Cómo nos afecta el cambio de hora y cómo adaptarnos mejor

Shutterstock

Los problemas que nos genera el cambio de hora y la mejor forma para adaptarnos a él

El cambio de hora conlleva una serie de problemas para nuestra salud que en ocasiones desconocemos. Os mostramos todos en este artículo, y no solo eso, sino que aportamos soluciones para aprender a adaptarse lo mejor posible a este nuevo horario.

Por Patricia Badajoz  |  26 Octubre 2019

En julio de 2019 se hizo una consulta a los ciudadanos europeos sobre si querían acabar con el cambio de hora, y el resultado fue positivo, de manera abrumadora además. Con ello se inició un debate para saber qué medida se debería tomar, pero cuya respuesta no se dará hasta 2020. Hasta entonces, todo sigue igual, con el cambio de hora que tantas alegrías nos da en marzo y tantos disgustos en octubre, cuando la noche del sábado al domingo a las 3:00 vuelven a ser las 2:00. Más allá de esa noche, en la que tenemos una hora más de sueño o de fiesta, en función de cuál sea tu plan, ver el domingo cómo a las 18:00 horas ya es de noche deprime a cualquiera, incluso a los más nostálgicos del mal tiempo.

Sin embargo, esta medida está basada en una eficiencia (cada vez más cuestionada) de ahorro de energía y aprovechamiento de las horas del sol. Lo que sí está claro es que afecta directamente a nuestros ritmos circadianos, que no son más que nuestro reloj interno que nos ayuda a controlar patrones del sueño, y a la creación de melatonina, la hormona del sueño. Y todo esto, ¿qué consecuencias tiene en nosotros? ¿Cómo nos vamos a sentir estos días? Lo repasamos.

El cambio de hora tiene efectos negativos para nuestra salud.
El cambio de hora tiene efectos negativos para nuestra salud. Shutterstock

Consecuencias del cambio horario

  • Cansancio. La consecuencia que más notamos es el sueño que tenemos durante la semana posterior. Hasta que nuestro reloj interno se adapta al externo, pasaremos unos días complicados. Esto genera efectos en toda la sociedad. Por ejemplo, está demostrado que los lunes después de los cambios horarios se producen más accidentes de coche.
  • Mal humor. La falta o mala calidad del sueño provoca que estemos más irritados. Nuestro cuerpo se siente cansado, nos duele la cabeza y nuestro cerebro no funciona al 100%. Así que, estos días, cuanto menos hablemos con nuestro jefe, pareja o amigos, mejor.
  • Más posibilidades de sufrir un ictus. Ya hemos comentado que la alteración de nuestras horas de sueño afecta directamente a nuestro reloj interno, pero lo que no sabíamos es que tanto. Y es que un estudio realizado en Finlandia ha descubierto que el cambio de horario aumenta la posibilidad de sufrir un ictus los dos días siguientes a la modificación.
  • Problemas en nuestra piel. La piel es muy sensible y se regula a través de las hormonas, por lo que el cambio de nuestro ritmos circadianos hará que se provoque un desajuste hormonal, y con ello que tengamos más acné en los siguientes días del cambio.

Consejos para adaptarse mejor al cambio de hora

Y tú preocupado solo con ver menos tiempo el sol... Pero tranquilo, no es plan de encerrarse en casa con el cambio de hora como si rememoráramos el temor por el efecto 2000. Con estos consejos no hará falta.
  • Hacer ejercicio. Para comenzar a adaptar tu cuerpo y entrenar el ciclo del sueño, es recomendable hacer mucho deporte, lo que te ayudará a llegar cansado por la noche.
  • Evitar el uso del móvil. Si siempre es recomendable no tocar ningún dispositivo tecnológico cuando estamos en la cama para irnos a dormir, estos días todavía más. Ese WhatsApp o esa publicación de Pablo Sobrado pueden esperar.
  • Evitar siesta. Si dormimos durante el día, esto alterará aún más nuestras ya alteradas horas de sueño y hará que no estemos cansados cuando llegue la hora de dormir.
  • Alimentación. Es una parte importante para nuestra salud y también lo es para ayudar a la adaptación. Además de una dieta saludable, hay que evitar cenar en exceso, ya que nos costará conciliar el sueño, pero tampoco cenar demasiado poco que podría causar que nos desvelemos de noche a causa del hambre. Tampoco es recomendable consumir alcohol estos días, porque aunque parece un inductor del sueño, puede hacer el efecto contrario y generarnos un insomnio. Por el contrario, se recomienda la ingesta de productos lácteos, frutos secos, pescados y cereales integrales.
  • Limpieza profunda. En el caso de la piel, lo único que puedes hacer es llevar a cabo una higiene facial muy estricta, en la que no te puedes saltar ningún paso.

Los niños son los que más sufren

Keisuke Honda, Vitesse y Camboya, una unión bastante especial
Keisuke Honda compagina sus labores como jugador del Vitesse con ser seleccionador de Camboya. Un tipo especial, sin duda.

Siempre hay grupos que son más débiles a cambios de este tipo. En este caso, los niños son los más afectados de este cambio horario. Esto se debe a que sus rutinas son más marcadas, y que por lo tanto, las alteraciones de las mismas son más notables.

Los niños son los que más sufren este cambio de hora, ya que tienen unos horarios muy marcados.
Los niños son los que más sufren este cambio de hora, ya que tienen unos horarios muy marcados. Shutterstock

Los consejos para que estos días no acaben con nosotros es tener más paciencia, si es que se puede, con los más pequeños y a pesar del cambio de hora, continuar con los mismo horarios. Los primeros días serán muy difíciles, pero será cuestión de tiempo que los más pequeños (y nosotros) vuelvan a adaptarse a este nuevo horario.

Artículos recomendados