Myke Tyson: 10 momentos históricos de su carrera Myke Tyson: 10 momentos históricos de su carrera

Instagram @miketyson

Los 10 momentos que marcaron la carrera profesional de Mike Tyson

Mike Tyson está de vuelta, 15 años después de su retirada. La leyenda del boxeo nos ha dejado momentos inolvidables, repasamos los diez más importantes y los que más han marcado su historia.

Por Roberto Méndez  |  27 Noviembre 2020

Tras 15 años retirado del mundo del boxeo y con 54 velas sopladas, el bicampeón del título mundial de los pesos pesados, Mike Tyson, volvió a subirse a un ring para pelear en una exhibición contra Roy Jones Jr, y nos ha entrado la nostalgia. A lo largo de su legendaria carrera, el bueno de Mike ha logrado grandes triunfos, pero también se ha visto sumergido en numerosas polémicas, tanto dentro como fuera del cuadrilátero. Para aquellos que no conozcan su historia, hoy os mostramos los 10 momentos que han marcado su vida.

1 Debut con nocaut

Con 18 años, un 6 de marzo de 1985, Mike Tyson debutó profesionalmente en el boxeo contra Héctor Mercedes, al cual derrotó a lo grande con K.O. en el primer asalto. Es más, su primer año en la élite comenzó con una racha de 19 K.O.. Al llegar a las 28 victorias, presentaba los siguientes números: 26 de ellas por K.O., 16 en el primer asalto. Una auténtica salvajada. ¿Había alguien preparado para enfrentarse a él?

2 Un combate de 30 segundos

La victoria profesional más rápida por nocaut de Tyson se produjo el 26 de julio de 1986. Este iba invicto a la batalla, registrando un total de 24 victorias, y a los 30 segundos dio por finalizado el combate. Tendría prisa...

Su contrincante fue Marvis Frazier, hijo del ex campeón del peso pesado Joe Frazier, quien recibió un jab de izquierda que le hizo retroceder rápidamente contra las cuerdas, donde Tyson lo dejó inconsciente con dos uppercuts seguidos. Rápido, y a otra cosa.

3 El boxeador más joven de la historia en conseguir el título mundial

El 22 de noviembre de 1986, conocido como el 'Día del Juicio Final', Mike Tyson se enfrentó al jamaicano Trevor Berbick. Este combate fue dominado de cabo a rabo por Tyson, quien logró la victoria por nocaut técnico en el segundo asalto. Tras un potente derechazo, el árbitro decidió dar por finalizado el enfrentamiento. Con tan solo 20 años, 4 meses y 24 días, Tayson se coronaba como campeón mundial de los pesos pesados, el más joven de la historia de este deporte en conseguirlo.

4 La segunda corona

El primer enfrentamiento de Tyson tras obtener el título mundial de la World Boxing Council (WBC) fue apenas cuatro meses después, un 7 de marzo de 1987, nada más y nada menos que contra el popularmente conocido como 'Rompehuesos' James Smith, un apodo no demasiado amigable.

Ambos se vieron las caras en el cuadrilátero de Las Vegas Hilton, donde se jugaban el título que habían logrado recientemente. Además, Smith poseía el cinturón que lo conmemoraba como peso pesado de la World Boxing Association (WBA), por lo que el ganador lograría unificar dos títulos, dándole la oportunidad de enfrentarse al campeón del peso pesado de la International Boxing Federation (IBF), Michael Spinks (aunque finalmente fue Tony Tucker, pero eso lo contaremos más adelante).

La conocida popularmente como 'Super Fight' terminó con los dos luchadores en pie tras 12 asaltos, pero, por cómo se desarrolló el combate y por decisión unánime, Tyson obtuvo una nueva victoria. ¿Lo celebró? No, se dedicó a criticar a su rival por cómo había afrontado la pelea: "Cuando estaba tratando de dar golpes seguidos, él me agarraba. Esto duele en el boxeo. Esto es el mundo del espectáculo. La gente espera una actuación".

5 El triplete de 'Kid Dynamite'

En agosto del 87, Tyson y Tony Tucker combatirían por los campeonatos de peso pesado de la WBA, WBC y IBF. Los dos llegaban invictos a esta cita y, sin dudas, fue una de las peleas más duras que se encontró Mike. Aun así, después de finalizar todos los asaltos, Tyson fue nombrado vencedor por decisión unánime, ganando las puntuaciones de los jueces: 119-111, 118-113 y 116-112. Tenía solo 21 años y ya era campeón de peso pesado de WBA, WBC y IBF, algo a la altura de muy pocos a lo largo de la historia.

6 La lucha pendiente: mucho hype para 91 segundos

No le quedaban muchos retos por alcanzar a Tyson. Uno de ellos era derrotar a Michael Spinks, uno de los mejores boxeadores de la época, tan invicto y polémico como su él. De hecho, como hemos comentado antes, él era el campeón legítimo de IBF en 1987 y no Tony Tucker. Entre ellos se iba a decidir el nuevo campeón de IBF que tendría que combatir contra Tyson, pero Spinks decidió a última hora cancelar la velada porque le había surgido otro combate mucho más lucrativo económicamente. En ese momento, una cabreada IBF decidió despojarle el cinturón y otorgárselo a Tucker, que lo perdería contra Mike.

El cinturón que sí mantenía Michael Spinks era el de The Ring, una prestigiosa revista de boxeo con tanto poder en la industria como para tener su propio cinturón. Era el que le faltaba a Tyson para convertirse en el campeón indiscutible, por lo que todos esperaban que pudieran verse las caras en el cuadrilátero pronto. Lo hicieron finalmente el 27 de junio de 1988, en el Salón de convenciones de Atlantic City, ante el fervor de miles de espectadores en las gradas y millones en todo el mundo. Pero como sucede en estos casos, el hype no suele traer nada bueno. La esperada pelea finalizó a los 91 segundos, convirtiéndose así en la sexta pelea más corta en la historia por el título de peso pesado. En lo que sí batió el récord fue en recaudación. 70 millones de dólares, lo máximo hasta ese momento.

7 La caída del gigante

Todo lo que sube baja. Un 11 de febrero de 1990, la leyenda invicta en 37 combates caería en la lona del Tokyo Dome frente a James 'Buster' Douglas, en una de las mayores sorpresas de este deporte, ya que las apuestas daban vencedor a Tyson en el primer round. El combate se le complicó hasta el punto de ser derrotado por K.O. en el décimo.

A pesar de la derrota, recibió más dinero que el vencedor, un total de 6 millones de dólares que le pagó Japón por el "privilegio de organizar una pelea en Tokio".

8 La resurrección de 'Iron' Tyson

La polémica ha acompañado siempre a la vida de Mike Tyson, ya sea por su adicción a las drogas, su entrada a prisión en 1992 por la acusación de violación de la modelo Desiree Washington o su posterior bancarrota en 2003. Todo lo grande que se hizo en el cuadrilátero, se fue manchando por sus acciones fuera de este. De hecho, muchos le apodaron como 'The Baddest Man on the Planet'.

6 años después de su primer declive y un año más tarde de su salida de prisión "por buena conducta", Tyson se enfrentó por segunda vez contra Frank Bruno un 16 de marzo de 1996. En juego estaba el World Boxing Council, aquel primer título de peso pesado que había logrado con 20 años. La historia se repitió y en el tercer asalto fulminó a Bruno tras esquivarle un jab y hacer una combinación de 13 golpes que provocaron que el árbitro detuviese la pelea, dando así victoria a Tyson por nocaut técnico, uno más para su lista, el cual le proclamó bicampeón de la WBC.

9 El mordisco a Holyfield

El momento más histórico de todos. Nos remontamos al 28 de junio de 1997, día en el que tuvo lugar la revancha entre dos pesos pesados del mundo del boxeo, Evander Holyfield vs. Mike Tyson.

Tyson, que perdió su anterior combate contra Holyfield de una forma bastante polémica debido a la conducta antideportiva de este, quiso aprovechar la nueva oportunidad que se le había brindado. Sin embargo, Holyfield volvió a llevar el combate a su terreno. En uno de esos encontronazos, Tyson perdió los nervios y mordió y arrancó parte de la oreja de Holyfield. Esto provocó su descalificación y la retirada de la licencia del boxeo, aunque más tarde se la devolvieron. Sin lugar a dudas, una de las peleas más extrañas y recordadas de la historia del boxeo.

10 La última gran pelea de una leyenda en decadencia

Ya en 2002, con 35 años, Tyson tuvo un combate contra uno de los mejores boxeadores ingleses, Lennox Lewis. Estos dos pesos pesados lucharían por el título mundial en lo que para muchos aficionados fue la última gran pelea de Mike antes de colgar los guantes en 2005, y eso que no se alzó con el triunfo.

Lewis logró el cinturón, derrotando al estadounidense en el octavo asalto por nocaut, sumando así su cuarta derrota (49-4 en el global). Desde este preciso instante, una de las leyendas del boxeo fue marchitándose hasta anunciar su retirada el 11 de junio de 2005. 15 años después, el rey ha vuelto.

Artículos recomendados