso se pondrán en tu contra o te digan que exageras. Y aunque no sea así, la persona que te esté haciendo gaslighting te lo dejará caer para que te lo creas.

Frases como "eres demasiado sensible" o "estás loca/exagerando" son algunas de las más escuchadas por las víctimas. Frases por las que te vendría bien ir a un psicólogo, algo que posiblemente también trate de evitar en los casos más extremos: "¿por qué vas a contarle tus problemas a un extraño?"

No te culpes por estar sensible, es normal si tu pareja te trata mal constantemente.
No te culpes por estar sensible, es normal si tu pareja te trata mal constantemente. Shutterstock

Señales o técnicas de gaslighting

  • Miente de manera compulsiva. Y no solo eso, lo dirá tan seguro que al final dudarás de la realidad que has visto y te lo acabarás creyendo.
  • Negación. Da igual que lo hayas escuchado, que se lo repitas por activa y por pasiva, y que sepas con total certeza que haya dicho algo. Estas personas niegan la realidad a pesar de que tengas pruebas. Te lo repetirán tanto que terminarás aceptando su opinión con tal de no seguir.
  • Utilizan el refuerzo positivo. Durante todo el día te machacarán diciéndote que exageras o que estás mal de la cabeza, pero recularán dándote una de arena, incluso en la misma conversación.
  • Proyectará sus sentimientos en ti. Si ól o ella se siente inferior, te hará sentir a ti de igual forma para sentirse mejor. Si consigue hacerte sentir diminuto, tendrás mayores problemas para salir del bucle tóxico.
  • Son maestros de la manipulación. Como hemos dicho antes, podrían llegar a poner a tus amigos en tu contra, de manera que no confíes en ellos, no les cuentes cuál es el problema y te aísles completamente.
Seguro que tu pareja te dará una de cal y una de arena para hacerte creer que es bueno.
Seguro que tu pareja te dará una de cal y una de arena para hacerte creer que es bueno. Shutterstock

Realme X3 SuperZoom: precio, características y ficha técnica
Repasa las características, precio y ficha técnica del Realme X3 SuperZoom.

Otra de las técnicas que hemos mencionado durante todo el artículo son las frases recurrentes que todos hemos escuchado alguna vez. Queremos hacer hincapié en una específicamente: "eso era una broma, ya no se puede bromear contigo, exagerado". Por mucho que sea una broma realmente, tú haces bien en mostrar tus sentimientos, aunque intente invalidarlos.

Signos para detectar que eres víctima de gaslighting

Reconocer que existe gaslighting es el primer paso, pero hay más. Por eso, vamos a ofrecerte las características que funcionan como factor común y que sufren la mayoría de las víctimas.

  • Dudas constantemente de ti mismo. Esa persona va a meterte en la cabeza que estás loco y que tu realidad es diferente a la de los demás, por esa razón es probable que te sientas confundido.
  • Te cuestionas si eres demasiado sensible. La situación de inferioridad en la que te encontrarás te hará volverte una persona triste. Sentirás que antes era más feliz y te culparás a ti por no serlo en ese momento.
  • Te disculparás continuamente. Empiezas la discusión recriminando algo, pero te dará la vuelta a la situación para hacerte creer que eran imaginaciones tuyas y terminar contigo pidiendo disculpas.
  • No te comunicarás con nadie. Como ya hemos mencionado anteriormente, en una situación extrema de gaslighting tendrás a todo tu círculo en tu contra (o al menos eso te hará creer). Por eso, te alejarás de familiares y amigos para evitar explicarles qué está sucediendo.
Todo lo que escucharás si eres víctima de
Todo lo que escucharás si eres víctima de 'gaslighting'. Twitter

Cómo salir del gaslighting

Es importante que confíes en tu intuición. Si sientes que algo no encaja, lo mejor es que te pongas alerta. Un punto muy importante a tener en cuenta es la comunicación, un elemento esencial de la pareja que suele desaparecer en estas situaciones. No te culpes, si la comunicación falla la responsabilidad es de ambos. Así que deja de pedir disculpas.

Además, no deberías buscar la aprobación de tu pareja porque te terminarás cansando. Tú eres igual de válido que él o ella para hablar sobre todo aquello que te molesta sin recibir críticas por ello. Recuerda que nadie decide cómo te sientes ni pueden juzgar si tus sentimientos son reales o no, así que tampoco pidas perdón por ser sensible o por estar triste.

Sentir que te están dando menos de lo que te mereces es sinónimo de que ves claridad al final del túnel. Aunque te dé mucha pena y sepas que vas a sufrir, ese pensamiento te dará la posibilidad de escapar. Escapar del gaslighting. Y créeme, una vez que lo hagas, te sentirás mejor.

Artículos recomendados