'Fleabagging': la teoría basada en 'Fleabag' que consiste en salir siempre con la persona errónea

Amazon Prime

'Fleabagging', o el 'arte' de salir siempre con la persona equivocada: la teoría basada en 'Fleabag' con la que todos nos identificamos

Todos tenemos ese amigo o amiga que, por una razón u otra, siempre sale con una persona de la que acabamos despotricando. Si no tenemos ese amigo o amiga, es posible que seamos nosotros mismos los que salimos con una persona que nos hace mal o no nos conviene. Cuando tendemos a convertir este comportamiento en un ciclo en el que reincidimos, en una tendencia, es que somos 'fleabaggers'.

Por David Gómez  |  31 Enero 2020

El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. O, como dice la frase que se atribuye (sin nada que pruebe que es suya) a Albert Einstein, "locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando conseguir resultados diferentes". Muchas veces atribuimos estos dogmas a nuestra vida amorosa, porque tomamos malas decisiones, o porque decidimos salir constantemente con una persona que no nos conviene en absoluto. En el caso de esto último, no son pocas las personas que consideran que no atraen nada más que a personas no adecuadas, que tenemos el poder de elegir siempre mal, y eso, ahora, tiene un nombre: fleabagging.

Empiezas a salir con una persona, se convierte en una relación tóxica o no resulta ser lo que pensabas, y todo acaba. O tal vez no. Hay personas que convierten esto en un ciclo sin fin, que se repite una y otra y otra y otra vez. Ya sea con la misma persona, o con otras diferentes pero igual de erróneas. Y aun sabiendo que solo te interesas en gente que te aporta cero, que es rara, mala, muy diferente a ti o alguien inadecuado, vuelves a caer en lo mismo. Si te ocurre esto, 'enhorabuena', eres un fleabagger.

El fleabagging se está convirtiendo en la nueva tendencia del mundo de las citas de este 2020, junto al ghosting o el cushioning. Con el fleabagging resulta que el culpable y la víctima son idénticos, uno mismo. Es lo que le ocurre a la protagonista de la galardonada y vitoreada serie británica 'Fleabag', de Phoebe-Waller Bridge, que da nombre a este fenómeno. En la serie, la protagonista va de relación mala en relación peor. Y, por alguna razón, es ella la que termina volviendo a elegir mal, consciente o no. Insiste en ese chico con el que rompe y vuelve periódicamente, con un tipo con dientes enormes con el que hay nula conexión, o con un sacerdote, aun con Dios oponiéndose. Por unas cosas u otras, todo es muy complicado o simplemente un desastre. Es la constante de su vida. 'Fleabag' se ve empujada por el deseo, el aburrimiento o la soledad hasta el punto de nunca tener el final feliz que realmente se merece.

A veces el hombre parece el más adecuado, pero sus circunstancias no.
A veces el hombre parece el más adecuado, pero sus circunstancias no. Amazon Prime

Se puede considerar que hay dos tipos de fleabagger. Por un lado, aquellos que siempre vuelven con la misma persona, una y otra vez. Por otro, aquellos que van de mala relación en mala relación. Al final hay algo en común y es que ambas son igual de 'bad choices'. Lo peor es que, si encuentran a alguien que se puede salir de esa constante, o no estarán interesados, o harán todo lo posible, aunque sea, de nuevo, de manera inconsciente, para cargárselo todo.

Vamos a recurrir por tercera vez a ese lado inconsciente de nuestro ser que nos hace ser fleabagger. Sí, al final la culpa es tuya por cometer el mismo error eternamente, pero es difícil de explicar por qué seguimos haciéndolo aun conociendo la teoría. ¿Será por esa concepción del amor que nos hemos tragado de las películas de Hollywood? ¿Será por nuestra propia personalidad? ¿Será porque siempre buscamos un imposible?

Semana del Arte de Madrid 2020 y ARCO 2020: qué no te puedes perder
La Semana del Arte de Madrid y ARCO 2020 abren sus puertas: te contamos lo más importante, las joyas que se esconden entre tanta oferta artística y cultural.
El fleabagger que todavía no se haya dado cuenta de que lo es te dirá: "ah, pues si tan fácil es encontrar a esa persona tan maravillosa, búscamela tú". Una persona buena no tiene por qué ser aquella que se dedica a hacer voluntariado en sus ratos libres, mientras es bombero de día y salva a 80 niños. La persona idónea es aquella que le dedica tiempo a su pareja, que nunca le deja de lado cuando necesita ayuda y que no te juzgue y te quiera tal y como eres. Esos son los mínimos que cualquier persona debería pedir, y que muchos fleabaggers no experimentan.

Fleabag, en su enésima relación con problemas que sale mal. ¿Nos suena?
Fleabag, en su enésima relación con problemas que sale mal. ¿Nos suena? Amazon Prime

¿Por qué elegimos mal a nuestra pareja?

De acuerdo con la psicóloga Marta Castelos, experta en relaciones de pareja y autoestima, que elijamos a una u otra persona está determinado por nuestros patrones mentales, es decir, una especie de mapas mentales que se nos han ido formando a lo largo de nuestra vida. Lo malo es que tendemos a repetir nuestros patrones mentales, y por eso solemos escoger a personas que se parecen tanto. Es por ello que los seres humanos se sienten atraídos por personas que les resulten familiares por su conducta, personalidad o forma de demostrar amor, dando igual si es malo o bueno para esa persona.

Y es que, siguiendo con las palabras de la psicóloga, el problema es que la mayoría de decisiones que se toman se hacen de forma inconsciente. Y elegir pareja es una de ellas, pero no deberíamos dejar esa decisión tan importante al subconsciente. Y es que nadie nos ha enseñado a escoger bien a nuestra pareja, lo que nos ahorraría multitud de decepciones o malos momentos.

Nada, que no hay manera de que Fleabag elija bien. Ni nosotros tampoco.
Nada, que no hay manera de que Fleabag elija bien. Ni nosotros tampoco. Amazon Prime

Las personas siempre son como son, pero hay veces que no lo vemos o no lo queremos ver. No hay que confundir amor con enamoramiento, ya que son diferentes. En palabras de Marta Castelos: "El enamoramiento es una parte del amor, en concreto el primer año o año y medio. Durante esta etapa, maximizamos las virtudes de la otra persona y minimizamos los defectos. Es decir, los defectos los vemos, solo que miramos a otra parte. Se altera la química de nuestro cerebro y estamos como en una nube de la que no queremos bajarnos y tratamos de adaptar a esa persona a nuestras expectativas. Al pasar esta etapa es cuando la gente se suele sentir defraudada o decepcionada porque la otra persona no corresponde con esa imagen idealizada que se creó durante el enamoramiento".

Como consejos para evitar ser víctimas del fleabagging, lo primero es poner unos límites y saber lo que te gusta y lo que no. De esta manera, si alguien supera estos límites o no cumple con las expectativas, esa persona no es para ti. También tendemos a ser impacientes a la hora de tener pareja y la queremos cuanto antes, en vez de esperar pacientemente y disfrutar de la soltería. Y, por último, trabajar en la autoestima de uno mismo, que determinará nuestra percepción de nosotros mismos y lo que merecemos.

Artículos recomendados