5 alternativas saludables a los postres veraniegos 5 alternativas saludables a los postres veraniegos

Unsplash

Reformulamos los 5 postres veraniegos más tradicionales en su versión saludable

Temperaturas extremas, calor, y con ello, las ganas de disfrutar de postres que nos refresquen. Te enseñamos los cinco postres de verano más comunes, y cómo versionarlos de manera healthy.

Por Juan Pérez  |  09 Junio 2021

Nada como paliar el calor sofocante de los meses de verano con un batido, un helado o cualquier postre veraniego y fresco que se nos venga a la cabeza. El problema es que la mayoría de ellos, menos el melón y la sandía, no son todo lo saludable que podríamos echarnos a la cara. Y claro, no hemos estado desde enero apuntados en el gimnasio pasando vergüenza y, en general, pasándolo mal, para que perdamos todo atiborrándonos a postres. Pero como sabemos que son una debilidad y que realmente ayudan a pasar mejor los 40º, hemos pensado en la alternativa saludable a los cinco postres más típicos del verano. Creednos, este artículo os/nos va a venir muy bien.

Batidos

Hombre, es evidente que un batido fresquito de Nutella y nata por encima es uno de los mayores tesoros que alberga la humanidad, pero también es una bomba explosiva de calorías. Por eso, os presentamos una alternativa mas saludable.

Smoothie de banana y avena

Para hacer un smoothie de banana y avena, necesitarás leche de almendras, dos plátanos (mejor si los cortas en rodajas y pasan un rato por el congelador antes), un yogur griego, unas cucharadas de avena y unos dátiles o miel a tu elección. No hará falta más que mezclar los componentes en una licuadora, y tendrás un batido (casi) igual de rico y mucho más sano.

Yogures

De nuevo, tenemos que insistir en la avena, pero es que se ha convertido en uno de los ingredientes favoritos escogidos por la gente del mundo fitness que ahora no pueden vivir sin él. Nuestra alternativa vuelve a contar con esta planta.

Yogur de avena y fruta

Mezcla en un bol la avena con un yogur griego o natural, y déjalo toda la noche para que la avena se reblandezca. Al día siguiente, añade rodajas de manzana, arándanos congelados, un kiwi, varias rodajas de plátano y una cuchara de mantequilla de almendras.

Helados

La heladería o la tienda de alimentación de la esquina donde venden un Maxibon son nuestras segundas residencias durante el verano, y el motivo por el que en septiembre hayamos perdido la forma. Para evitarlo, aquí tenéis nuestra solución alternativa.

Helado artesanal de piña y coco

Olvídate del azúcar de los helados con esta cremosa alternativa tropical de piña y coco. La piña y el coco son una de las mejores combinaciones, dos sabores que no necesitan ningún elemento más para destacar. Realiza este postre pelando la piña natural y metiéndola en la batidora. Añade leche de coco al recipiente, bate los dos ingredientes y viértelos en el recipiente listo para el congelador.

Mousse

Una mousse no siempre tiene por qué ser de chocolate azucarado. Os presentamos nuestra refrescante alternativa.

Mousse light de limón

Mezcla la yema de los huevos con una cucharada de harina y un vaso de leche desnatada previamente calentada. Seguidamente y cuando esté todo bien mezclado, ponlo al fuego con el jugo de los dos limones y una cucharada de piel rayada. Sin dejar de remover, vamos a dejar la crema a fuego lento hasta que espese. Una vez lista, retírala del fuego y deja que se enfríe. Por último, vierte una cucharada de mantequilla con la clara que debe estar montada a punto de nieve. Prepárate para un cítrico y refrescante sabor.

Natillas

Las natillas tienen tal cantidad de azúcar que asusta. ¿Qué tal si las hacemos sin azúcar y, por supuesto, con avena?

Natillas sin azúcar

Esta receta es muy sencilla, y muy parecida a la tradicional. Pon en un cazo las yemas del huevo y la leche mezclándola con unas varillas y añadiendo la rama de vainilla, la piel de limón y el edulcorante. Súmale también la avena integral molida, y bate con las varillas.

Lleva el cazo al fuego y calienta hasta que la leche rompa a hervir, entonces baja el fuego y deja cocerlo sin dejar de remover. Retira la vainilla y la piel de limón. Entonces vierte la preparación en un cuenco y mételo en la nevera para que se enfríe. Déjalas un tiempo reposar y podrás disfrutar de versión healthy de un postre tan típico del verano.

Artículos recomendados