Saúl Craviotto: "Voy a por el oro en París 2024" Saúl Craviotto: "Voy a por el oro en París 2024"

Hockerty

Saúl Craviotto: "Hay días en los que pienso qué hago aquí si ya lo he conseguido todo, pero siempre termino encontrando la motivación"

Hablamos con Saúl Craviotto sobre su preparación para París 2024, cómo mantener la motivación cuando ha ganado todo, sus miedos, sus planes de retirada y todas sus facetas alejadas del deporte, como su relación con la marca Hockerty.

Por Guille Galindo  |  01 Septiembre 2022

"Mi sueño era participar en unos Juegos Olímpicos. Ahora aspiro a conseguir mi sexta medalla olímpica". Los más de veinte años de carrera de Saúl Craviotto se resumen en esa frase de su entrevista para Menzig. Una trayectoria marcada por acumular medallas ("demasiadas platas", comenta resignado el leridano) y, sobre todo, por haber superado con creces todos los sueños y pretensiones deportivas por los que decidió pelear cuando abandonó su hogar a los 15 años.

Pelear sin descanso cuando eres un adolescente soñador es tan poético como común. Mantener la motivación más de dos décadas, tras haber hecho historia en el piragüismo y en el deporte español (es, junto a David Cal, el deportista con más medallas olímpicas de la historia), es algo que escapa de la lógica inicial. ¿Cuál es su secreto? Algo muy complicado en esta vida: mantener la pasión. "Sigo luchando en el piragüismo por lo amo, porque hago lo que me gusta, sencillamente. Si no me ilusionara lo que hiciera sería imposible mantener la motivación, pero es que soy un privilegiado. Voy a entrenar y lo disfruto, me lo paso bien. Mientras continúe así, ¿por qué no seguir?".

Saúl Craviotto, con gabardina beige cruzada y camisa azul claro twill Saúl Craviotto, con gabardina beige cruzada y camisa azul claro twill, imagen de sustitución
Saúl Craviotto, con gabardina beige cruzada y camisa azul claro twill Hockerty

Sin embargo, por mucho que la pasión permanezca intacta, una persona no es la misma cuando roza los 20 que cuando afronta la cuarentena. Sobre todo cuando, como en el caso de Craviotto, formas una familia, y tú dejas de ser lo más importante de tu vida: "Ahora tengo dos niñas, y mi mujer espera una tercera. Esto hace que cada vez me cueste más pasar tiempo fuera de casa, hacer la maleta e irme de viaje 10 días. Hago lo que me gusta, pero el deporte de élite te exige poner el cuerpo al élite, y hay días en los que me pregunto qué hago yo aquí si ya lo he conseguido todo. He estado a punto de tirar la toalla alguna vez, pero al final, cuando te lo tomas con calma, analizas la situación y dejas pasar unos días, vuelves a encontrar la motivación".

Y qué mejor motivación que cerrar por todo lo alto una trayectoria inolvidable con París 2024. Saúl Craviotto lo tiene claro: "No estaría aguantando un ciclo olímpico a mi edad, con todo el esfuerzo que conlleva, si no aspirase a una medalla. Voy a por el oro en París 2024. No me vale ninguna otra".

Saúl Craviotto, con americana de lana, camisa blanca, pantalón slim fit beige y tassel loafer becerro marrón Saúl Craviotto, con americana de lana, camisa blanca, pantalón slim fit beige y tassel loafer becerro marrón, imagen de sustitución
Saúl Craviotto, con americana de lana, camisa blanca, pantalón slim fit beige y tassel loafer becerro marrón Hockerty

Pero no solo hubo hueco para el deporte en la entrevista. Saúl Craviotto ha demostrado ser una persona multifacética. Desde policía a modelo, pasando por cocinero, el abanderado español en Tokio 2020 repasó también su vida alejada de la piragua, con mención especial a su colaboración con la sastrería a medida Hockerty, marca de la que ejerce como embajador y modelo.

Artículos recomendados