Cómo ser feliz y que todo te dé igual Cómo ser feliz y que todo te dé igual

@leggybird via Twenty20

Cómo ser feliz y que nada te moleste

¿Cómo ser feliz? Decía el Dalai Lama que 'la felicidad no es algo ya hecho. Llega de tus propias acciones'. Está en tus manos y en MENzig.style vamos a hacer un repaso por algunas de las claves o consejos que puedes practicar en tu día a día y con los que ser feliz te resultará más fácil.

Por MENzig  |  19 Mayo 2021

¿Existe la felicidad? ¿Qué nos hace felices? ¿Se puede ser feliz a tiempo completo? La búsqueda de la felicidad es una máxima añorada por el ser humano así que casi con seguridad te has hecho estas preguntas alguna vez en la vida. Se podría decir que hay tantos conceptos de felicidad como personas hay en el mundo. Con frecuencia se tiende a pesar que la felicidad es la gran meta a conseguir pero lo cierto es que es en el camino donde podemos encontrarla. Actitudes, comportamientos, compañías... pequeñas cosas del día a día se convertirán en tus aliados para ser feliz y en MENzig.style te las contamos.

¿Qué es la felicidad?

¡Ay, la felicidad! Ese concepto tan anhelado como complejo de definir. Dice una conocidísima frase que 'no hay camino a la felicidad. La felicidad es el camino', y el ser feliz puede llegar por distintos caminos en cada persona. En todo caso, la Real Academia Española la define como un 'estado de grata satisfacción espiritual y física'. Pero, ¿cómo se consigue?

Cómo ser feliz

El secreto para ser feliz puede estar en no esperar la felicidad como una meta absoluta sino en disfrutar de cada uno de los momentos felices que te ofrece la vida. Es cierto que hay situaciones en la vida que no son muy favorecedoras pero hay muchas acciones, conductas y actitudes que dependen de ti y que ayudan a ver las cosas de otra manera y pueden hacerte más feliz. Así que, ¿por qué no escoger ser feliz?

Os dejamos algunas de las claves para ser feliz en tu día a día:

Aprende a lidiar con lo negativo

Con frecuencia, los pensamientos negativos o las preocupaciones tienden a apoderarse de nuestra cabeza y aquí se encuentra una de las razones principales por las que nos sentimos mal. Ser feliz es también una cuestión de actitud, así que aprende a darle la importancia justa a las cosas y a afrontar los problemas como un aprendizaje. Los fracasos forman parte de la vida. No te presiones, perdónatelos y sigue adelante.

Además, resultará muy positivo para sentirse feliz practicar la higiene mental. Y no es tan complicado. Hacer alguna actividad que te guste y te distraiga o apostar por la meditación o la relajación pueden ayudarte. Y recuerda, ¡relájate! que no puedes controlarlo todo.

Acompáñate de gente positiva

No es un virus, pero la felicidad puede ser muy contagiosa. La gente positiva y con entusiasmo no solo conseguirá hacerte pasar momentos reconfortantes sino que también pueden propagar su estado de felicidad a los que lo rodean. Si te has propuesto ser feliz no lo dudes y rodéate de gente positiva.

Vive el presente

En la vida solo tienes el ahora, el pasado ya no está y el futuro aún no llegó. No tiene sentido querer vivir o cambiar algo que ya pasó o preocuparse por lo que todavía no ha ocurrido. Vivir mirando constantemente hacia el pasado o hacia el futuro puede desembocar en un sufrimiento del que no tienes necesidad. Así que céntrate en el día y afróntalo con positividad.

Disfruta de las pequeñas cosas

Es indudable que lograr el trabajo deseado, tener una gran casa o una familia ideal ofrecen mucha felicidad. Pero ser feliz no está exclusivamente en tener grandes posesiones o una vida llena de placeres. Disfrutar de las pequeñas cosas es un plus de felicidad que puedes encontrar en el día a día. ¿Quieres ser feliz? Pues aprende a valorar cada detalle, aprecia lo que tienes.

No escatimes en gratitud y perdón

No te centres en quejarte por lo que no tienes y céntrate en dar las gracias por lo que tienes. Practicar la gratitud hará que veas las cosas con mayor satisfacción y su impacto en el bienestar emocional es muy positivo.

E igual de importante para ser feliz es aprender a perdonar. Liberarse de los sentimientos de rabia y del rencor te permitirá vivir más ligero de malos pensamientos que solo contribuyen al dolor y a hacerte infeliz.

Practica algún deporte o actividad física

Además de distraerte de las preocupaciones diarias, hacer alguna actividad física hace que el cuerpo libere endorfinas, ¡hormonas de la felicidad! El deporte también contribuye a la relajación ayudando a calmar la ansiedad o depresión o facilitando que el sueño sea mucho mejor.

Viaja, escucha música, rodéate de amigos...

Apostar por ser feliz es la mejor manera de vivir plenamente la vida. Ahora ya conoces algunas acciones que harán que te sientas mejor. ¿A qué esperas para ponerlas en práctica? No hay mejor momento que el HOY para ser feliz.

Artículos recomendados