Qué hacer si nuestra pareja o amigos sufre ansiedad

Shutterstock

¿Qué podemos hacer si nuestra pareja o amigos sufren ataques de ansiedad? Consejos y pautas para ayudar

Inmediatez, rapidez y estrés pueden ser tres palabras que definan nuestro ritmo de vida actual. La ansiedad incontrolada es una de las consecuencias directas del mismo. Es posible que nuestra pareja o amigos la sufran. ¿Cómo podemos ayudar?

Por Celia Varona  |  13 Noviembre 2019

La ansiedad descontrolada es uno de los problemas psicológicos más comunes en la actualidad y que se da tanto en hombres como en mujeres, dentro del ámbito privado y público. En las siguientes líneas vamos a tratar de dar unas pinceladas básicas sobre lo que significa la ansiedad, posibles causas, síntomas y cómo podemos ayudar en caso de un ataque de ansiedad de nuestra pareja o amigos. Antes de comenzar, es necesario señalar que es vital consultar a un especialista si nosotros o alguien cercano sufre ansiedad. Nosotros solo podemos dar pinceladas sobre cómo hay que actuar, pero no resolver el problema.

Es necesario hablar, antes de eso, del estigma que traen consigo todo lo que tiene que ver con la mente o la psicología. Aunque poco a poco el concepto de que una persona esté 'loca' va desapareciendo, aún permanece muy arraigado en la sociedad. Pero, hoy en día, es común que una persona cercana a nosotros (incluso nosotros mismos) sufra problemas de ansiedad. Evidentemente, repetimos que lo más importante es acudir a un especialista. Pero, ¿qué podemos hacer nosotros si nuestra pareja o amigos, sufre un ataque de ansiedad?

A qué se debe

La ansiedad es una respuesta de nuestro cuerpo. Nuestro cerebro pone en marcha todo un mecanismo de defensa frente a lo que percibe como una sensación de peligro inminente. Es por eso que la ansiedad es un proceso natural en la condición humana para la mera supervivencia. Sin embargo, el mayor sufrimiento llega cuando ese problema no es real, es ficticio y muchas veces ni siquiera ha ocurrido.

La ansiedad es un problema muy invisibilizado en la sociedad.
La ansiedad es un problema muy invisibilizado en la sociedad. Shutterstock

Nuestro cerebro percibe que sí que existe algo de lo que debemos huir (o en otras ocasiones a lo que tenemos que atacar) y comienza a preparar el cuerpo. Hay muchos grados y tipos de ansiedad, pero no dejaremos de mencionar que, frente a cualquier de ellos, es vital consultar a un o una especialista. Y no nos referimos a doctor Google, que entramos en un bucle que será mucho peor.

Algunos consejos cuando alguien está teniendo un ataque de ansiedad

Es posible que nos encontremos en una situación similar. Y es que, con el ritmo de vida que llevamos en las sociedades actuales, es muy difícil dejar descansar el cuerpo y que este no esté en alerta constante y reaccione frente a cosas que, con otro ritmo de vida, podrían parecernos más simples. Vamos con los consejos:

Sara Socas vs Rapder: las batallas de gallos son así, no hablemos sin saber
Aclaramos todo el lío que se ha montado en las redes a raíz de la batalla de gallos entre Sara Socas vs Rapder. Esto forma parte de la performance, señores.
  • Ante todo, aunque parezca evidente, tenemos que mantener la calma. No es una situación agradable ver a nuestra pareja (o a quien sea) tener un ataque de ansiedad, pero tenemos que intentar esforzarnos por no perder el control y aportar la ayuda que podamos en esa situación.
  • Uno de los síntomas de ansiedad más común es la hiperventilación, la respiración acelerada y desde la parte alta del pecho que hace que el aire no llegue completamente a los pulmones y necesitemos más, por lo que respiramos más rápido. Esto, en muchas ocasiones, produce sensación de ahogamiento. Por eso es necesario dejar su espacio a la otra persona, dejarle respirar sin que se atore demasiado. Quizá podamos establecer cierto contacto físico de manera leve e ir poco a poco, atentos a sus reacciones.
  • Generalmente, las multitudes no ayudan. No ayudan nada. Los lugares con mucha gente o muchos estímulos (ya sea luz, sonido o incluso diferentes colores) hacen que el cuerpo tenga que estar pendiente de muchas más cosas en el entorno. Es mejor que la persona que esté sufriendo un ataque de ansiedad se aísle un poco (ojo, aislarse no es lo mismo que sentirse sola) y que sienta que hay alguien con ella.
  • Con una gran multitud, la ansiedad en su punto álgido podría agravarse. Pero debes superar este problema si no quieres que te afecte para siempre.
    Con una gran multitud, la ansiedad en su punto álgido podría agravarse. Pero debes superar este problema si no quieres que te afecte para siempre. Shutterstock
  • Hay ciertas técnicas que pueden ayudar bastante a calmar la ansiedad: la visualización positiva es una de ellas. Describir espacios calmados que sabemos que a la otra persona le gustan puede ser bastante eficaz. La respiración diafragmática también es muy útil. Respirar desde la parte baja del abdomen ayuda a que el aire circula mejor y se relaje la respiración.
  • Es importante la comunicación. En pareja, es muy necesario hablar de ello (cuando sea el momento idóneo, por supuesto) y comentar qué es lo que mejor nos sienta, lo que podemos dar, lo que creemos que es más positivo. Sobre todo, escuchar, empatizar y saber que podemos y cómo podemos ayudar.

Al final, lo que ocurre con la ansiedad es que cada persona la vive y la sufre de formas muy diferente. Por eso, es totalmente imposible que haya un manual de instrucciones que sea verídico y pueda aplicarse a todas y cada una de las personas que sufren ataques de ansiedad. El autoconocimiento y el cuidado de nuestros seres queridos es necesario para hacer la ansiedad algo más llevadero.

Recordemos que la ansiedad, a pesar de que está cada vez más normalizada, es algo muy difícil de llevar y que muchas veces acarrea otra serie de síntomas y cambios incómodos. La posición de las parejas, amigos y familiares importa mucho y puede hacer de este problema algo mucho más llevadero.

Artículos recomendados