Ámsterdam y el encanto de los coffee shop

Shutterstock

Un paseo por Ámsterdam: la curiosidad de los coffee shop

Ir a Ámsterdam, para muchos, significa hacer una visita a un coffee shop. Estos lugares son los únicos sitios en el mundo en donde puede consumirse y venderse cannabis de manera legal. En Menzig te contamos los entresijos de estos locales tan pintorescos.

Por Juan Carlos Gómez  |  06 Marzo 2020

Ámsterdam es, sin duda, una ciudad en la que puedes sumergirte en varios lugares. Dam Square, la Plaza de los Museos o el Barrio Rojo son solo unos pocos itinerarios en los que perderte para conocer el encanto de la capital de Países Bajos. Una ciudad en la que, sin embargo, destacan unos establecimientos por encima de todo: los coffee shops.

La figura del coffee shop es mundialmente conocida, esos locales estructurados en torno a negocios donde el consumo del cannabis y derivados es legal. Es una de las características y ¿atractivos? de los Países Bajos. Pero no sería justo realizar un análisis tan simple. Estos locales tienen unas características concretas que hacen de ellos un sitio algo más que especial.

Un mundo distinto en escasos metros cuadrados

En un coffee shop no solo se fuma marihuana al uso. El consumo de esta sustancia es muy variado, y, sobre todo, no tienes por qué fumar. Puedes tomar té con marihuana, galletas o bizcochos aderezados con esta planta... No obstante, y viene recogido en los establecimientos, en los coffee shops está prohibido el consumo de las denominadas 'drogas duras' e incluso la venta y consumo de alcohol. Toda una estructura bien estudiada por dentro... y por fuera.

Los coffee shops forman parte de la cultura de Ámsterdam.
Los coffee shops forman parte de la cultura de Ámsterdam. Shutterstock

Y es que ya no son solo estos locales, es todo lo que lleva alrededor. Unas calles, en muchos lugares, estudiadas estratégicamente para el devenir de esta práctica. Encontramos, siempre al lado de un coffee shop, una tienda de dulces, una pastelería o, incluso, una gran cadena de comida rápida para combatir algunos de los efectos de estos psicotrópicos: "No es una ley fija, no es algo que se estudie como tal, pero sí que es verdad que los dueños de las tiendas buscan su clientela ahí. Los turistas los encuentran de todos modos, porque están en todas partes en el centro", nos comenta Finn Decker, periodista holandés que atendió a Menzig y nos informó de primera mano cómo se vive con estos locales a tiro de piedra. "Creo que el gobierno quiere tener el control y la vista de lo que sucede alrededor de la ciudad, en lugar de tener personas que trafiquen de manera ilegal por la ciudad. Por lo tanto, es legal, a la larga sale mejor para todos los ciudadanos, lo que fuman y los que no", continúa Finn.

Pero, este turismo, en su gran mayoría, viene de fuera. Lo exótico de encontrar estos locales, imposibles de ver en el resto del mundo, son uno de los grandes acicates de las personas que viajan a lugares como Ámsterdam, dónde está más masificada la práctica del consumo de marihuana o cannabis. Según Decker, "los holandeses van a las cafeterías, pero la mayoría de los clientes son turistas, especialmente en el centro, por lo que la mayor parte de estos locales se nutren de las personas que vienen de otros países".

Locales más famosos y funcionamiento de los coffee shops

F1 2021: los coches de las 10 escuderías, en imágenes
Repasamos el diseño de los 10 monoplazas de la F1 para la temporada 2021, incluido el Alpine de Fernando Alonso.
Finn lo tiene claro. Pese a confesar que no consume cannabis ni visita los locales, nos da dos coffee shops que, contrastando, vemos que son los más visitados por los turistas: "Yo diría que Boeren Jongens o Dampkring", nos dice, a la hora de hablar de los coffee shops más famosos. Instigando entre más periodistas holandeses, nos cuentan que en Ámsterdam se encuentra Bulldog, Barney's y Abraxas, otros locales con una alta afluencia de personas tanto neerlandesas como del resto del mundo.

Bulldog es uno de los coffee shops más importantes de Ámsterdam.
Bulldog es uno de los coffee shops más importantes de Ámsterdam. Shutterstock

Pero, ¿cómo funciona un coffee shop? Pues bien, al entrar, tanto en la barra como en las mesas te ofrecerán un listado de lo que puedes consumir, normalmente expresado en gramos. En muchos de ellos es obligatorio incluso pedir una consumición "por lo que pueda pasar" (recordamos que está totalmente prohibido pedir alcohol). Algunos de ellos te ofrecen incluso los cigarros ya preparados, y en líneas generales los camareros asesoran de todo si no eres un fumador o consumidor habitual de estos psicotrópicos. Cabe reseñar que en algunos locales te ofrecen sin coste ninguno hierbas (no psicotrópicas) para rebajar un poco los efectos si la persona que va no tiene costumbre de ello. En algunos también se pueden encontrar las famosas 'setas', palabras mayores si eres un novato en estos lares.

En definitiva, los coffee shops son un lugar especial, pero al que hay que ir con cabeza y precaución, siempre acompañado. Y, sobre todo, si tú y tus amigos o acompañante no estáis muy familiarizados con la materia, lo mejor es pedir consejo. Los camareros, a buen seguro, serán todo unos expertos y, además, aconsejarán y es muy útil, que uno de los que estén en el grupo intente no tomar nada y convertirse en el tutor legal. Se puede ir rotando para experimentar un ambiente único y legal en el mundo.

Artículos recomendados