Celtic-Rangers, una rivalidad más allá del fútbol Celtic-Rangers, una rivalidad más allá del fútbol

Celtic-Rangers, una histórica rivalidad que poco o nada tiene que ver con el fútbol

Clásicos en el mundo del fútbol hay muchos, pero como el Celtic-Rangers, ninguno. Os contamos todo lo que necesitáis saber sobre 'The Old Firm', el partido histórico que enfrenta a católicos contra protestantes.

Por Álex García  |  27 Septiembre 2021

La de Celtic y Rangers es una de las rivalidades de fútbol de clubes más apasionadas y acaloradas de la historia, igualando la intensidad de partidos como El Clásico entre Barcelona y Real Madrid o el Boca-River. Lo que mucho gente no sabe es que esta rivalidad se extiende más allá de los límites del fútbol y se adentra en temas más profundos de identidad nacional, política y religión.

El propio Sir Alex Ferguson dijo una vez: "Hay gente que insiste en que otras rivalidades futbolísticas pueden generar tanta intensidad como los enfrentamientos entre Rangers y Celtic... Creedme, no hay nada comparable". El mítico jugador sueco Henrik Larsson, que jugó en el Celtic y de clásicos sabe un poquito, dijo lo siguiente: "Nunca experimenté nada, ni antes ni después, comparable con mis partidos de Old Firm en Escocia. Ese fue el mejor ambiente y esos fueron los encuentros más feroces en los que he jugado". Razón no le falta.

¿De dónde viene exactamente este enfrentamiento?

La pugna entre ambos equipos que, como decimos, va más allá de lo deportivo, tiene un trasfondo político y religioso muy importante. 'The Old Firm', como se conoce a este partido desde principios del siglo XX, enfrenta a católicos contra protestantes, a nacionalistas irlandeses contra unionistas, a republicanos contra monárquicos, y a trabajadores contra burgueses. Casi nada.

Tradicionalmente, los partidarios de los Rangers se alinean como nativos escoceses, así como protestantes y leales a la corona, mientras que los fanáticos celtas tienden a ser irlandeses-escoceses y católicos y republicanos. Los hinchas de los Rangers también tienden a identificarse más como pro británicos, ondeando banderas de la Union Jack en los partidos, mientras que los del Celtic se ven más comúnmente agitando la tricolor irlandesa.

El Celtic nació en el año 1887 y fue fundado en una iglesia católica de Glasgow por el hermano Walfrid, un marista irlandés que tenía el objetivo de conseguir fondos para crear un comedor comunitario para los inmigrantes irlandeses, que en aquel entonces llegaban en masa a Escocia. Por eso, el Celtic usa los colores y la simbología irlandesa, como el icónico trébol de cuatro hojas.

Los Rangers, por su parte, habían sido fundados quince años antes (1872), sin ningún tipo de ideología ni doctrina religiosa en sus inicios, pero ante el auge de sus rivales, surgió la necesidad de defender el protestantismo y la unión del Imperio Británico. Mientras la disputa religiosa estaba más caldeada que nunca en el país, los aficionados al fútbol, y los que no también, crearon esta rivalidad ya no tan deportiva para poder expresar todas sus pasiones en un estadio.

¿De dónde viene el nombre 'The Old Firm'?

Se entiende que la rivalidad Celtic-Rangers ha sido apodada la 'The Old Firm" (la vieja firma o acuerdo) desde principios del siglo XX, cuando los dos se enfrentaron en la final de la Copa de Escocia de 1904. El partido terminó en tablas, pero como no había ni prórroga ni penaltis, se decidió hacer un segundo partido. Esto no sentó nada bien a la afición de ambos equipos, por lo que hubo una invasión de campo y un revuelo importante por un supuesto amaño.

La revista 'The Scottish Referee' había elaborado una caricatura satírica de los dos rivales en el período previo al juego, haciendo alusión a las buenas relaciones de ambas directivas y a unos presuntos arreglos de resultados. En la caricatura se mostraba a un hombre con un tablero tipo sándwich que decía: "Patrocine The Old Firm: Rangers, Celtic Ltd", como si de una sola empresa se tratara. Por eso, se entiende que 'The Old Firm' es un acuerdo económico que beneficia a ambos equipos.

El origen de 'The Old Firm', la caricatura de 'The Scottish Referee' El origen de 'The Old Firm', la caricatura de 'The Scottish Referee', imagen de sustitución
El origen de 'The Old Firm', la caricatura de 'The Scottish Referee' The Scottish Referee

Otra teoría es que el término se originó a partir de los comentaristas de partidos que entienden este partido como una reunión de "dos viejos y firmes amigos", aunque muchos dicen que esta teoría solo sirve para desviar la atención de aquel pasado sospechoso. El tema es que dicho acuerdo económico cobró tanta relevancia, que ambos equipos negociaban juntos los patrocinios, los derechos de TV y hasta compartían anunciante en sus camisetas para evitar boicots de las hinchadas a distintas empresas.

¿Qué consecuencias ha traído esta rivalidad?

Desde sus inicios hasta hoy, la simbología siempre ha estado presente en estos encuentros, a pesar de los débiles intentos tanto del gobierno escocés como de la federación de fútbol del país por evitarlo. En las gradas del Celtic Park se siguen viendo banderas irlandesas y del IRA, además de banderas de aficiones hermanas de izquierdas como las del Livorno italiano o el Liverpool inglés. La afición del Rangers, hermanada con la del Chelsea, muestra banderas y simbología de Reino Unido. Por eso, curiosamente, no suelen verse banderas escocesas en un partido de 'The Old Firm'.

El partido es considerado como de alto riesgo. Por eso, la federación decidió que se jugara siempre a primera hora de la tarde para evitar que la noche propicie todavía más los actos de vandalismo o las invasiones de campo.

Cuando los Rangers tuvieron la oportunidad de ganar la liga contra el Celtic en el último día de la temporada en mayo de 1999, varios fanáticos del Celtic en el estadio empezaron a lanzar objetos a los jugadores rivales. Uno de esos objetos golpeó al árbitro Hugh Dallas, quien, lleno de sangre, se vio obligado a detener el juego y recibir tratamiento médico (minuto 9 del vídeo que os enseñamos a continuación). Desde entonces, se han tomado medidas para evitar la posibilidad de que la Premiership se decida en la última jornada entre Celtic y Rangers.

Uno de los episodios más destacables de esta rivalidad surge con la figura Mo Johnson. Desde sus inicios, los Rangers tenían la política de no fichar a jugadores católicos, pero al llegar al banquillo Graeme Souness en los 80, esto dejó de ser así. El entrenador tumbó la medida porque restaba potencial al equipo al tener estas restricciones para fichar, aparte de que era algo discriminatorio. Así, en 1989 ficharon a Mo Johnson, que había militado previamente en las filas del Celtic antes de jugar en el Nantes y que, por supuesto, era católico. El odio de la afición fue tal, que el jugador tuvo que huir literalmente de Escocia para luego recalar en el Everton.

'The Old Firm' en la actualidad

Muchos dicen que este gran clásico ya no es lo que era. Entre otras cosas, la desaparición de los Glasgow Rangers en 2012 por graves problemas económicos fue una de las grandes causas. Y aunque el equipo volvió en 2016 rebautizado como Rangers F.C., y ganó la Premiership en 2021 diez años después de la mano de Steven Gerrard, muchos aficionados del Cetic dicen que 'The Old Firm' ya no existe y que el nuevo Rangers ya no es su rival antagónico. Pero, vista la celebración del propio Gerrard tras ganar en Celtic Park, parece que algo de tensión entre los equipos sigue existiendo.

Eso sí, la carga religiosa cada vez es menor, pues las nuevas generaciones tienen menos interés en esos temas. Además, aficiones de uno y otro lado no perdonan la caída en bancarrota de los Rangers. No obstante, la historia detrás de una de las rivalidades más míticas del fútbol, con sus cosas buenas y malas, quedará para siempre en nuestra memoria.

Artículos recomendados