Alimentos que perjudican a tus dientes más de lo que crees Alimentos que perjudican a tus dientes más de lo que crees

Envato Elements

Si quieres cuidar y mantener tus dientes blancos, ten cuidado con estos alimentos

Mantener tu dentadura completamente blanca y brillante es realmente complicado, porque el esmalte se va deteriorando con el tiempo y con el sarro propio de cada persona. Pero hay alimentos que, lejos de ayudarte, empeorarán (y mucho) el estado de tus dientes.

Por Susana Navas  |  11 Noviembre 2021

"¡Qué sonrisa tan bonita tienes!" es una de esas frases que a todos nos gustaría escuchar. Pero no hay una sonrisa bonita sin unos dientes bonitos, y no hay unos dientes bonitos sin un cuidado adecuado. Conseguir una dentadura perfecta es difícil: al aparato se le suma el blanqueamiento dental, y aun así no estará libre de sufrir efectos adversos como el sarro. Es, en fin, inevitable el desgaste del esmalte con el paso del tiempo y con la exposición constante a lo que consumimos.

Y precisamente de esto vamos a hablar en este artículo, de las consecuencias nefastas de determinados alimentos y bebidas en nuestra salud bucal. Algunos productos que consumimos diariamente provocan daños a nuestros dientes que desembocarán en decoloración o manchas en el esmalte. Por supuesto, no hay que obsesionarse y retirarlos por completo de tu dieta o rutina, porque algunos de ellos tienen otra serie de beneficios importantes. Simplemente, ten cuidado con ellos y procura mantener sus efectos a raya con una más que correcta higiene dental. Ahora sí, vamos a repasar una serie de alimentos que perjudican a tus dientes más que de lo imaginas.

Café

Tenía que ser el primero de la lista, por la cantidad de gente que lo consume y por el daño que le provoca a tus dientes. A pesar de que tiene algunas propiedades beneficiosas para nuestro organismo, como los antioxidantes, si se consume una gran cantidad a largo plazo las consecuencias pueden ser nefastas para tu salud bucal.

El café contiene ácidos que actúan sobre el esmalte, debilitándolo y dejando ese poso amarillento tan característico. Y no, los que beben té no están exentos de correr el mismo riesgo.

El té verde es un buen sustituto del café, pero cuidado con el negro y el rojo porque son perjudiciales. El té verde es un buen sustituto del café, pero cuidado con el negro y el rojo porque son perjudiciales., imagen de sustitución
El té verde es un buen sustituto del café, pero cuidado con el negro y el rojo porque son perjudiciales. Freepik

Tomate frito o salsa de tomate

Al igual que sucede con el café, el tomate es un alimento que tiene una altísima concentración de ácidos, cosa que afecta a nuestros dientes, ya sea dañando el esmalte o al aumentar el riesgo de sufrir infecciones bacterianas.

Las partes más ácidas del tomate son las pepitas y la piel exterior, así que una buena recomendación sería sustituir la salsa de tomate frito por una salsa casera usando únicamente la pulpa del tomate.

Zumos cítricos

Ya vemos que los ácidos no son buenos aliados de la salud dental. Las frutas ácidas como la naranja, la mandarina, el kiwi, el limón o el pomelo, tampoco. Estas tienen un efecto inmediato y directo en el esmalte dental, con el ácido cítrico incidiendo en esta capa protectora. De la misma manera, las frutas ácidas pueden aumentar la sensibilidad dental.

Algunas salsas y condimentos

Las salsas y condimentos son un gran acompañante, pero también culpables de causar manchas en la dentadura tras un consumo excesivo prolongado. Sí, hablamos de ketchup y mostaza, pero también de la soja, el vinagre de Módena o el azafrán, entre otros. En este sentido, debemos tener el cuenta la pigmentación de las salsas: las más perjudiciales son las más oscuras.

Alimentos azucarados y bebidas carbonatadas

No es nada nuevo que el azúcar es el castigo más duro para los dientes. Una buena salud dental nunca irá ligada al consumo de refrescos y alimentos azucarados. Tu capa protectora sufrirá, y las caries harán su aparición. Si además la bebida está muy fría, los vasos sanguíneos del interior se inflamarán. Lo que nos faltaba.

Los tipos de colorantes que llevan las bebidas energéticas y algunas del mismo estilo también puede dañar el esmalte. Los tipos de colorantes que llevan las bebidas energéticas y algunas del mismo estilo también puede dañar el esmalte., imagen de sustitución
Los tipos de colorantes que llevan las bebidas energéticas y algunas del mismo estilo también puede dañar el esmalte. Freepik

Patatas fritas

Por muy ricas que estén, las patatas fritas y demás snacks de este tipo, poseen niveles altos de almidón, sustancia que se transforma en ácido. Y vuelta a empezar, con nuestra dentadura como gran perjudicada.

Si se consumen este tipo de productos sin moderación alguna podrían llegar a afectar al pH del estómago y a la propia saliva, la cual por supuesto está en contacto con los dientes.

Frutas deshidratadas

Además de contener una alta cantidad de azúcar, que como ya se ha visto no es nada beneficioso, las frutas deshidratadas tienen una característica que las define y que marca de forma determinante que representen un peligro para el esmalte: su viscosidad. Todos los alimentos viscosos y que se pegan a los dientes afectan al esmalte, por eso es tan importante reducir su consumo y lavarse los dientes después de consumirlos para eliminar los restos.

Pan

El pan, así como otros productos que se hacen en las panaderías no artesanales, contienen altos niveles de azúcares refinados, ácido láctico y, sobre todo, carbohidratos. Estos componentes dificultan que la saliva se neutralice y, por tanto, inciden en el esmalte.

Artículos recomendados