6 alternativas vegetales a la carne

Shutterstock

Tofu, soja texturizada, Heura... 6 alimentos de origen vegetal para consumir menos carne

Por dieta, porque estamos más concienciados con el medio ambiente, porque hemos decidido ser veganos o vegetarianos,... sea cual sea el motivo, la carne está perdiendo peso en nuestro consumo semanal, así que te mostramos alternativas 100% vegetales para dar el paso definitivo.

Por David Gómez  |  19 Febrero 2020

Cada vez son más personas las que apuestan por quitar, o al menos reducir el consumo de carne en su dieta. Ahora es más común que demos con alguien que abraza el veganismo, que es vegetariano o, incluso, flexitariano. Este último término, para quien no le suene, es una persona más flexible con respecto a su dieta vegetariana, ya que en su día a día consume platos vegetarianos, pero en ocasiones especiales no le importa comer algo que contenga carne.

Pero ya no solo porque no se quieran consumir alimentos de origen animal. Es curioso que, por temas de salud o dieta para intentar ponerse en forma, o por las diversas advertencias de sostenibilidad que aseguran que evitarían o retrasarían el cambio climático, cada vez consumimos menos carne. Obviamente siempre quedará esa persona que se declare carnívoro hasta la médula y que, a pesar de las recomendaciones de nutricionistas u organizaciones, se pase de la raya y coma productos cárnicos casi todos los días. Pero parece ser que el carnívoro tradicional está desapareciendo, y en ese hueco se establecen las alternativas proteicas de origen vegetal a la carne.

Tofu, soja texturizada, carne hecha de legumbres... Seguro que hemos visto o al menos hemos oído hablar de todos estos productos. Hace algunos años se trataba de alimentos que podíamos encontrar en menor medida en los supermercados, o que incluso solo se veían en comercios especializados. Sin embargo, hoy día vamos a nuestra tienda de confianza y todo parece haber cambiado. Hay hasta secciones completas de este tipo de alimentos, que con mayor frecuencia parecen llenar la nevera y los estantes de nuestra cocina.

Con alimentos 100% vegetales se pueden preparar platos de toda la vida como lasagna, boloñesa o preparados de carne.
Con alimentos 100% vegetales se pueden preparar platos de toda la vida como lasagna, boloñesa o preparados de carne. Shutterstock

Además, ahora estos productos tienen una pinta más apetecible para los consumidores, ya que se les da formas que queremos y conocemos. Hamburguesas, albóndigas, salchichas o incluso nuggets, todo lo que sea para que nos entre por los ojos y sea más fácil introducirlos poco a poco en nuestra dieta.

Porque, ya sea por una razón o por otra, queremos aumentar la ingesta de proteínas. Los nutricionistas coinciden en que una dieta equilibrada debe contener una buena cantidad de proteínas, pero deben de ser de calidad. Y las mayores fuentes de proteínas son la carne, los huevos y algunos alimentos como la soja, así que tanto si quieres seguir abrazando el veganismo o vegetarianismo o simplemente se quiere reducir la cantidad de carne que comemos a la semana, hay muchas alternativas en el mercado que tener en cuenta.

1 Tofu

Maikel Delacalle:
Hablamos con Maikel Delacalle sobre 'Me Fascina', el R&B y la versatilidad, la realidad de la calle y sus hobbies.
La proteína vegetal que más nos sonará y la más conocida entre la población. El tofu es uno de esos alimentos que se ha empleado durante siglos en los países orientales, y que se ha hecho un hueco entre aquellos que buscan una buena fuente de proteínas alternativa a los alimentos procedentes de los animales. En realidad el tofu no tiene mayor complicación, ya que simplemente es una mezcla de semillas de soja con agua y cuajado con un coagulante. Este proceso da lugar a un alimento blanquecino muy similar a un queso blanco.

Sin embargo, se trata de un alimento bastante insípido, no sabe a nada por sí mismo. Pero precisamente por ser el tipo de mezcla que es y la textura esponjosa que adquiere, el tofu absorbe todo tipo de sabores. Tanto si lo cocinamos con algún marinado, guiso, frito o lo que se nos ocurra adquiere su sabor y se convierte en un acompañamiento muy bueno para todo tipo de platos. Por si fuera poco, el tofu cuenta con aminoácidos esenciales que ayudan a reducir el colesterol, además de ser un alimento saciante y nutritivo.

El tofu es un alimento de origen oriental que poco a poco ha ido calando en la cesta de la compra de los españoles.
El tofu es un alimento de origen oriental que poco a poco ha ido calando en la cesta de la compra de los españoles. Shutterstock

2 Tempeh

Otro alimento que procede de los países asiáticos, concretamente de Indonesia, donde forma parte de la dieta semanal por su gran aporte de proteínas. Al igual que el tofu, se trata de un alimento que se hace a partir de granos de soja, pero se elabora con un proceso de fermentación controlado que provoca que retenga todas las proteínas. Además, contiene más fibra y vitaminas que el tofu, por lo que puede ser que le interese a más de uno.

Eso sí, tiene una textura algo más granulada, algo que probablemente resulte más desagradable para los paladares de algunas personas. Aun así, también adquiere un sabor más intenso que el insípido tofu, y se pueden hacer elaboraciones similares con él, aunque no resulta necesario prepararlo con algún condimento extra por el sabor intenso que comentábamos. También una fuente interesante de vitamina B12, bastante necesaria para la dieta vegetariana y vegana, y aporta calcio, fósforo y hierro.

Parecido al tofu, pero con un sabor más intenso y textura granulada, es más versátil y completo.
Parecido al tofu, pero con un sabor más intenso y textura granulada, es más versátil y completo. Shutterstock

3 Soja texturizada

Otro de esos alimentos que está ganando una buena cantidad de adeptos entre aquellos que buscan alternativas saludables en el supermercado es la soja texturizada. Es el resultado de una serie de procesos que se hacen para extraer el aceite de las habas de soja, al desgrasarla. El residuo sólido que queda se somete a un proceso de extorsión que da lugar a un producto deshidratado, que se podría asemejar a un pan desmigado. Al tratarse de un alimento deshidratado, posee una amplia fecha de caducidad, y se puede guardar en casi cualquier sitio de nuestra despensa o cocina.

Antes de ser consumido o cocinado, hay que remojar la soja texturizada durante unos minutos. Una vez deshidratado tenemos un producto similar a carne picada, y que admite las mismas formas y presentaciones que se nos ocurriría hacer con la carne. Hamburguesas, albóndigas, salsas como la boloñesa o, incluso, pinchos morunos, como se puede deducir se trata de uno de los sustitutos de alimentos animales más completos. Además, se trata de una fuente de proteínas y fibra muy completa, que como es un alimento natural, no lleva ningún tipo de conservantes, aditivos o colorantes.

Uno de los alimentos de origen vegetal más utilizados por su gran fecha de caducidad y parecido a la carne picada.
Uno de los alimentos de origen vegetal más utilizados por su gran fecha de caducidad y parecido a la carne picada. Shutterstock

4 Seitán

Pubalgia: qué es, síntomas, ejercicios y prevención
Te contamos cómo se produce la pubalgia, una de las lesiones más temidas entre los deportistas: causas, prevención y tratamiento.

Cuando hablamos de alimentos que pueden sustituir a la carne, no podíamos obviar a la denominada como "carne vegetal". El seitán se prepara con agua y harina de trigo, conseguido a través del proceso de separación del gluten y el almidón, y posteriormente hervido con salsa de soja, alga kombu y jengibre para otorgarle sabor. Se trata de un alimento idóneo para sustituir a la carne, ya que admite cualquier uso que se nos podría ocurrir para la carne, tanto en curdo como cocinado en hamburguesas, albóndigas o incluso rebozado.

Además, el seitán es una fuente de proteínas muy a tener en cuenta, aunque no es de tanta calidad como algunos de sus competidores. Y, por si fuera poco, también aporta calcio, sodio y potasio. En conclusión, el seitán puede suponer el primer paso para mucha gente hacia una dieta que contenga un menor consumo de carne, ya que, al final, no es muy diferente para nuestros sentidos.

El Seitán en una carne vegetal que cuenta con un gran valor nutricional y multitud de posibilidades de preparación.
El Seitán en una carne vegetal que cuenta con un gran valor nutricional y multitud de posibilidades de preparación. Shutterstock

5 Heura

Y ya que entramos en la lista de alimentos que se pueden catalogar como la carne de origen vegetal, no podemos obviar la Heura, un producto con sello español y que denominan como la nueva generación de carne vegetal. Bastante nuevo en el mercado, la Heura se prepara a base de soja y su proteína, una mezcla de aceite de girasol, especias varias, sal, aroma y vitamina B12. Todo lo necesario para que adquiera el aspecto, textura y sabor muy parecido a la carne, concretamente al pollo.

Es una fuente interesante de proteína, sin ser de las más altas, e incluye la vitamina B12 que no suele abundar en dietas vegetarianas y veganas. Por poner algunos ejemplos, posee dos veces más proteína que un huevo o seis veces más fibra que el tofu. Es decir, otro alimento muy completo que puede servir como punto de partida para reducir el consumo de carne, y que admite todo tipo de cocinados y formas que le daríamos a la carne que ingerimos todas las semanas.

De origen español, la Heura se posiciona como una de las mejores alternativas a la carne por su sabor y textura similares a las del pollo.
De origen español, la Heura se posiciona como una de las mejores alternativas a la carne por su sabor y textura similares a las del pollo. Foods for Tomorrow, Heura

6 Quorn

Otro de esos tipos de carnes vegetales, pero algo más desconocido y que se deja ver menos en los estantes de las tiendas españolas. Se elabora a partir de microproteínas de un hongo conocido como Fusarium venenatum, fermentado en barriles. El Quorn es una carne muy utilizada en países como Estados Unidos y algunos lugares de Europa por su textura y sabor, muy parecidos, nuevamente, al pollo. Hay que tener algo de cuidado, ya que en su preparación pueden incluir huevo o leche, aunque ya hay muchas vertientes 100% veganas.

Hamburguesas, albóndigas, rebozados,... cualquier cosa que se nos ocurra se puede hacer con el Quorn.
Hamburguesas, albóndigas, rebozados,... cualquier cosa que se nos ocurra se puede hacer con el Quorn. Shutterstock

Al igual que la Heura o el seitán, se puede utilizar en platos de todo tipo, y su preparación es similar a la de la carne de toda la vida. En cuanto a su aporte nutricional, es una fuente fiable de proteína. Es otro alimento muy a tener en cuenta, porque tanto su textura como su sabor se asemejan mucho a los de origen animal.

Artículos recomendados