Borja Catanesi: "Mi vida gira en torno a la música, es mi todo"

Instagram/@borjacatanesi

Borja Catanesi: "En el resto de Europa hay mucha más libertad para tocar en la calle que en España"

A sus 23 años, Borja Catanesi ya se ha alzado con el premio de mejor artista callejero del mundo. Sin embargo, el reconocimiento mundial que ha recibido contrasta con las dificultades de tocar en su Valencia natal, donde ha tenido numerosos encontronazos con la policía. Sobre esto y muchas más cosas nos habla el artista callejero del momento en esta entrevista.

Por Guillermo Galindo  |  21 Diciembre 2018

Valencia es una de las ciudades españolas con más cosas que ver y hacer. A partir de ahora tendremos que añadir una más, buscar a Borja Catanesi por las calles y deleitarnos con su música, lo que le ha valido para convertirse en el mejor artista callejero del mundo y sacar su primer disco gracias al crowfunding. Y con solo 23 años.

Pregunta. En qué momento descubres que la música es lo tuyo y, sobre todo, en qué momento descubres que la música callejera es lo tuyo.

Respuesta. Empecé a los 16 años tocando en festivales y salas con un amigo. A partir de ahí me fui enganchando más, probando cosas nuevas, y empecé a salir solo y a buscarme la vida por mi cuenta con la música.

P. ¿Es difícil hacerse un hueco en el mundo de la música callejera?

R. Sí, lo es, pero lo más importante es ser constante.

El fenómeno quinqui, protagonista de la contracultura española actual
Esta es la historia de cómo los quinquis e han convertido en un elemento de protesta contra las desigualdades actuales que sufre la juventud.
P. ¿Cómo conseguiste la visibilidad necesaria para desmarcarte del resto?

R. A través de las redes sociales, que son un arma fundamental para darse a conocer. Hacía vídeos tocando por Valencia para que la gente empezara a tener una idea de quién era. Como te he dicho antes, era muy constante.

Borja Catanesi ganó los Universal Street Games a mejor músico callejero del mundo.
Borja Catanesi ganó los Universal Street Games a mejor músico callejero del mundo. Instagram/@borjacatanesi

P. Las redes sociales te han ayudado mucho...

R. Sí, han sido muy importantes. Tengo vídeos con millones de visitas, y gracias a ello he podido contactar con gente de todo el mundo y tener seguidores de muchos países.

P. Has ganado dos concursos, uno en Estados Unidos y otro en Nueva Zelanda. Quiero preguntarte sobre este último, que también te permitió darte a conocer fuera de nuestras fronteras.

R. Sí. Ahí lo que buscaban eran seis músicos de todos los rincones del planeta para formar una banda, la Global Street Band, que iba a tocar en un festival de la isla sur de Nueva Zelanda. Los elegidos fuimos un colombiano, un polaco, un belga, dos estadounidenses y yo.

Honor 10i: descripción, características y precio
Honor lanza el Honor 10i, con un diseño característico, un procesador adaptable a GPU Turbo 2.0, notch en forma de gota y un total de cuatro cámaras.
P. ¿Y qué tal la mezcla?

R. Muy bien. Encajamos enseguida, creamos un par de canciones en un estudio de Nueva Zelanda y todo. Fue una experiencia increíble.

P. De Nueva Zelanda pasaste a Europa, donde has estado tocando los últimos años. ¿Qué tal te ha ido en otros países europeos?

R. La verdad es que ha ido muy bien. En Europa se reacciona genial ante la música callejera, hay quizás un nivel de cultura de arte callejero superior al español, donde no se termina de comprender lo que hacemos de igual forma que en países vecinos como Italia. Allí está muy arraigado el arte callejero en la cultura, mientras que en España no se suelen ver a muchos jóvenes tocando por la calle, algo que en Italia es común.

P. ¿Hay libertad en esos países para el artista callejero?

R. Más que aquí sí.

P. En España has tenido numerosos problemas con la policía...

R. Las normativas que hay en España al respecto están anticuadas, no se han actualizado lo suficiente. Yo uso un amplificador, algo necesario para mí y mucha gente a la hora de cantar, tocar la guitarra... Es casi lo único que necesito. Pues bien, para poder tocar tengo que pedir una serie de licencias, lo cual es lógico. El problema es que aun con las licencias en regla, me han multado por el amplificador. No tiene ningún sentido.

P. Al menos has podido recuperar tus instrumentos, que te los habían llegado a quitar.

R. Sí, sin ellos lo he pasado mal. Tenía conciertos y algún festival y al final con la ayuda de varios amigos hemos podido solventar el problema, pero no ha sido fácil.

Podemos ver a Borja Catanesi por las calles y plazas de Valencia, aunque cada vez sea más complicado para él.
Podemos ver a Borja Catanesi por las calles y plazas de Valencia, aunque cada vez sea más complicado para él. Instagram/@borjacatanesi

P. Como reivindicación has iniciado el 'Silent Busking', un concierto silencioso en el que se necesitan unos cascos para poder escucharlo. ¿Cómo se te ocurrió la idea?

R. A raíz de las multas y el problema con el amplificador, pensé que sería una buena forma de protestar ante una situación injusta. La asociación de músicos callejeros se ha reunido varias veces con el concejal para cambiar la normativa, pero nunca se han llegado a tomar medidas, porque el concejal dice que son demasiados puntos los que habría que modificar. Se me ocurrió llevar a cabo el 'Silent Busking' para intentar lograr la repercusión necesaria para presionar y avanzar en un acuerdo.

P. ¿Lo estás consiguiendo? ¿Crees que tiene solución el problema de la música callejera en España?

R. Sí, lo espero y lo creo. Sacando algo positivo de todo lo que me ha pasado últimamente, lo bueno es que se ha visibilizado el problema, ha llegado a mucha gente y hasta el Ayuntamiento se ha pronunciado asegurando que al final de la legislatura se va a modificar la normativa actual. Ahora toca ver si lo cumplen o no (ríe).

P. ¿Alguna vez has pensado en dejar la música callejera por todos los problemas que tienes y has tenido con la policía?

R. Eso no. Sin embargo, es verdad que la situación actual en Valencia es tan complicada que tengo que evitar tocar aquí.

P. ¿Valoras salir entonces de Valencia de nuevo?

R. Sí, de hecho voy a pasar el Año Nuevo en Holanda y tengo previsto quedarme una temporada allí, e ir viajando por Europa de nuevo.

P. ¿Qué opina tu familia? ¿Te ha apoyado siempre?

R. Sí, porque han visto que me ganaba la vida con lo que me gusta, y han comprobado que soy autónomo e independiente. Al ver que me iba bien me han apoyado por completo.

P. Al contrario de lo que pueda parecer, o de la imagen tradicional que tenemos de la música callejera, se puede vivir de ello. Tú lo haces, ¿no?

R. Sí.

P. Imagino que habrás vivido experiencias de todo tipo estos años. Cuéntame una que se te venga a la cabeza.

R. Recuerdo un momento muy bonito en el que estaba en la Plaza de Toros de Valencia cuando empecé a hablar con unas personas que resultaron ser bailarines profesionales que habían venido a Valencia a una competición internacional de baile de salón. Empezaron a bailar mientras yo tocaba una canción de Paco de Lucía y se generó un corro por toda la plaza. Fue emocionante. Otro momento al que guardo mucho cariño es una vez que estaba tocando en Eindhoven cuando un cantante se animó de repente a cantar un tema. Salió tan bien que está en mi disco, grabado entre estos dos países.

P. Fuiste nombrado mejor músico callejero del mundo en la primera edición del Universal Street Games. ¿Cuando empezaste en el mundo de la música imaginabas cosechar tanto éxito?

R. No, para nada. Yo cuando entré en esto no tenía ni idea de lo amplio que es ni de todo lo que hay. Es otro mundo, con muchísima gente que se mueve por todos los países haciendo lo que más les gusta. Es como una comunidad, una familia. Yo eso lo desconocía cuando empecé, pensaba que iba a limitarme a tocar por mi cuenta. Nunca podría haberme imaginado llegar a esto, a ganar una competición internacional. Es un honor.

P. Hablabas antes de que sois como una familia. El artista callejero forma parte de un movimiento global muy especial.

R. Yo sigo a muchos artistas callejeros de diferentes puntos de Europa con los que mantengo el contacto a pesar de la distancia. Somos una gran comunidad de artistas que se apoyan entre ellos.

P. Centrándonos de nuevo en ti, es evidente que recibes el apoyo de la gente. Sin ir más lejos, tu primer disco, 'Road Echoes', del que me hablabas antes, ha sido financiado a través de crowfunding.

R. Ha sido increíble poder grabar un disco gracias al apoyo de mis seguidores, una auténtica maravilla. Todavía no me lo creo.

P. ¿Quieres dejar un mensaje a esa gente?

R. Simplemente quería agradecer a todo el mundo que siempre que me ve por la calle me saluda o a aquellos que me escriben un mensaje de ánimo en las redes sociales. Muchas gracias por ese apoyo, porque para mí es una alegría recibir el cariño de tanta gente.

P. ¿Qué has querido plasmar en 'Road Echoes'?

R. Son ecos de la carretera, como su propio nombre indica. Influencias de los viajes, mi experiencia personal... Son temas variados, muy de improvisación.

P. ¿Por qué crees que enganchas a la gente? ¿Qué crees que tienes de especial?

R. Cuando toco pongo mucho entusiasmo y se nota que lo siento. Creo que consigo transmitir esa pasión al público, y es importante.

P. Personalmente, ¿cómo te definirías?

R. Soy un chico tranquilo, curioso, disfruto mucho viajando y escuchando música en cada momento.

P. Ahora que hablas de ello, ¿cuánto tiempo dedicas a la música? ¿Te permite tener una vida 'normal'?

R. Mi vida gira en torno a la música, es mi todo. No obstante, mi trabajo es muy libre, hay días que salgo a tocar un par de horas, otros estoy cinco, otros que ni siquiera toco... Es una de las cosas más positivas, que puedo ir modificando el 'horario' en función de los planes que tenga, de los eventos que haya en la ciudad, etcétera.

P. ¿Te ves haciendo lo mismo dentro de cinco años?

R. La verdad es que no lo sé. A mí la calle me encanta, y sería un placer seguir ahí. Pero no te puedo asegurar que dentro de cinco años vaya a estar en la misma situación y a pensar lo mismo. Las cosas van muy deprisa para pensar en un futuro a largo plazo.

P. ¿Qué le recomendarías a aquellos jóvenes que quieren dedicarse a la música, pero que no saben muy bien cómo?

R. Lo primero, que se centren en conseguir su objetivo y que se lancen a por ello. Es la única forma de sacarlo adelante. La constancia, como he repetido varias veces en la entrevista. No vale de nada intentarlo y parar al poco tiempo, tienes que estar ahí, apretando. Te llevarás tus batacazos, pero aprenderás de ellos y te levantarás.

Artículos recomendados