Quién es Hatsune Miku, la artista virtual que revoluciona Japón

SEGA

Es cantante, tiene 16 años, congrega a miles de fans... y es un holograma: conoce a Hatsune Miku

Hace unos años sería impensable en la cabeza de muchos que un cantante holográfico llenara un estadio o hiciera de telonero de una de las artistas más grandes del mundo, Lady Gaga. Sin embargo, una empresa, con un programa capaz de sintetizar la voz, creó en 2007 una joven chica que tiene (siempre) 16 años y que gusta a gente de todo el mundo. Ella es Hatsune Miku y es toda una artista de los pies a la cabeza, virtuales, claro.

Por David Gómez  |  31 Enero 2020

Es cantante, tiene solo 16 años, una larga melena de color turquesa recogida en dos coletas, una apariencia infantil y millones de fans alrededor de todo el mundo. Si todavía no sabes de quién estamos hablando es que quizás no conozcas el mundo de las 'idol' japonesas, y en concreto a Hatsune Miku. Pero hay una particularidad que la diferencia de cualquier cantante al uso: ella no está hecha de carne y hueso. Como lo oyes, Hatsune Miku es la primera gran estrella del pop virtual que actúa como un holograma, con giras por todo el mundo (incluido un concierto en Barcelona ante 3.000 personas).

Hatsune Miku nació oficialmente el 31 de agosto de 2007, como una librería de voz para el programa de síntesis de voz VOCALOID, desarrollado por una compañía japonesa que se dedica a la creación de productos musicales llamada Crypton Future Media. La idea detrás de la joven digital era dar un paso al frente en este tipo de programas de sintonización de voz, creando un personaje completamente nuevo con una personalidad única basada en los animes y voces de sus protagonistas.

Con ese ideal nació Hatsune Miku, que tendría para siempre un aspecto de una chica de 16 años, de instituto y que gustase tanto a chicos como a chicas. En el momento en el que fue concebida, se la determinó como "una voz femenina y linda con la que los profesionales pueden crear". La voz de Hatsune Miku es la de la 'seiyuu' (actriz de doblaje en japonés) Saki Fujita. Desde su creación, Hatsune Miku se convirtió en un éxito de masas en el país nipón. Catapultada a la fama, pasó a convertirse en la primera 'idol' virtual japonesa, actuando en distintos eventos... como un holograma. El personaje había crecido hasta crear su propio universo, sus propios fans y colgar el cartel de 'sold out' en sus conciertos.

Tan solo en sus primeros 12 días, la compañía que creó a Hatsune Miku no podía dar abasto con la demanda del producto. Sin ir más lejos, las cifras oficiales de Amazon Japón desvelaban que, para el día 12 de septiembre de 2007, habían facturado un total de 57 millones de yenes en productos de Hatsune Miku, alzándose como el software número en ventas en aquel momento. Desde entonces, han surgido todo tipo de productos con la imagen de la idol virtual, desde los ya citados conciertos hasta todo tipo de merchandising, álbumes de canciones, DVD y Blu-ray, líneas de ropa y una serie de videojuegos musicales desarrollados y distribuidos por SEGA en todo el mundo.

Una de las razones de su éxito es que se trataba de un software libre, así que dependían mucho de la comunidad de usuarios de Internet. Dichos cibernautas contribuyeron con la fama de la idol, y hoy se le atribuyen más de 100.000 canciones de todos los estilos. El portal japonés Nico Nico Douga (similar a YouTube), se convirtió en los primeros compases de vida del software en el lugar donde los fans subían todo tipo de vídeos con canciones creadas. Una de ellas, sin duda de las más famosas de Hatsune Miku, fue la interpretación de la canción popular finesa 'Ievan Polka', que demostraba el potencial de la librería de voz e incluso llegó a aparecer en los videojuegos de Just Dance.

Semana del Arte de Madrid 2020 y ARCO 2020: qué no te puedes perder
La Semana del Arte de Madrid y ARCO 2020 abren sus puertas: te contamos lo más importante, las joyas que se esconden entre tanta oferta artística y cultural.
Más allá de las fronteras japonesas, también ha conseguido crear toda una comunidad de fans que siguen todos sus pasos, no solo entre los denominados otakus, y desean verla en directo. En 2016 se celebró su primer show en directo fuera del país nipón, desembarcando directamente en Los Ángeles, California. Desde entonces ha viajado por todo el mundo, ofreciendo todo tipo de conciertos y shows que han colgado el cartel de 'sold out' en muchos de ellos. Como grandes hitos podríamos destacar que fue telonera nada más y nada menos que de Lady Gaga, y concedió una entrevista en el late night de David Letterman de la CBS americana.

Existen todo tipo de productos de Hatsune Miku, desde álbumes de canciones, hasta figuras como esta.
Existen todo tipo de productos de Hatsune Miku, desde álbumes de canciones, hasta figuras como esta. Shutterstock

Hatsune Miku, mucho más que un holograma

Si bien es cierto que Hatsune Miku se presenta como un simple holograma y una voz proyectada desde un sistema de sonido en un escenario, no todo es tan sencillo como parece. Aun a riesgo de cometer una equivocación, el espectáculo ofrecido por la idol japonesa poco tiene que envidiar al de un artista real en cuanto a preparación, presentación y ensayos. Es cierto que no es lo mismo coordinar a todo un equipo de bailarines junto a una diva que programar mediante un ordenador y proyectarlo con un potente proyector en una pantalla transparente para tratar de dar profundidad al personaje. Y eso no es suficiente para criticar un concierto que seguramente lleve meses de preparación y un costoso proceso de producción.

La artista virtual acoge a miles de fans en conciertos que da por todo el mundo.
La artista virtual acoge a miles de fans en conciertos que da por todo el mundo. Miku Expo

Porque ya no es solo crear al personaje y que se mueva bien. Es que sus movimientos resulten naturales, que se vean bien desde cualquier punto donde se sitúen los asistentes y que todo funcione sin complicaciones ni sin errores informáticos. Hay que diseñar sus coreografías, sus ropas, ajustar ambas y cualquier aspecto que tenga que ver con la imagen de la joven idol japonesa. Pero junto a ella hay un impresionante trabajo de luces digno de cualquier artista que se precie, y un grupo de instrumentistas que no están simplemente de adorno, sino que tocan para su cantante. Pruebas de sonido y de imagen, ensayos con todo el personal físico (y virtual), afinación de los instrumentos, etc. Cualquier cosa que tendría un concierto real.

Es por eso que Hatsune Miku ha dejado hace tiempo de ser simplemente un holograma que canta en una pantalla transparente encima de un escenario. Virtual o no, ella es una artista de verdad que ofrece conciertos para todos sus fans.

Artículos recomendados