El 'caso Oikos', y el intento del fútbol por taparlo todo

GTRES

¿Por qué nos da la sensación de que el fútbol español no es contundente con los amaños?

'Caso Oikos', 'caso Osasuna'... Cada pocos meses, el fútbol español tiene que hacer frente a un supuesto caso de amaños. Y la sensación es que todavía nos queda mucho por descubrir...

Por Juan Carlos Gómez  |  04 Febrero 2020

En verano de 2019, un escándalo sacudió el mundo del fútbol tras finalizar la pasada campaña. Los más puristas y aquellos que, más que no creerlo, no lo querían creer, sentían una puñalada en la espalda cuando se destripó la ya archiconocida trama del 'caso Oikos' con Raúl Bravo, exjugador de Real Madrid y Selección Española, entre otros. Detenciones como las de Borja Fernández fueron noticia, abriendo incluso informativos, dejando todo en stand by y sin poder demostrar algunos de los encuentros supuestamente amañados, como el Huesca-Nástic de la 17/18 en Segunda División, o el Real Valladolid-Valencia de la 18/19, que supuso la victoria ché y la clasificación para la Champions League en detrimento del Getafe CF.

Pero no todo es 'caso Oikos'. La relación entre fútbol y amaños va más allá. Tristemente, todo sea dicho. Este arranque de 2020 ha sido muy movido para algunos de los equipos de Primera División, a raíz de las declaraciones del exgerente de Osasuna, Ángel Vizcay, en lo que ya se conoce como 'caso Osasuna' y que pone en el ojo del huracán a Getafe, Real Betis, RCD Espanyol y el propio CA Osasuna. Vizcay era llamado a declarar ante la justicia y admitía que habían comprado equipos y primado a terceros para el beneficio rojillo.

"Se pagaron 150.000 euros al Valladolid por ganar al Deportivo (1-0 en la jornada 35), y otros 150.000 euros al Betis para ganar al Celta (1-0 en esa misma fecha). Tanto Celta como Deportivo eran rivales clasificatorios próximos y se primó a los que jugaban contra ellos. Hay otros 400.000 euros que se le dan al Getafe para que no ganara en Pamplona". Un encuentro que acabaría venciendo en cuadro pamplonica por 1-0 en El Reyno De Navarra. Esa temporada, el conjunto navarro salvaría la categoría tras alcanzar la 16ª plaza de la tabla clasificatoria, condenando al descenso a RCD Mallorca, Deportivo de la Coruña y Real Zaragoza.

"La Junta Directiva discutió también qué procedimientos llevar a cabo y decidió hacer ese. Estaban todos los directivos". Iván Amaya y Xavi Torres, por aquel entonces jugadores del Real Betis, pidieron un millón de euros al exgerente de Osasuna, y también tendrán que declarar ante la justicia. Sobre ello también se pronunció Vizcay: "Pidieron un millón de euros, pero les dijimos que no podíamos llegar a esa cifra", afirmaba.

¿Una estrategia de un delito prescrito?

El diario Marca publicaba las declaraciones de Alberto Palomar, especialista en derecho deportivo, que hablaba del porqué de estas palabras a estas alturas de la 'película: "Cuando se hacen estas declaraciones ante un juez penal se han valorado las declaraciones frente a terceros y qué cosas están, o no prescritas". Es decir, que igual estas palabras podrían haber sido especialmente calculadas, sabiendo que no tendrán más que el efecto de unos días de tema de cabecera pero sin consecuencias judiciales.

Semana del Arte de Madrid 2020 y ARCO 2020: qué no te puedes perder
La Semana del Arte de Madrid y ARCO 2020 abren sus puertas: te contamos lo más importante, las joyas que se esconden entre tanta oferta artística y cultural.
El mismo Alberto no apostaba de hecho por consecuencias para ninguno de los equipos al ser preguntado por un posible descenso federativo de los implicados: "Muy difícilmente. Habría que enjuiciar la responsabilidad penal. Ver si por la fecha en la que ocurrieron los hechos, los partidos, se puede achacar la responsabilidad a los clubes, o si ha prescrito. Si no, solo se podrá pedir responsabilidades a los que participaron en el presunto delito", afirma. Es decir, que las aficiones (que no tienen la culpa) de los azulones, béticos, pericos y rojillos pueden respirar tranquilos.

La UEFA sí podría actuar

El reglamento de las competiciones, tanto de la Champions en su artículo 4.02, como el de Europa League, señala la potestad de la UEFA de excluir a los clubes que hayan estado involucrados en situaciones parecidas. De hecho, ya ha habido clubes como Besiktas, Fenerbahce, Sivasspor y el albanés Skenderbeu que tuvieron que decir adiós de manera prematura de competición europea al estar involucrados en situaciones parecidas. El actual presidente de la UEFA, Alexander Ceferín siempre ha sido muy crítico con estas conductas y no va a pasar esto por alto.

Un golpe al fútbol

No cabe duda que todo esto que va sucediendo llega a ser muy dañino para el deporte rey. Es una obviedad y una evidencia, pero no por ello es menos cierto. El espectáculo está, en muchas ocasiones, manchado por acciones que dejan en entredicho la veracidad de él. De hecho, muchos aficionados han dejado de ver fútbol al no creer en el producto. Del fútbol al espectáculo. Al dinero, al que más lo mueve. Y el que más tiene, sale beneficiado. Una peligrosa coctelera llena de ingredientes que a veces dejan en entredicho el fair play de unos y otros. Lo bueno es que el fútbol sigue, y todos estos focos no hacen más que señalar unas palabras que a veces no nos queremos creer y que lógicamente se deberán probar. Mientras tanto, disfrutemos del deporte rey.

Artículos recomendados