Twitch convierte el ajedrez en eSports

Shutterstock

Los eSports consiguen despertar la fiebre por el ajedrez en pleno 2020 gracias a Twitch

Quién iba a decir que el ajedrez se convertiría en 2020 en una tendencia al alza en los deportes electrónicos. En 2016 Twitch y una web de ajedrez se aliaron, y la unión cuenta hoy con más de 600.000 seguidores.

Por David Gómez  |  25 Febrero 2020

"La belleza del ajedrez es que puede ser lo que quieras que sea. Trasciende el lenguaje, la edad, la raza, la religión, la política, el sexo y los antecedentes socioeconómicos. Sean cuales sean sus circunstancias, cualquiera puede disfrutar de una buena pelea a muerte sobre el tablero de ajedrez". Las palabras del Gran Maestro del ajedrez Simon Williams aún tienen un gran valor hoy en día, aunque ese tablero del que habla no sea ya físico sino virtual. Porque, aunque nos parezca mentira, el ajedrez está viviendo una segunda juventud cuando parecía más olvidado. Y todo gracias a las nuevas tecnologías, en concreto a Twitch, con gente 'stremeando' partidas con miles de seguidores.

Todos en algún momento de nuestra vida hemos jugado o visto jugar al ajedrez. Incluso nos serán conocidos nombres como los de Karpov y Kasparov, dos de los mejores ajedrecistas que han existido y han mantenido una rivalidad histórica. Pero tendemos a encasillar al juego de tablero como algo que requiere de un gran ingenio, cuyas jugadas maestras precisan del tiempo necesario, con partidas profesionales que duran horas y horas. Y claro, esto no es la pura definición de diversión para mucha gente. Y entre esta gente se encontraba Alexandra Botez, más conocida como BotezLive en Twitch, de la que hablaremos un poco más tarde.

Datado con más de 1.500 años, el ajedrez se postula como uno de los juegos más antiguos que quedan vivos en nuestros días. Aun así, sus orígenes son desconocidos. Hay quien lo sitúa en la India, otros en China... Lo que queda más o menos claro es que ha ido cambiando y evolucionando a lo largo de los años, cuando caía en manos de nuevas civilizaciones.

La mejor historia que se puede escuchar de los orígenes del ajedrez es la fábula del rey Sheram y los granos de trigo. Cuenta la leyenda que el rey indio Sheram estaba tan triste por la pérdida de su hijo en una batalla y que nada le lograba alegrar. Un buen día llegó a la corte una humilde persona llamada Sissa asegurando que su juego le divertiría. Le entregó un tablero 8x8 y las piezas, le explicó las reglas, y el rey quedó tan fascinado que ordenó a todo el mundo jugar al ajedrez. A cambio de tal maravilla, el rey le dijo a Sissa que podía pedir lo que quisiera. El hombre pidió que pusieran un grano de trigo en la primera casilla del tablero y lo fueran multiplicando por dos hasta llenar las 64 casillas del tablero. El rey aceptó en primera instancia, sin darse cuenta de que en realidad exigía 18 trillones de granos, una cifra inalcanzable. A Sissa no le quedó otra que renunciar a su recompensa, pero en el camino les había dado una importante lección matemática.

El ajedrez ha irrumpido en Twitch con más de un 500% de crecimiento en los últimos 4 años.
El ajedrez ha irrumpido en Twitch con más de un 500% de crecimiento en los últimos 4 años. Shutterstock

Ajedrez, el nuevo eSports en Twitch con cifras récord

Lo más destacable del ajedrez es que, todavía en 2020, ha conseguido llegar al público joven de una forma inesperada. ¿Quién iba a pensar que se convertiría en un deporte electrónico? Esta tendencia comenzó en 2016, cuando Twitch formó una alianza con con la mayor plataforma de ajedrez online, Chess, que cuenta con más de 33 millones de miembros. Desde entonces, el tiempo dedicado a ver este deporte en la plataforma de streaming ha aumentado en un 500%, consiguiendo suculentos patrocinios e ingresos a través de donaciones de los usuarios.

Pablo López:
Hablamos con Pablo López sobre Unikornio, sus álbumes, y la influencia de la música y el deporte en su vida.
Twitch ha conseguido dar visibilidad a un deporte que, de otra manera, no la conseguiría. Según recoge NBC News, en los últimos años muchos torneos de ajedrez, incluidos campeonatos mundiales, no pudieron celebrarse por falta de dinero o de los patrocinios necesarios. Pero el simple hecho de que Twitch haya firmado ese acuerdo y se haya convertido en el principal medio en el que ver ajedrez, logró que el Campeonato Mundial de 2018 fuese visto por 4,4 millones de usuarios únicos, según cifras oficiales de la plataforma de streaming.

Parece que el ajedrez se está sumando a esa larga lista de deportes electrónicos, que están consiguiendo cifras récord. Los eSports surgieron hace ya mucho tiempo, pero en la última década parece que su auge es imparable. Se estima que, en 2019, la industria de los eSports facturó 1.100 millones de dólares, un éxito en parte achacarle a Twitch, que se posiciona como la plataforma número 1 para ver estos contenidos. El juego de mesa se está aprovechando de dicho éxito, y poco a poco tiene un público afianzado y creciente. En la pestaña 'Explorar' de la plataforma de streaming, el nombre 'Chess' suele tener unos 2.000 espectadores, pero el total de seguidores de dicha categoría ya supera los 600.000.

Unos 2.000 espectadores continuos y 600.000 seguidores, son algunas de las cifras que mueve el ajedrez en Twitch.
Unos 2.000 espectadores continuos y 600.000 seguidores, son algunas de las cifras que mueve el ajedrez en Twitch. Shutterstock

Los streamers, motor de una revolución

Más allá de las cifras del campeonato mundial y de Twitch que ya se han nombrado, hay numerosas personas, aficionadas y expertas en el ajedrez, que cada vez se animan más a jugar online enseñando sus partidas. Es el caso de Alexandra Botez, que cuenta en su currículum con algunos títulos como Maestra FIDE, primera presidenta mujer del club de ajedrez de la Universidad de Stanford, y ser una de las mejores jugadoras de Canadá. Grandes méritos, pero que en otros tiempos no evitaría que estuviera en el ostracismo. ¿Por qué es conocida entonces? Por su canal de Twitch, con el que juega y habla con 1.000 personas al mismo tiempo, narrando y haciendo comentarios graciosos, y enganchando a la gente.

Ella ya no es la jugadora de ajedrez que siendo una niña participaba en todo tipo de torneos. Ahora es una streamer, una chica que ha alcanzado la nada desdeñable cifra de 60.000 seguidores en Twitch. Al menos 6 días a la semana, Alexandra o su hermana Andrea (ya que comparten canal), se sientan en su mesa, con sus dos monitores, a jugar al ajedrez e interactuar con sus seguidores. Sigue así la tendencia del streamer. Sin embargo, la mayoría se hacían famosos por jugar a 'Fortnite' o 'League of Legends', no al ajedrez.

Ella y otros tantos amantes del ajedrez han conseguido convertir este juego en un espectáculo, borrar la etiqueta de 'aburrido' y alcanzar a un público que probablemente ni imaginaba que estuviera interesado en este tipo de contenidos.

Convertir el ajedrez en un juego más dinámico también ayuda. Mientras en un partido profesional del juego de tablero podía tomar horas (90 minutos máximo por jugador), ahora una simple partida puede durar 20 o 25 minutos (eso las más largas), y, cuando acaba, empieza otra casi al instante. Los errores se convierten en motivo de burla o risa con el chat, pero no en una equivocación que acabe con tu presencia en un campeonato. Todo es menos profesional y encorsetado y más divertido.

Alexandra Botez juega todas las semanas en streaming frente a más de un millar de espectadores.
Alexandra Botez juega todas las semanas en streaming frente a más de un millar de espectadores. Twitch

Un nuevo tipo de ajedrez que engancha

Nudos en los cordones de tu sudadera, la nueva moda del streetwear
Hacer lazos o nudos a los cordones de las capuchas de nuestras sudaderas, una tendencia creciente en el mundo del streetwear.

Incluso para jugadores del calibre de Botez, el ajedrez profesional puede resultar extremadamente aburrido. Como decíamos, la duración es un factor clave. Además, "las retransmisiones eran super técnicas y aburridas", comenta la propia Alexandra en una entrevista para NBC News. Por esta razón, en sus streamings intenta hacer algo diferente y mucho más dinámico, con modalidades de ajedrez rápido como el blitz (3 o 5 minutos) o, inclusive, el modo bala (1 minuto). Y no deja de lado la profesionalidad del deporte, ya que en sus partidas juega muchas veces con grandes nombres del panorama del ajedrez. Pero incluso ahí, la estrategia y la táctica dan paso al entretenimiento para sus espectadores.

Incluso los errores forman parte del espectáculo, no son un problema en el momento en el que a los 30 segundos ha comenzado otra partida que se juega únicamente por diversión y gusto en el juego. Alexandra Botez, por ejemplo, es conocida en el mundo del ajedrez como 'Botez Gambit', por cometer equivocaciones que la llevan a perder a su reina, algo que, por lo visto, le pasa demasiadas veces. Pero no pasa nada, un pequeño comentario jocoso con su chat y la partida prosigue con la misma velocidad y objetivo, eliminar a su rey y ganar.

En España, por ejemplo, tenemos a nuestros propios fenómenos mediáticos del ajedrez. Entre ellos, Pepe Cuenca. Como si fuera un partido de la NBA o algo similar, este comentarista consiguió que mucha gente se enganchara gracias a su magnífica forma de narrar las partidas y sus creativas expresiones. Algo muy similar a lo que pasó con Ibai y los deportes electrónicos en general, pero con el ajedrez.

Esta gente se ha propuesto una meta, que el ajedrez sea divertido. Divertido para los espectadores y para ellos mismos. No se puede hacer disfrutar de algo si tú mismo no te lo pasas bien. En este punto, Twitch se ha convertido en la herramienta, y los ajedrecistas en el motor de una revolución que pretende convertir a este viejo juego de mesa de más de 1.500 años de antigüedad en un nuevo deporte electrónico. La plataforma de retransmisiones en vivo, junto a páginas como la ya citada Chess.com, que permite aprender y jugar partidas de todo tipo de duración y nivel de dificultad, con gente de todo el mundo, han provocado un cambio, algo que muy poca gente se podía ver venir.

Artículos recomendados