Por qué el body count de una chica no debería importarte Por qué el body count de una chica no debería importarte

Por qué te debe dar igual el body count para dejar de ser un novio tóxico

Si te preocupa la cantidad de personas con las que se ha acostado tu pareja en el pasado (body count), háztelo mirar.

Por Jordi Edo  |  05 Abril 2022

"La sociedad ha enseñado a las mujeres que es muy guay tener muchas parejas sexuales, pero la verdad es que los hombres una de las cosas que más miramos es el 'body count', es decir, el número de chicos con el que se ha acostado una chica. Y por más que creáis que nos podáis engañar, estas cosas se saben. Con lo que vosotras estáis 100% en vuestro derecho de acostaros con quién queráis, pero nosotros estamos 100% en nuestro derecho de escoger con quién salimos y con quién nos casamos. Y ya os garantizo que si una chica tiene un body count alto, queda descartada".

Esta fue la declaración que un instagramer hizo en su cuenta personal horas antes de que se hiciera viral por toda la red social. Una declaración duramente criticada, con un claro trasfondo de machismo, posesión e inseguridades. Las respuestas más aclamadas de Instagram decían: "Pues ya sabéis, chicas, follad con muchos o acabaréis con tíos así", "¿Por qué los tíos siguen creyendo que son ellos los que nos eligen a nosotras?", "Si es que esto es selección natural... se descarta él solo", "Menos mal que el 'neuro count' existe también para darnos criterio".

Si has compartido o compartes la misma opinión que este chico, venimos a explicarte por qué lo haces y cómo trabajar para sacarte esta idea de la cabeza de que el body count sirve para algo.

Body count, el símbolo de una inseguridad manifiesta

Si el hecho de que una chica se haya tirado a más o menos chicos condiciona tu decisión de seguir conociéndola, el problema no lo tiene ella, sino tú. Y el problema se llama falta de autoestima. ¿Por qué si tú lo haces no pasa nada pero cuando lo hace ella te produce rechazo?

En realidad, te sientes amenazado. Amenazado porque haber estado con tantos hombres significa que la competencia es más alta, y que puede que no estés a la altura. Amenazado porque tenga más experiencia que tú en la cama. Amenazado porque es más fácil salir con alguien más 'mojigata'. Amenazado porque si se ha tirado a pocos hombres, hay menos posibilidades de que nos ponga los cuernos. ¿Y dónde queda la confianza mutua?

Machismo, manipulación y chantaje

Que el body count de una mujer tenga más importancia que el de un hombre no tiene otra explicación que la de su origen machista. Pensar que una mujer que se ha acostado con muchos hombres "es una fácil y no se respeta" deja de tener argumento válido en el momento en el que solo se aplica cuando se trata de una mujer.

Y como toda actitud tóxica fruto de la desigualdad de género, acarrea muchas otras como la de la manipulación y el chantaje. El mensaje del instagramer que comentábamos al principio deja un tufillo a "eres libre de hacer lo que quieras, pero atente a las consecuencias" que tira para atrás. Tratar a las mujeres como un bien de consumo, fijándose en las condiciones en las que 'viene el producto', es un pensamiento muy peligroso. Puede que no se exteriorice o se interprete con la brusquedad con la que lo decimos, método para entender el asunto mejor, pero en el fondo muchos saben que en su subconsciente la idea no difiere tanto de este pensamiento. Y eso, amigos, hay que erradicarlo cuanto antes.

El body count es solo un número

Como veníamos diciendo, las actitudes tóxicas o red flags que podemos desarrollar con otras personas, sean nuestra pareja o no, provienen casi siempre de los problemitas que tenemos nosotros mismos en nuestra cabeza: nuestros miedos, frustraciones e inseguridades. Y es por lo que, hasta que no arreglemos nuestros problemas, el tener una relación sana es prácticamente inviable.

La cantidad de personas con las que se acuesta un hombre o una mujer no define quién es, cómo es, su fidelidad dentro de una relación o sus gustos sexuales. Solo define una cosa: que tiene libertad y capacidad plena de hacer lo que quiere con quien quiere, y no por ser hombre o mujer tiene más o menos derecho. Porque en el momento en el que solucionas tus problemas, te valoras y eres seguro contigo mismo, no te hace falta preocuparte por cuántas personas se ha acostado tu pareja. Eso te da igual, porque te ha elegido a ti, y eso es lo importante.

En definitiva, céntrate en trabajar y demostrar tus fortalezas (porque tienes muchas) y no en cohibir a tus parejas para que no descubran las del resto. Y no seas tan estúpido de rechazar a una persona que puede terminar haciéndote mucho bien (o pasar un buen rato) solo por el body count de su pasado.

Artículos recomendados