Cómo hacer una barbacoa: consejos y trucos

Shutterstock

Trucos y consejos para hacer una barbacoa perfecta

En verano, saber hacer una barbacoa te da puntos. Aprende a hacerla con estos consejos.

Por Guillermo Galindo  |  08 Julio 2020

En el verano más raro de nuestras vidas hemos dejado tantos planes atrás que solo de pensarlo nos deprimimos. Sin festivales ni grandes viajes, muchos han encontrado en las casas rurales el lugar donde pasar con amigos y sin aglomeraciones los mejores días del verano. Ya que nos han suspendido el Mad Cool, aprovechemos esos días para irnos a una casa de la sierra con lo que más necesitamos: una piscina y una barbacoa.

Sí, pongo en el mismo lugar la barbacoa que la piscina. Porque sin una buena barbacoa, el plan pierde mucho. Porque una barbacoa es al verano lo que Rodman a Jordan, lo que Jesse Pinkman a Walter White: un quebradero de cabeza sin el cual no sería lo mismo. Sin Rodman, Jordan no hubiera ganado seis anillos. Sin Jesse Pinkman, Walter White no se hubiera convertido en Heisenberg. Sin una barbacoa, el verano con amigos sería una reunión de gente en torno a un cubículo de agua, como si de un ritual del Neolítico se tratara.

Y al igual que Jordan controló a Rodman para alcanzar el éxito, y Heisenberg a Jesse para hacerse un hueco en la 'industria', es hora de que tú hagas lo propio con la barbacoa, para que tu verano y el de los que te rodean sea perfecto. Por suerte, vamos a enseñarte unos cuantos trucos y consejos para hacer una buena barbacoa.

Una barbacoa también sirve para tontear, como vemos en la imagen.
Una barbacoa también sirve para tontear, como vemos en la imagen. Shutterstock

La preparación es fundamental (I): ¿qué comida hay que comprar?

Una barbacoa no es solo convertir el carbón en brasas. Requiere una organización y una planificación. Saber cuántos sois, y si coméis mucho o no. Acto seguido, toca hacer la lista de la compra.

Lo ideal para una barbacoa completa es alternar carnes, no solo quedarte en el cerdo. Todos sabemos que el chorizo, la morcilla, la panceta o los pinchos morunos son fijos, pero acompáñalo de pollo, o incluso de carne de ternera, cordero o vaca, estas últimas como plato principal.

Maikel Delacalle:
Hablamos con Maikel Delacalle sobre 'Me Fascina', el R&B y la versatilidad, la realidad de la calle y sus hobbies.
Las verduras son el mejor acompañante a la carne en una barbacoa. Aunque es verdad que "no conquistas nada con una ensalada", las verduras a la brasa están riquísimas. Pimiento, cebolla, espárragos, calabacín, setas, ajo... Tienes de sobra para elegir. Y no te olvides, hablando de acompañamientos, de las míticas mazorcas de maíz.

Por último, en cuanto a las salsas, las dos más utilizadas son la barbacoa (qué casualidad) y la chimichurri.

Esto en una barbacoa puramente carnívora. ¿Pero y si quieres incluir pescado? Aunque tus amigos te miren mal al principio, tú dales un poco de pulpo o sardinas a la brasa, ya verás qué rápido cambian de opinión.

El pulpo a la brasa, uno de los grandes infravalorados.
El pulpo a la brasa, uno de los grandes infravalorados. Shutterstock

La preparación es fundamental: ¿cuánta comida hay que comprar?

Centrémonos en las barbacoas de carne, que son las más populares. De toda la vida, en la barbacoa parece casi obligatorio comprar carne para un regimiento, y que luego sobre y se tenga que tirar la mitad. Ya es hora de poner fin a esta masacre.

Calcula unos 150 gramos por persona en entrantes (panceta, chorizo, etc.) y unos 200 para la carne principal. En total, 350 gramos por persona. 400 como mucho, pero no más. A partir de ahí, haz las cuentas que sean necesarias. Con esto, no solo ahorrarás dinero, sino que evitarás que un animal haya muerto para que su carne termine en el contenedor. A lo mejor de esta forma te lo piensas mejor antes de comprar medio Mercadona.

La leña es más especial, pero el carbón vegetal más práctico

Obviando las barbacoas de gas, en las que en apenas 5 minutos puedes ya meter la carne en la parrilla, pero cuyo sabor es mucho menos intenso, la principal barbacoa es la de carbón. Pero, ¿qué debemos usar para las brasas, carbón vegetal o leña? Leñas que puedan usarse en una barbacoa las hay de varios tipos (encina, olivo, pino...), cada una de ellas orientada a un tipo concreto de alimento.

Huawei Mate 40, Mate 40 Pro y Mate 40 Pro+: precio, especificaciones y ficha técnica
Precio, especificaciones y ficha técnica de los Huawei Mate 40, Huawei Mate 40 Pro y 40 Pro+.

Una barbacoa hecha con leña es un placer... para el que se la come, no para el que la prepara. Requiere el doble de tiempo (sin exagerar) y un mayor cuidado. Si no está limpia y seca, será un desastre. El carbón vegetal no posee ese toque distintivo, pero en 45 minutos podrías tenerlo todo en su punto, y no tienes que estar tan pendiente.

Lo más sencillo es hacer la barbacoa con carbón vegetal.
Lo más sencillo es hacer la barbacoa con carbón vegetal. Shutterstock

Una barbacoa requiere tiempo y paciencia

Si te vas varios días de camping o a una casa con amigos, y uno de esos días hay barbacoa, reservad el día en el que menos planes tengáis, porque una barbacoa tarda en hacerse. Al menos una hora, hora y media, hay que dedicarle. A los 45-50 minutos que aproximadamente tarda en estar lista la parrilla con las brasas de carbón vegetal, hay que sumarle unos 10 minutos previos para calentarla, todavía sin el carbón, y así eliminar la grasa y los malos olores.

Cómo encender las brasas

La clave de una barbacoa reside en saber hacer las brasas. Hay varias maneras de calentar el carbón. Lo más sencillo son las pastillas de encendido o los líquidos inflamables. Sin embargo, no es lo aconsejable. Las pastillas son bastante peligrosas y pueden causarte un disgusto, mientras que excedernos con el líquido puede terminar provocando que el chorizo nos sepa a queroseno.

Es mejor, por tanto, el modelo tradicional y natural. Usar piñas, ramas secas o papel ayudará a que finalmente el carbón encienda.

'Pues el artículo de Menzig decía que la barbacoa se hacía así...'.
"Pues el artículo de Menzig decía que la barbacoa se hacía así...". Shutterstock

Cuándo poner la carne en la parrilla

En el momento en el que las llamas hayan prácticamente desaparecido y sean blanquecinas o grisáceas, el carbón esté en el tono rojizo deseado y notes la parrilla muy caliente, es hora de echar la carne en el asador, nunca mejor dicho.

Si no te fías de tu instinto, un truco para comprobar si está lista la parrilla consiste en colocar la mano a 10 centímetros. Si antes de 10 segundas notas que empiezas a quemarte, está en el punto perfecto. Eso sí, si vas a hacer este truco, ponte guantes. No queremos desgracias.

Tampoco seas rácano con las brasas. Aunque no se necesita una gran cantidad de carbón para hacer una barbacoa simple con los productos que os hemos dicho más arriba, si tuvieras que añadir carbón a mitad de la barbacoa y volver a esperar a que se caliente, más que una comida terminará siendo una merienda.

Ordena bien las piezas para no liarte.
Ordena bien las piezas para no liarte. Shutterstock

Cerdo. Pollo. Ternera. In that order

Ya tienes todo listo, ahora hay que añadir la carne. ¿Qué poner primero en la parrilla? El orden debe ser siempre el siguiente:

  • Panceta, chorizo y morcilla
  • Verdura y mazorca de maíz
  • Pollo y pinchos morunos
  • La carne principal de ternera, vaca o buey

Importante. Toda la comida tiene que estar siempre a temperatura ambiente cuando la introduzcas en la barbacoa. Por tanto, sácala de la nevera una hora antes de empezar a hacer la barbacoa. De otro modo, no se harán por dentro, y la sensación no es agradable.

Esto es más importante que el pinchar o no productos como el chorizo para que se terminen de hacer por dentro, un movimiento que no cuenta con un apoyo unánime. Hay quien dice que para lo único que sirve es para perder el jugo y secarse antes de tiempo, mientras que, para otros, sirve para soltar la grasa y que sepan mejor. Ve probando y elige de qué bando eres.

¿Y tú, cómo prefieres hacer los chorizos?
¿Y tú, cómo prefieres hacer los chorizos? Shutterstock

Si la grasa que suelta la comida aviva las llamas, echa sal para reducirlas, pero no te pases. Tampoco marees la comida tocándola o girándola constantemente en la parrilla. Esto no es una sartén. Hay que tener paciencia y esperar a que se haga completamente un lado, y en ese momento, girar al otro. Mientras la carne se va haciendo, coloca la siguiente pieza en la zona con menos calor para tenerlo todo controlado. De nuevo por tu seguridad, utiliza guantes y pinzas para llevar a cabo estas acciones.

Si quieres aromatizar la carne, coloca especias como romero o tomillo a los lados de la parrilla poco antes de sacar la pieza.

Tiempos de cocción

  • Cerdo: 10 minutos por cada lado y a 10 cm de las brasas
  • Pollo: 10 minutos por cada lado y a 10 cm de las brasas
  • Verduras: entre 5 y 10 minutos. Untarlas en aceite antes de meterlas a las brasas.
  • Ternera, vaca o buey (chuletón, entrecot, hamburguesa...): 5 minutos por lado y a 5 cm de las brasas
  • Cordero: 5 minutos por lado y a 5 cm de las brasas
La ternera es lo último que debes hacer, ya que se prepara muy rápido.
La ternera es lo último que debes hacer, ya que se prepara muy rápido. Shutterstock

El debate de la sal

Cuándo echar la sal es otra de las grandes incógnitas de toda barbacoa. Hay quien apuesta por echar sal fina antes de cocinar el alimento, y sal gruesa una vez esté preparado, mientras que otros solo utilizan la sal al final, e incluso los hay que no usan ni pizca y dejan que cada uno se eche lo que quiera en su plato. De nuevo, el método ensayo-error parece el más apropiado.

Limpia la parrilla: tu 'yo' del futuro te lo agradecerá

Aparte de que el mantra "lo que se ensucia se limpia" es también obligatorio aquí, limpiar la barbacoa una vez hayas comprobado que las brasas se han extinguido (deja que lo haga solo, utiliza el agua solo como última opción) hará que tengas que dedicarle menos tiempo a la preparación de la próxima barbacoa.

Con las láminas todavía calientes, frota con un estropajo o cepillo metálico. Sabemos que da pereza, pero más da limpiarla unos días después.

Artículos recomendados