Los 5 robos más importantes de la historia vs los 5 que peor salieron: ¿con cuáles te quedas?

Shutterstock

No todo el mundo está hecho para esto: los 5 atracos más espectaculares vs los 5 delincuentes más estúpidos de la historia

Robar es un delito que muchas veces ha sido llevado a cabo por ladrones expertos. No obstante, la mayoría de ellos, incluso los más listos, acaban siendo detenidos y juzgados. Por otra parte, hay criminales que, careciendo de toda pericia, deciden llevar a cabo un atraco (y sale mal, por supuesto). Aquí hemos seleccionado cinco casos de ambas categorías.

Por Javier Fernández  |  06 Mayo 2019

En la película 'Snatch, Cerdos y diamantes', existe una intervención memorable de Tony Dientes de Bala, personaje interpretado por Vinnie Jones, cuando es amenazado por tres torpes criminales: "(...) Y el hecho de que tengas la palabra 'réplica' escrita en la pistola, junto al hecho de que yo tenga ''Desert Eagle .50' escrito en la mía, debería precipitar el encogimiento de tus pelotas y de tu presencia. Y ahora, a la mierda".

Este encuentro entre un criminal profesional y tres criminales estúpidos genera una contraposición muy divertida. Inteligencia, frialdad y crueldad contra torpeza, estupidez y falta de cálculo.

Aquí vamos a contraponer los mismos elementos, pues a lo largo de la historia se han producido atracos que han sido un verdadero de cabeza para las autoridades, y otros que han sido motivo de risa para esas mismas fuerzas de seguridad. Repasemos los más importantes por un lado, y los más surrealistas por otro.

Grandes robos de la historia

1 Atraco al Royal Mail Train en 1963

El 8 de agosto de 1963, una banda conformada por quince ladrones asaltó el Royal Mail Train, que viajaba desde Glasgow a Londres con una gran suma de dinero en su interior.

Los ladrones pararon el tren a las tres de la mañana cuando circulaba por el puente Bridego, en la localidad inglesa de Buckinghamshire. Como en una película del Oeste, la banda sustrajo 120 sacos llenos de billetes, cuyo valor superaba los dos millones de libras en aquel momento, 50 millones de dólares en la actualidad.

Fernando Alonso y McLaren: una relación unida por el fracaso (y el dinero)
Cuesta creer que Alonso siga confiando en McLaren para competir, cuando está demostrado que esa relación no funciona, ni ha funcionado nunca.
La banda contó con la inestimable ayuda de un trabajador de correos que sabía cuál era la mercancía del tren, tal y como confirmó Douglas Gordon Goody, uno de los atracadores, que falleció en Mojácar en 2016.

El propio Goody reconoció haber visto 'Buster', la película protagonizada por Phil Collins que narra aquel histórico atraco.

2 Atraco al Banco Hispano Americano de Barcelona en 1985

Cuatro años antes de que El Dioni robase un furgón cargado de dinero, se produjo en nuestro país un atraco que dejó boquiabiertas a las autoridades.

El 15 de agosto de 1985, el Banco Hispano Americano de Barcelona fue saqueado por unos ladrones que lograron introducirse en la cámara acorazada a través de un túnel de 300 metros de longitud. La ejecución del plan fue tan profesional que la policía afirmó que aquello era "lo nunca visto", y hasta el portavoz del banco expresó su incredulidad por el trabajo realizado por los ladrones.

Aquel atraco fue perpetrado por la 'banda de Roma', y el botín, cuya cantidad el principio era desconocida, ascendió a 6.000 millones de pesetas, unos 36 millones de euros actuales. La técnica empleada, conocida como 'rififí', fue de una ejecución brillante, y las autoridades españolas llegaron a reconocer que los ladrones eran "los mejores especialistas del mundo".

3 Atraco al centro de diamantes de Amberes en 2003

Y si hablamos de especialistas, tenemos que avanzar unos cuantos años y mencionar el robo que se produjo en febrero de 2003 en la ciudad de Amberes. La banda de Leonardo Notarbartolo robó diamantes y numerosas joyas preciosas, sin dejar ni una sola huella, por valor de 100 millones de dólares.

SikSilk irrumpe en la moda urbana: qué es y quién lo lleva
SikSilk es una de las marcas de moda más importantes del momento para los jóvenes. ¿Cómo han conseguido cosechar tanto éxito?
Los ladrones lograron eludir los diez niveles que tenía el sistema de seguridad: desde sensores de movimientos hasta infrarrojos. Nada detuvo a la banda que logró ejecutar uno de los mayores atracos de la historia de Europa.

Leonardo Notarbolo era el cabecilla de la banda que saqueó el Centro de Diamantes de Amberes en 2003.
Leonardo Notarbolo era el cabecilla de la banda que saqueó el Centro de Diamantes de Amberes en 2003. Facebook / Charles Szmanda

El botín jamás fue recuperado, y las autoridades solo lograron detener a Nortabartolo. Y lo hicieron por un grave descuido del ladrón: la policía le identificó a través de una muestra de ADN que había dejado en el lugar de los hechos, tras comerse un sandwich de salami.

Por otra parte, el ladrón reconoció que un traficante de diamantes le contrató para ejecutar el robo. Todo propio de una película.

Atraco al Banco Central de Irak en 2003

Otro banco fue atracado aquel año 2003: el Banco Central Iraquí. El 18 de marzo, un día antes de la invasión estadounidense, tres camiones llegaron a las puertas del banco. De los vehículos salieron varios hombres, uno de los cuales le entregó una nota escrita por Qusay Hussein, hijo de Saddam Hussein, al director del banco.

Saddam Hussein junto a dos policías.
Saddam Hussein junto a dos policías. GTRES

"Cuando recibes una orden de Saddam Hussein, no la discutes", dijo al New York Times un oficial iraquí que sabía del atraco. Así que, durante varias horas, los hombres cargaron los camiones con cajas metálicas cargadas de dinero: el botín llegó hasta el billón de dólares.

Varios medios especularon que este atraco fue planeado por Saddam para asegurarse un sustento económico ante la inminente invasión del ejército estadounidense.

5 El robo más grande de Reino Unido

Otro robo peliculero fue el perpetrado por un grupo de cinco ladrones en el almacén de la empresa Securitas ubicado en la localidad inglesa de Kent. Los criminales, disfrazados de policía y con prótesis faciales para ocultar su identidad, secuestraron al director del banco y su familia, y forzaron violentamente a 14 empleados a que colaborasen con ellos.

La banda robó 53 millones de libras, unos 61 millones de euros. Se trata de uno de los atracos más grandes de la historia de Reino Unido.

Durante las investigaciones, las autoridades detuvieron hasta 36 personas, y cinco fueron condenadas a presión. Sin embargo, según varios medios, uno de los delincuentes logró escapar e iniciar una nueva vida en el Caribe.

La ejecución de estos atracos evoca inevitablemente algunas películas como 'El Golpe', 'Ocean's Eleven' o 'Al final del túnel'. Sin embargo, existen delincuentes cuya estupidez bien podría dar para una serie de comedia, al estilo de 'La Casa de Papel', pero con un toque mucho más humorístico.

Los 5 peores atracos de la historia

1 Un talibán en busca y captura se entrega y reclama su recompensa

En 2012, Mohamad Ashan decidió deponer las armas y entregarse al ejército estadounidense, cuyas tropas le buscaban por haber organizado ataques contra ellos y contra el ejército afgano. Sin embargo, Ashan tuvo una idea inaudita: reclamar para sí mismo la recompensa de 100 dólares que el ejército norteamericano ofrecía a aquel que encontrase el paradero donde él mismo se encontraba.

Un oficial norteamericano confirmó las sospechas de numerosos periodistas: "claramente, este hombre es un imbécil". No salió bien, por supuesto.

2 Atraco a punta de pepino

Famosa es la siguiente cita de Albert Einstein: "Hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. Y del universo no estoy seguro". Gary Rough confirmó en 2014 la posición del físico alemán sobre la estupidez.

Aquel año, Rough decidió atracar una sucursal de la casa de apuestas Landsbrokes en Glasgow. Para ello descartó los planes que podían haber sido más costosos: ni túneles hacia el interior del edificio, ni disfraces de policía. En su lugar, decidió introducir un pepino en un calcetín negro para simular una pistola, y amenazar con el vegetal oculto a la dependienta del local.

El británico Gary Rough ocultó un pepino en un calcetín para simular una pistola y efectuar así un atraco.
El británico Gary Rough ocultó un pepino en un calcetín para simular una pistola y efectuar así un atraco. 123rf

Mientras exponía sus demandas con el pepino en la mano, un policía fuera de servicio, que se encontraba en el interior de la casa de apuestas, le redujo sin problemas. En aquel momento, Rough comprendió que su plan no habrá funcionado, e intentó justificar su acción diciendo que había sido una broma.

"¿Voy a ir a la cárcel por esto?" le dijo al policía. Efectivamente, el juez le envió a la prisión de High Court en Glasgow por asalto e intento de robo.

3 Allana una vivienda y se queda dormido

Cuando Martin Holtby y Pat Dyson entraron en su casa de Lancanshire, tras haber disfrutado de unas buenas vacaciones, se encontraron a Lukasz Chojnowski, quien había entrado a robar, dormido en su cama.

Sin embargo, el sueño de Chojnowski no fue lo más sorprendente: el ladrón, pensando en que la pareja tardaría en volver, había cocinado y fregado los platos. De hecho, había dejado la casa más limpia de lo que estaba cuando Martin y Pat se fueron.

4 Revela en Facebook su plan

En 2016, Andrew Hennells colgó en Facebook un selfie acompañado de un mensaje que informaba de sus intenciones de atracar un supermercado. 15 minutos después de que el 'post' fuera publicado, la policía le detuvo con 410 libras que había sustraído de un supermercado Tesco en la localidad de Norfolk. Lo peor es que su publicación no obtuvo apenas likes.

5 Criminal en busca y captura envía un selfie a la policía

La estupidez de los delincuentes y las redes sociales son una combinación perfecta para acortar las investigaciones de la policía. En 2016, la policía de Ohio se encontraba tras el rastro de Donald Pugh, un delincuente en busca y captura.

Donald Pugh se encontraba en busca y captura cuando se hizo un selfie y se lo envió a la policía de Ohio.
Donald Pugh se encontraba en busca y captura cuando se hizo un selfie y se lo envió a la policía de Ohio. Facebook / Detectives Privados De La Baja

Las autoridades habían difundido por las redes sociales una fotografía de Pugh, pero el delincuente consideró que no salía favorecido, así que se puso en contacto con la policía y les envió un selfie, explicándoles que en esa fotografía salía mucho mejor. Al poco tiempo de enviar el mensaje, fue detenido.

Todos estos criminales pasarán a la historia. Bien por haber realizado robos espectaculares, o bien por ser completamente inútiles. Todo sea por nutrir de ideas a los guionistas de películas de acción... o de comedia.

Artículos recomendados