Fernando Torres se retira: su siguiente paso, llevar al Atlético a otro nivel

GTRES

Fernando Torres se retira: ya queda un día menos para su siguiente paso, tomar las riendas del Atlético de Madrid

Tras más de 18 años en activo y un palmarés envidiable, Fernando Torres se retira. Pero atléticos, no es un día para estar triste. Porque 'El Niño' está hoy un poco más cerca del sueño que compartís con él: hacerse con el Atlético de Madrid y cerrar el círculo.

Por Guillermo Galindo  |  23 Agosto 2019

Fernando Torres salvó a toda una generación de atléticos. A todos esos que ahora empiezan a inculcar a los más pequeños los valores de las rayas rojiblancas, desde una posición y en una situación mucho más sencilla que la tuvieron sus padres. Porque, a finales de siglo XX y en la primera década del XXI, ser del Atleti era casi una cuestión de fe y supervivencia, sobre todo para aquellos niños que tenían que sufrir en el colegio las bromas de la gran mayoría madridista.

El mítico anuncio de 2002 de 'Papá, por qué somos del Atleti' reflejaba la realidad que vivían aquellos niños, que se preguntaban por qué les había tocado sufrir en vez de ganar. Eran tiempos oscuros, en los que costaba en clase decir con orgullo que "blanco, ni el orujo" (mítica frase de 'Pechuga' San Román) y, más aún, que los colores rojiblancos iban con su forma de ser. Eran tiempos oscuros, en los que se sucedió el drama de la intervención judicial, de las directrices de 'El Pionero', del descenso a Segunda, de los años de sinsabores en Primera... Eran tiempos oscuros, en los que cualquier mínimo atisbo de esperanza se difuminaba ya en septiembre. Y entre tanta oscuridad, solo hubo una luz, la de Fernando Torres.

'El Niño' fue la salvación de tantos otros niños, no solo porque vieron que un chico normal y corriente como ellos, con el mismo sentimiento, había llegado a lo más alto, sino porque era lo único de lo que podían presumir, afición aparte. Fernando se echó a su espalda el peso del tercer equipo más importante de España con apenas 17 años, con todo lo que eso supone, hasta que en 2007 no tuvo más remedio que emigrar. Durante seis años, Torres fue todo el Atleti, y todo el Atleti fue Torres. La marca que dejó en esa generación de chavales que ahora pasan la veintena fue, es y será imborrable.

A su regreso en 2015, con todo el Calderón lleno para recibirle una soleada pero fría mañana de invierno, se preguntaba que no sabía qué había hecho para merecer esa acogida. La respuesta ya la hemos dado. Sin él, quién sabe qué hubiera sido del Atlético de Madrid en este siglo XXI. Su salida fue, además, el segundo paso (el primero ya lo había dado él desde 2001) para el crecimiento del club, crecimiento que solo pudo impulsarse hasta niveles nunca vistos con la otra gran figura de este siglo en materia rojiblanca, Diego Pablo Simeone.

Ahora Fernando cuelga sus botas tras más de 18 años en activo, siendo uno de los siete españoles que han ocupado el podio del Balón de Oro en su historia (junto a Luis Suárez, Amancio, Butragueño, Raúl, Xavi e Iniesta) y con un palmarés a la altura de muy pocos. Las despedidas siempre son duras, pero la de Torres solo es agridulce. Porque él es consciente de que hoy queda un día menos para dar el siguiente paso, el que le han pedido todos los colchoneros desde que se marchó, el que él tiene en mente desde entonces, el que el destino le tiene guardado: asumir las riendas del club.

Nunca un
Nunca un "hasta pronto" fue tan sincero. GTRES

Jornada 4 LaLiga: 10 reflexiones de la cuarta jornada de LaLiga
La cuarta jornada de LaLiga nos ha dejado momentos destacados y reflexiones interesantes. Ahí van 10: Sevilla, Real Madrid, Gerard Moreno, el talón de Aquiles...
"El Atlético de Madrid es mi vida. Se conectarán nuestros futuros pero no de inmediato. Lo que quiero que sea mi presencia en el Atleti es tan grande que debo formarme y prepararme. No volveré para figurar y ser uno más. Quiero llevar al Atlético al siguiente nivel y alcanzar grandes metas. Eso requiere tiempo, conocimiento y preparación. Me tengo que preparar para esos grandes retos". Estas palabras las recitó el '9' en la rueda de prensa en la que anunció su despedida. El objetivo lo tiene claro.

Comienza la cuenta atrás. No será mañana, no será este año, quizás no lo sea hasta dentro de varios. Pero Fernando Torres está destinado a convertirse no ya en el presidente, sino en el máximo mandatario del Atlético de Madrid. Es el único realmente capacitado y con el suficiente apoyo social para terminar con más de 30 años de 'gilismo', y llevar este club a la grandeza que siempre soñó para él, sin olvidar los valores que le hicieron ser del Atleti al margen de resultados y victorias, unos valores cada vez más difuminados, dicho sea de paso, en los últimos tiempos.

Por tanto, tened por seguro que Fernando volverá. Aunque en realidad, nunca se fue. Desde 2001, 'El Niño' entró en el corazón de todos esos otros niños atléticos, y en él ha permanecido desde entonces, estuviera en Liverpool, Londres, Milán o Japón. Ahora, todos ellos, ya adultos, le esperan en su casa para liderar una vez más, y esta vez de forma definitiva, un proyecto, un sentimiento: el del Atlético de Madrid.

Artículos recomendados