Iniesta y las criptos: publicidad a cualquier coste Iniesta y las criptos: publicidad a cualquier coste

Binance

Iniesta y las criptos: ¿merece la pena el dinero por publicidades tan polémicas?

¿Vale más el dinero que perder la imagen de yerno perfecto? La polémica publicidad de Iniesta a Binance nos lleva a planteárnoslo.

Por Jon Irisarri  |  29 Noviembre 2021

Tras superar (más o menos) el debate de los últimos años generado a raíz de la aparición masiva de rostros televisivos en anuncios de casas de apuestas, parece que esta relación entre personajes ilustres, dinero y publicidad polémica ha dado una nueva vuelta de tuerca gracias a un nuevo denominador común: las criptomonedas.

Ya llevamos meses observando cómo el mundo del fútbol especialmente se está acercando a las criptos, ya sea mediante publicidad en las camisetas de los equipos o con publicaciones de futbolistas "aprendiendo" a invertir. El último de ellos, y por el cual ha explotado la bomba, es Andrés Iniesta.

El futbolista de Fuentealbilla ha emitido un mensaje publicitario en sus perfiles de Twitter e Instagram, donde promocionaba una web para invertir en criptomonedas. A primera vista, puede parecer otro anuncio más de todos los que se ven en las redes de los deportistas más famosos, pero la cosa cambia cuando se tocan ciertos temas que no están tan bien vistos por la sociedad.

Iniesta se convirtió en trending topic después de que su anuncio removiera opiniones entre sus seguidores, quienes por lo general han tenido malas palabras hacia el albaceteño. De hecho, hasta la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha respondido al tuit, afirmando que hacer publicidad de los criptoactivos es peligroso. Y es que, según la CNMV, son productos no regulados con un alto riesgo, por lo que no se debería animar al resto a invertir en ellos sin conocimiento de causa.

La polémica era inevitable. Un futbolista con 38 millones de seguidores en Instagram y 25 millones en Twitter, tiene una red de influencia mayor que cualquier medio o institución que trate de regular el asunto. Y el problema se agrava cuando muchos de los seguidores de Iniesta son gente joven que ven en él a una leyenda que trajo, entre otras muchas cosas, un Mundial a España. Lo que diga un futbolista de tal calibre va a tener un impacto brutal entre sus seguidores, y la web de inversión en criptomonedas Binance lo sabe.

Por lo tanto, el futbolista albaceteño, quien no protagoniza grandes polémicas y destaca por pasar desapercibido de todos los líos, se ha visto envuelto en una crítica en masa por promocionar uno de los productos más delicados del momento. Para muchos es una especie de estafa donde la gente joven puede quedar atrapada, y para muchos otros, es el futuro de la economía. No sabemos en qué deparará todo esto, pero lo que sí está claro es que Iniesta se ha lanzado al barro de un universo todavía polémico a cambio de, imaginamos, una sugerente oferta.

¿Por qué promocionar algo tan polémico cuando ya lo tienes todo?

Andrés Iniesta es el yerno ideal de España para muchos. Ha sido un futbolista espectacular que en su carrera lo ha ganado todo, y ya no solo eso, sino que es de esos deportistas que, por su aura y humildad, salía aplaudido de muchos campos de España. Su gol a Países Bajos en la final del Mundial de 2010 tiene bastante que ver, pero su carácter y su buen fútbol han ayudado a que el de Fuentealbilla sea querido por toda España. Al final, Iniesta era un tipo entrañable, que nunca ponía una mala cara ni se metía en polémicas, y que encima era un jugador de talla mundial.

Ya sea por su imagen, que despierta confianza a los inversores en los múltiples proyectos en los que está metido, o 'simplemente' por ser un jugador de leyenda, se encuentra entre las 50 personas más ricas de España, según la revista Forbes. Actualmente ingresa cerca de 34 millones de euros anuales, gran parte por su contrato con el Vissel Kobe, pero también por sus empresas, acuerdos y publicidad.

Sabiendo todo esto, ¿por qué arriesgarse a promocionar un tema tan polémico como el de las criptomonedas? ¿Nadie le hizo ver que podría resquebrajar su imagen pública? ¿Tanto necesitaba el montante de dinero que habrá recibido?

Por mucho dinero que le hayan ofrecido para realizar la publicidad, no puede suponer más que una mínima parte de todo el patrimonio y sueldo que tiene Iniesta. Y si fuese un jugador acostumbrado a entrar en polémicas o en arriesgar con las novedades que aparecen en el mercado, se podría llegar a entender. Pero hablamos de Iniesta, y todos le conocemos ya.

Lo cierto es que ni siquiera en la foto de Binance parece tener del todo claro de qué va el tema. Parece estar ahí para cumplir, porque es lo que le toca para conseguir el dinero. Quizás esa supuesta falta de información que se prevé acerca de lo que es invertir en criptomonedas es la razón de que haya accedido a promocionarlo por un buen dinero. Resulta extraño creer que Iniesta estuviese dispuesto a publicitar algo así si hubiese sabido que iba a despertar tanta polémica. O puede, simplemente, que Iniesta no sea un ser de luz como nos vendieron, y que le importe más el dinero que otra cosa.

Binance ha planificado una estrategia perfecta

Entre todo este lío, quien verdaderamente ha cumplido con su objetivo ha sido Binance. La web de inversión en criptomonedas se ha puesto en el foco durante varios días, y es que todo el mundo ha comentado la publicidad. Mientras que la gente opinaba o criticaba, Binance aparecía de fondo. Si con la publicidad de Iniesta iban a llegar a millones de personas, con la polémica generada el alcance se ha multiplicado. Si bien es cierto que muchas veces han estado en el foco para lo negativo, y que mucha gente los ha criticado, la cantidad de gente que por simple curiosidad vaya a investigar de qué trata todo eso es ya una victoria para ellos.

¿Sabrían los de Binance que esto iba a pasar y se han aprovechado? Quizás en su cabeza ya existía el plan: elegir a un jugador que no encaje con la empresa, y llegar así a nuevos públicos, sin importar la polémica. Desde luego, les ha salido genial la jugada.

Artículos recomendados