6 consejos y formas de hacer una maleta sin complicarte la vida 6 consejos y formas de hacer una maleta sin complicarte la vida

Envato Elements

6 consejos para hacer la maleta sin morir en el intento

No hay nada peor antes de viajar que abrir la maleta y empezar a organizarla. Para evitarte agobios y frustraciones, te damos cinco consejos que debes tener en cuenta a la hora de hacer tu maleta.

Por Juan Pérez  |  18 Junio 2021

Preparar un viaje es como destruir el Anillo Único de Mordor. Sabes que lo que te espera al final es alegría, paz y jolgorio, pero el camino previo es tortuoso. Vale que Frodo y Sam se enfrentaron a toda clase de seres, pero al menos no tuvieron que preparar una maleta. En ese caso, no habrían salido de Hobbiton.

Ya va siendo hora de que superar nuestro pánico a hacer la maleta sin ayuda de nuestra madre. Por ello, para ayudaros en este intenso proceso, os dejamos una serie de consejos para preparar nuestra maleta a la perfección y sin (demasiado) esfuerzo.

1 No lo dejes para el último momento

Es normal que nuestra primera reacción sea dejar para última hora todo aquello que nos amarga en vez de afrontar el problema. Con la maleta nos pasa a todos. Nos da tanta pereza, que preferimos hacerla la noche anterior. Pero es un error. Primero, porque siempre vas a tardar más tiempo del que tenías previsto. Y segundo, porque haciéndolo de esta manera no tienes margen de maniobra en caso de que surja cualquier imprevisto. Organízate de otra forma y quítate el grueso de la maleta unos días antes, para añadir simplemente lo elemental a última hora y pasar la última noche antes del viaje sin contratiempos.

La maleta siempre da problemas. Por eso, no la hagas a última hora. La maleta siempre da problemas. Por eso, no la hagas a última hora., imagen de sustitución
La maleta siempre da problemas. Por eso, no la hagas a última hora. Envato Elements

2 Prepara una lista antes de empezar

Tómate unos minutos para pensar en todo lo que necesitas llevarte antes de hacer el viaje. Es más sencillo hacer una lista de las cosas que sabes que son primordiales y vas a necesitar que ir como un loco por todos los rincones de tu casa cogiendo cosas sin parar sin ningún plan aparente.

En esto influye también el punto 1, y la importancia de preparar la maleta con tiempo y no a última hora con más nervios y la cabeza nublada. Y es que la lista también debe ser pausada, porque si la haces en un minuto, se te olvidará la mitad. Cuando ya tengas todo preparado y organizado, llega el momento de colocar la ropa.

3 Conjunta la ropa antes de llevarte algo innecesario

Siempre tendemos a llevarnos demasiado y al final ocupamos más espacio en la maleta con cosas que no nos hacen ni falta. Ponte lo que tengas casi seguro que vas a ponerte, no los "quizás". Combina alguna prenda de vestir con ropa cómoda, dando importancia a una u otra en función del plan de viaje.

Pero, lo más importante a la hora de decidir qué echas en la maleta, es organizar los conjuntos diarios en la cama o encima de la propia maleta. ¿Para qué vas a llevarte ese pantalón amarillo si no tienes nada con qué combinarlo en la maleta? Selecciona con qué iría cada prenda para ver cuáles son realmente útiles y cuáles dejas en casa.

4 La técnica de los tres pliegues

¿Os acordáis de Marie Kondo? Aunque ya no está tan de moda como hace unos años, lo cierto es que su truco para doblar ropa de manera eficiente sigue vigente.

Así hay que doblar la ropa, según Marie Kondo. Y la verdad, para la maleta nos viene perfecto. Así hay que doblar la ropa, según Marie Kondo. Y la verdad, para la maleta nos viene perfecto., imagen de sustitución
Así hay que doblar la ropa, según Marie Kondo. Y la verdad, para la maleta nos viene perfecto. Marie Kondo

Como vemos en la foto, doblar en tres pliegues dejará la ropa como si fuera un rollito de primavera, permitiéndonos almacenar más prendas, algo que no sucede cuando intentamos guardar la ropa con un solo pliegue o incluso estirada.

5 Organiza bien el puzle

Para poder hacerla como un profesional, coloca las cosas bien dentro del equipaje. Es mejor poner siempre abajo las prendas que tengan más peso, como los pantalones, el neceser y los zapatos. Las camisetas, camisas o sudaderas es preferible situarlas arriba.

Es aconsejable meter el calzado en bolsas individuales de plástico para evitar que el olor se propague por toda tu ropa y aprovechar bien el espacio. Si llevas mochila, trata de poner lo que más pese en el centro y distribúyelo todo bien para que no haya huecos libres y conseguir así una buena postura para tu espalda.

6 Evita los apuros

Uno de los errores más comunes en los que caemos es que siempre se nos olvida el hecho de que podemos enfermar en el viaje, caernos o sufrir cualquier otro percance. Llévate algún tipo de aspirina, tiritas, o algo por el estilo que nos pueda sacar de un apuro. Mejor eso que ponerte a buscar una farmacia abierta 24 horas en un sitio desconocido...

Artículos recomendados