La pesadilla de obtener el permiso internacional de conducir en Madrid

Shutterstock

La España desigual: la pesadilla de obtener el permiso internacional de conducir en Madrid

Si viajas fuera de la Unión Europea y pretendes alquilar un vehículo necesitas el Carné de Conducir Internacional. Es un sencillo trámite que se complica en función de tu lugar de residencia.

Por Guillermo Álvarez  |  11 Octubre 2018

Llega el momento de preparar tus vacaciones, y lo primero es elegir compañía, fecha, y después pensar en qué presupuesto manejamos para poder escoger el destino que más nos apetezca. Supongamos que tenemos unos ahorros y nos planteamos viajar al extranjero. Supongamos que no queremos un viaje organizado y nos apetece recorrer un país por nuestra cuenta. Supongamos que deseamos ir más allá, vamos a pasar de transporte público y optamos por alquilar un coche para movernos libremente. ¿Qué problema hay? Que si nos movemos fuera de la Unión Europea es necesario contar con el permiso internacional de conducir.

Con el carné de conducir de España no sirve. Es necesario que cuentes con el permiso internacional de conducir, un trámite aparentemente sencillo, pero que puede resultar una auténtica pesadilla, dependiendo de la provincia en la que se resida. Pero no adelantemos acontecimientos. Para conseguir el deseado permiso es necesario concertar una cita previa con la Dirección General de Tráfico (DGT), lo que se puede realizar de dos maneras. La primera de ellas es contactando telefónicamente con el 060, un número que no es gratuito y que sirve para numerosas consultas relacionadas con trámites con la Administración General del Estado. Se trata de un cajón de sastre en el que cabe todo, y por tanto no es tan útil como debería. Cuando llamas te contesta muy amablemente un robot de esos que te dicen 'perdone, pero no le he entendido', y cuando por fin te entiende y le cuentas lo que necesitas, te pasa con otro operador... Falsa alarma, es otro robot de esos que no te entienden mucho, y lo que es peor, tú no le entiendes a él o a ella. El contestador no es nada intuitivo y no es la mejor opción. Pero dejemos eso ahí y vayamos al servicio de cita previa por Internet.

Un servicio online que genera dudas

Desde la web de la DGT seleccionas el servicio de cita previa. No, nuevamente no es intuitivo, y es probable que dudes ante las opciones, pero es en 'trámites de oficina'. Tienes que elegir la provincia en la que vas a realizar el citado trámite y como seas de Madrid, échate a temblar, y eso que además de en la capital hay sede en Alcorcón y en Alcalá de Henares. Aunque es conveniente realizar estos trámites con cierta antelación, porque es probable que si te vas a por ejemplo Estados Unidos no te enteres de un día para otro, las opciones son muy escasas. A ello hay que sumar que las van sacando poco a poco y no te dejan coger una cita para dentro de tres meses, por poner un ejemplo, con lo que tampoco puedes organizarte con tanta antelación. En este caso "no es como renovar el DNI o el Pasaporte, que es posible que te hagan un hueco, a la DGT le da igual que tú tengas prisa porque ese es tu problema", comenta Laura, una madrileña a la que la obtención del permiso internacional de conducir le generó numerosos quebraderos de cabeza.

Para realizar un road trip fuera de la Unión Europea necesitas el permiso internacional de conducir
Para realizar un road trip fuera de la Unión Europea necesitas el permiso internacional de conducir Shutterstock

Más fácil lo tuvo Víctor, un asturiano que necesitaba el permiso internacional para unas vacaciones en el extranjero. En su caso, tiene suerte de residir en Asturias, porque allí el servicio no está tan congestionado y logró tener cita en menos de dos semanas. Se queja de que la plataforma no era intuitiva, pero al final logró su objetivo, fue a la oficina de la DGT con la documentación que se le pidió y tras pagar los 10,30 euros que cuesta, se llevó a casa su permiso internacional de conducir. Aunque sí insta a la DGT a mejorar su servicio telefónico y online, no expone otras quejas. El problema es si vives en zonas de España más pobladas como Barcelona o Madrid. Resides allí y no te dan plaza. ¿Qué puedes hacer? Lo primero, tener paciencia porque no va a ser fácil.

La anteriormente mencionada Laura se marchaba de vacaciones fuera de España y necesitaba el permiso internacional de conducir. Más de 6 semanas antes de coger el vuelo inició los trámites, y el primero era informarse de cómo podía conseguirlo. Su primer contacto fue el 060, donde una mujer muy amable (con la que pudo hablar tras 'luchar' contra los robots) le comunicó que no tenía plaza ni en Madrid, ni en Alcorcón, ni en Alcalá de Henares, y le recomendó que se fuera a otra provincia. Siguiendo su consejo, lo intentó con las limítrofes, pero no había ni en Toledo, ni en Guadalajara ni nada de nada...

Harley Davidson: historia y modelos
Si te apasionan las motos, seguro que siempre has soñado con tener en tu garaje una Harley-Davidson y hacerla rugir sobre el asfalto. En MENzig.es te contamos su historia.
Quiso pensar que otras personas habían recibido el mismo consejo, pero ella no había tenido tanta suerte. Pensó en que se lo hiciera otra persona residente en una Comunidad Autónoma lejana a Madrid y se enteró que para ello era necesario que el representante llevara una fotocopia compulsada del DNI del representado. Laura se informó de cómo podía hacerlo y se dio cuenta de que su opción era ir a un notario, con lo que tendría que pagar una cantidad no especialmente baja, lo que tampoco le pareció bien. Después de muchos desvelos y de mirar continuamente la web de la DGT en busca de una cita de última hora, encontró una en Alcorcón con dos semanas vista.

No se puede echar la culpa al ciudadano por vivir donde vive

Más enfadado estaba Sergio, que también se marchaba de vacaciones y necesitaba el permiso internacional de conducir. "Cuando llamé por teléfono me dijeron que había sobresaturación del servicio. Madrid es una Comunidad con mucha población y su infraestructura no absorbe tanta gente", recuerda. Así que la opción era la misma que la que se le planteó a Laura, enviarle los datos a una persona residente en otra Comunidad Autónoma que iba también al viaje para que cogiera cita y pudiera tramitarlo. Y aquí aparece otro problema que rememora Sergio: "En la web de la DGT, cuando intentas pedir cita, en el momento en el que pide cita como titular con su DNI, ya no le permitía pedir dos citas más o una cita más como nuestro representante. El sistema no permite pedir cita para el mismo día con el mismo DNI, ya sea como titular o como representante".

Las gestiones online y por teléfono pueden llegar a desesperarte.
Las gestiones online y por teléfono pueden llegar a desesperarte. Shuttertock

Para salir de dudas llamó al 060, ese teléfono donde solucionar muchas dudas... o ninguna. "Conseguí que me pasaron con un agente de tráfico, le expliqué la problemática y me dijo que efectivamente, son conscientes de que el sistema de la página web no permite pedir dos citas con el mismo DNI". Son conscientes, pero tampoco le dieron ninguna solución más allá de la lógica: que el representante no tenga que hacer trámites y por tanto vaya a hacerle el favor al representado, que el representante caiga con un amable funcionario o funcionaria que no tenga inconveniente en atender la doble solicitud, o que el representante vaya un día por él, y otro día por el representado. Por otro lado, el funcionario que le atendió por teléfono le comentó que gran parte de culpa es del ciudadano por dejarlo todo para última hora, cosa que puede ser en algunos casos, pero no es este, ya que se puso a la tarea varias semanas antes de partir. Otra queja de Sergio es que cuando pides cita al 060, el amable robot te otorga cita automáticamente sin pedirte opinión, así que es mejor hacerlo vía online.

Sergio desistió de intentarlo con representantes, y como es natural de Santander, entró nuevamente en la web de la DGT para ver si allí había citas. No eran muy inmediatas, pero no era la pesadilla de Madrid, así que gastó un día de sus vacaciones para alargar su estancia; en la ciudad cántabra para así poder realizar los trámites en vivo y en directo. Una vez en la oficina correspondiente le contó a la persona que le atendió que no había sido nada fácil llegar hasta allí. La respuesta del trabajador público fue minimizar lo sucedido: "Aunque fue muy simpático y muy agradable, me dijo que todos los problemas que habían tenido lugar no eran para tanto. Decía también que no cree que el sistema te obligue a rellenar lo de representante. No te obliga, pero si el sistema te da la opción de poner titular y representante, es porque si va un representante lo tendrás que rellenar. Si el representante es la misma persona que tiene cita el mismo día, con el mismo DNI, no te deja. Ellos son conscientes, y no lo arreglan".

Al final, Sergio logró el permiso internacional de conducir, pero no se fue sin poner una queja a la DGT en la que explicó en el pequeño hueco que queda para exponer tu reclamación todo lo que había pasado. Su valoración final es que "el ciudadano de Madrid está desamparado. No se puede echar la culpa al ciudadano de que viva en una ciudad con muchos millones de habitantes, sino a la Administración, que no es capaz de prever el caos".

Finalmente hubo final feliz para todos, no sin haber pasado por momentos de estrés y de nervios. Una vez más, los servicios públicos no funcionan igual en todos los rincones de España;. En numerosas ocasiones los más perjudicados son los ciudadanos de lugares con menor número de población, si bien es cierto que en este caso es todo lo contrario. El problema viene por la sobresaturación, que puede ser estacional o producirse continuamente, algo que la Administración Pública tiene el deber de corregir.

Lo más leído