Audi AI: TRAIL quatrro, el coche que usa drones en lugar de faros

Audi

Audi AI: TRAIL quattro, el todoterreno eléctrico con drones en lugar de faros

Cuatro motores eléctricos, tracción en las cuatro ruedas, un sistema de propulsión sin emisiones y un sistema de faros que funciona a través de drones. Así es el futurista automóvil que acaba de presentar la compañía alemana Audi y con el que está revolucionando el mundo del motor, pero, ¿en serio? ¿un coche con drones? ¿hasta qué punto es realista circular con un vehículo de estas características?

Por Álex García  |  18 Septiembre 2019

Audi se ha decidido a revolucionar por completo el mundo del automóvil. El pasado 12 de septiembre de 2019 se celebró en Alemania el Salón de Frankfurt, en el que las principales compañías automovilísticas presentan sus novedades. Sin duda alguna, la nota la dio el fabricante alemán con el Audi AI: TRAIL quattro, un 4x4 del futuro con propulsión eléctrica y sistema de faros a través de drones eléctricos sin rotor que sobrevuelan el vehículo y son capaces de acoplarse a él a través de un sistema de carga inductiva.

Además de los drones y la mezcla todoterreno-propulsión eléctrica, que ya da bastante de qué hablar, el Audi AI: TRAIL tiene un diseño cuanto menos llamativo. El coche parece tener una superficie casi toda de cristal. Sus ventanillas prácticamente rodean el vehículo, haciéndolo parecer una especie de cápsula, casi como un helicóptero. Iluminación y luz natural no le van a faltar, desde luego. El interior, con acabados perfectos y modernistas, está pensado para que sus ocupantes estén lo más cómodos posible. Los asientos traseros se reclinan de tal forma que parecen hamacas. Además, se pueden sacar del vehículo para usarlos fuera.

Los 1,67 metros de altura y los 4,15 metros de longitud, además de sus imponentes ruedas de 22 pulgadas, terminan de aportarle ese carácter de todoterreno preparado para la aventura. Todo ello en un coche fabricado con una combinación de acero de alta tecnología, fibra de carbono y aluminio, lo que permite que este 'animal' del motor pese solo 1.750 kilos.

Rueda de 22 pulgadas del Audi AI: TRAIL.
Rueda de 22 pulgadas del Audi AI: TRAIL. Audi

Con ojos en el cielo

En lugar de los tradicionales faros para las luces cortas y largas, este prototipo de Audi funciona con cinco drones sin rotor de manera triangular. Estos pueden apoyarse sobre unos soportes localizados en la parte superior o directamente sobre el techo, donde podrán cargarse a través de unos paneles de inducción. Así, los drones piden volar por delante y encima del vehículo, por lo que la iluminación de la carretera será total.

Cuando el vehículo esté parado, los drones tendrán la capacidad de quedarse sobrevolando esa zona para proporcionar la mayor iluminación posible del entorno. Todo esto para un coche espacioso y cómodo que pretende ser un todo en uno a la hora de salir de la ciudad para una excursión o un picnic nocturno, por ejemplo.

El Audi AI: TRAIL iluminado por sus drones.
El Audi AI: TRAIL iluminado por sus drones. Audi

Keisuke Honda, Vitesse y Camboya, una unión bastante especial
Keisuke Honda compagina sus labores como jugador del Vitesse con ser seleccionador de Camboya. Un tipo especial, sin duda.
Además, los drones tendrán la capacidad de grabar imágenes y transmitirlas en directo al interior del todoterreno a través de señal WIFI. Esto se traduce en que la visión del terreno por parte del conductor llegará a niveles jamás vistos. Sin miedo a apresurarnos demasiado, podríamos decir que con el Audi AI: TRAIL podremos tener ojos en el cielo.

Autonomía de nivel 4

Ya que estamos hablando de un coche completamente revolucionario, no podíamos pretender que no tuviera la capacidad de ser autónomo. El Audi AI: TRAIL tiene un nivel 4 de autonomía (el segundo más alto en la escala), que implica que, en autopistas o en carreteras bien delimitadas en ciudad, el automóvil es capaz de realizar las tareas de conducción por sí mismo. No obstante, para caminos campestres o de tierra, el nivel de autonomía baja hasta el nivel 3, pues estos todavía no están lo suficientemente registrados, por lo que el todoterreno cuenta con volante y pedales para cuando no sea posible la conducción autónoma.

Interior del Audi AI: TRAIL.
Interior del Audi AI: TRAIL. Audi

Además, el vehículo cuenta con una autonomía de casi 500 km, que se ven reducidos a casi la mitad cuando se circula por terrenos complicados. La potencia máxima alcanza los 435 caballos, aunque, como era de esperar, el Audi AI: TRAIL no es un coche de carreras, por lo que su velocidad máxima no supera los 130 km/h.

Una apuesta de futuro

El Audi AI: TRAIL parece estar pensado para convertirse en el referente de los todoterreno. Un automóvil eléctrico, con tracción a las cuatro ruedas, espacioso y completamente equipado para salir de la ciudad sin que nunca falte de nada, pero, ¿es realmente factible circular con él? Nos surgen varias dudas. El interrogante principal, los drones. Hoy en día se antoja complicado que un don pueda estar provisto de la batería suficiente para poder aguantar muchas horas de vuelo, más teniendo en cuenta que el vehículo, en terrenos complicados, apenas podría superar los 200 km de autonomía.

Por otra parte, ¿que ocurriría si conducimos por un terreno boscoso y lleno de árboles? Los drones podrán ser todo lo autónomos que quieran, pero es realmente complicado imaginarse que podremos conducir entre arbustos, salientes y demás elementos de la naturaleza sin que tengamos ningún problema con ellos. Si hablamos del uso del Audi AI: TRAIL en España, nuestra decepción aumentaría todavía más, pues, según la normativa actual, no está permitido que un dron circule sin un piloto al mando, por lo que de momento sería utópico ir alumbrando las carreteras de nuestros paisajes con objetos voladores.

El todoterreno del futuro.
El todoterreno del futuro. Audi

Lo cierto es que el Audi AI: TRAIL es más bien una apuesta de futuro a medio-largo plazo (más largo que medio). Si bien la marca alemana nunca ha lanzado un todoterreno autentico, cree firmemente que estos serán eléctricos, espaciosos y lo más autónomos posible, y el AI: TRAIL no es más que la imagen de un proyecto, de una visión de futuro. No sabemos a ciencia cierta cuántos años tienen que pasar para que Audi u otro fabricante lance al mercado un vehículo con estas características, lo que sí podemos saber, o por lo menos intuir, es por dónde van a ir los tiros.

Artículos recomendados